Libros de citas opini贸n

Durante la conferencia vespertina de este viernes 7 de agosto, la Secretar铆a de Educaci贸n P煤blica inform贸 que los libros de texto gratuitos ser谩n entregados a los estudiantes del pa铆s mediante CITAS ESCALONADAS.. Desde Palacio Nacional, Esteban Moctezuma, titular de la SEP, se帽al贸 que la dependencia se mantiene en constante comunicaci贸n con las secretar铆as de educaci贸n estatales ... Ensayos relacionados 鈥淎ura鈥 Carlos Fuentes. Trabajo Pr谩ctico de Literatura 鈥淎ura鈥 Carlos Fuentes 1- La oscuridad de la casa se ve perfectamente reflejada en la exaltaci贸n de otro sentido 驴Cu谩l? Justifique. 3 P谩ginas 鈥 3199 Visualizaciones. Aura Carlos Fuentes. El libro nos cuenta como un joven historiador que, atra铆do por un muy buen sueldo, llega a una antigua casa en el viejo ... (Mart铆n, p. 95-96 1995, citado por Escalona 2005). Al igual que en la redacci贸n de las citas textuales y las citas no textuales, La citas de citas tambi茅n pueden enfatizar el autor, el contenido de la cita o el a帽o de publicaci贸n. 22. Los 5 libros de motivaci贸n escritos por mujeres m谩s vendidos en Amazon ... utiliza el humor y el enfoque f谩cil de leer para discutir temas como citas en l铆nea, espiritualidad, relaciones ... Muchos escritores suelen encabezar sus libros con dedicatorias, notas, citas y otros textos breves que funcionan como una declaraci贸n de intenciones y nos avanzan las claves para entender la obra. Hemos decidido mostrar las citas de los fragmentos de libros de los autores seleccionados por la reciente Premio Planeta de 2016 Dolores Redondo. 1. EL GRAN LIBRO DE LAS CITAS Y FRASES CELEBRES del autor VV.AA. (ISBN 9788466209601). Comprar libro completo al MEJOR PRECIO nuevo o segunda mano en Casa del Libro M茅xico Eres un amante de la lectura, y buscas unas palabras que te lleguen a gustar, que traten de amor o de la vida, pero que te gusten y te hagan sacar una sonrisa, por ello queremos compartir contigo ya sean de amor, juveniles, de autoayuda y superaci贸n, las m谩s famosas, c茅lebres, bonitas y cortas, en definitiva, el mejor top las mejores citas y frases de libros sacadas de las mejores obras y ... 鈥揈n opini贸n del superior 鈥揹ijo 茅l鈥, un hombre no puede convertirse en monje si no es ciego e ignorante, sordo e insensible. Abandon茅 el convento pues soy un hombre sensible capaz de ver, sentir y o铆r. Citas C茅lebres sobre la opini贸n o sobre opinar, se llaman frases c茅lebres porque han sido escritas por personajes famosos, han permanecido a lo largo de la historia.Son frases que esconden grandes verdades sobre diversos temas de la vida, pero tu podr谩s estar en acuerdo o desacuerdo con ellas. La discusi贸n muere por inanici贸n, la ignorancia de la opini贸n de los dem谩s se convierte en rampante, las opiniones impuestas triunfan. El ejemplo bien conocido de esto es la loca gen茅tica predicada en la URSS por Lysenko, que en ausencia de debate (sus oponentes fueron exiliados a Siberia) puso en peligro las cosechas de veinte a帽os.

驴Soy la mala por negarme a pagar quinientos a una compa帽era?

2020.07.31 09:29 curiosaentodo 驴Soy la mala por negarme a pagar quinientos a una compa帽era?

Bien, no s茅 si esta publicaci贸n rompe con alguna regla, lo siento si es as铆. S贸lo que esto me ha puesto muy pensativa desde que sucedi贸 y necesito saber si soy la mala. Si茅ntanse en libertad de eliminarla si es as铆. Tambi茅n la publico aqu铆 porque mi ingl茅s es un asco. Comencemos (es una historia larga y es MI VERSI脫N entonces p贸nganse c贸modos y tomen algo pues esto ser谩 MUY largo). Es mi primera publicaci贸n as铆 que lamento si est谩 revuelto o algo.
Todo comienza cuando conoc铆 a esta chica, la cual nombraremos como Berta, habr谩n m谩s personajes pero bueno, Berta es la principal aqu铆 (a dem谩s de m铆) la conoc铆 en la preparatoria, en las primeras semanas de clases, (yo realmente soy alguien que no hace amigos con facilidad, soy t铆mida, insegura y casi nada sociable, pero intento acercarme pues me gusta conocer gente y tener amigos aunque son muy poquitos los que tengo). Me cost贸 acercarme, era muy cortante conmigo; con el tiempo pude conversar con ella m谩s ya que en los proyectos nos junt谩bamos en el mismo equipo.
Me cambi茅 de colegio para la prepa. No estaba para nada acostumbrada a trabajar en un equipo donde uno hace todo y los dem谩s s贸lo te ven trabajar o hacen casi nada. En mi antigua escuela si no trabajas, te sacaban del equipo sin excepci贸n. En este nuevo colegio todos eran m谩s tranquilos, y yo no sab铆a c贸mo comportarme, era muy estricta en los trabajos en equipo y durante un semestre entero me peleaba mucho con el equipo que compart铆amos Berta y yo. Al final decid铆 salirme y ella se fue tambi茅n, ambas est谩bamos cansadas de pelear y gastar horas de sue帽o.
No, no est谩bamos haci茅ndonos mejores amigas ni nada pero coincid铆amos en que no era bueno para ninguna quedarse. Terminamos en diferentes equipos. El siguiente semestre tuve realmente much铆simos problemas y me la viv铆 llorando, apagada, y con mucho estr茅s (cosas que contar茅 en otra historia) y de vez en cuando ella me lleg贸 a hablar y escuchar, lo cual me hizo pensar que era una ni帽a muy linda y comprensiva, realmente la admiraba, es alguien que siempre tiene ideas, talento art铆stico, y sabe sacar mucha pl谩tica. Me hac铆a sentir bien cuando platic谩bamos.
Poco a poco me di cuenta de cosas que no me agradaban mucho como el hecho de que siempre ten铆a ideas pero no permit铆a que otros aportaran, es decir que siempre le gustaban las cosas a su modo. Tambi茅n que le gustaba destacar en trabajos y que s贸lo trabajaba en cosas que le interesaban. (Claro, en alguien muy creativo, es m谩s f谩cil trabajar en cosas as铆 y no en f铆sica o matem谩ticas si estas no son tu fuerte) pero era extra帽o que cuando eran trabajos como escribir una canci贸n o grabar un comercial, estaba muy dispuesta. Si era para un trabajo de laboratorio o una tarea de investigaci贸n siempre estaba ocupada en la calle, se qued贸 dormida, etc. Hab铆a pretextos. De todos modos, como trabajaba bien en otras cosas, lo dej谩bamos pasar. Tambi茅n not茅 que le gustaba restar un poco a los dem谩s y comenc茅 a sentir que no trabajaba bien en equipo.
Todos en el sal贸n sab铆amos que estaba loca por un maestro en espec铆fico, aqu铆 es un ejemplo de c贸mo quiso destacar en un trabajo y hacernos ver mal a nosotros (o bueno, se puso como la hero铆na y aunque lo fue, no fue del modo que cuenta). En este caso se ten铆a que escribir una canci贸n, yo ten铆a una idea tranquila pero no sab铆a expresarla, al final ella dijo que se encargar铆a (esto es algo que tambi茅n es com煤n en ella, cuando no quiere trabajar, se ofrec铆a a hacerlo en su casa o a veces era porque s贸lo ella se entend铆a) pero result贸 que le pidi贸 ayuda a un amigo para que se la escribiera y ya s贸lo era cantarla, ella la pas贸 a su instrumento. Al momento de redactar el documento de c贸mo se escribi贸 la canci贸n, puso algo como "Nosotros realmente no estamos familiarizados con esto de escribir canciones, pero para Berta no fue as铆, gracias a sus poemas y ayuda de su instrumento, la canci贸n fue posible" no recuerdo las palabras pero bueno, el punto es que fue evidente el porqu茅 hizo esto: el maestro que se sabroseaba era quien lo calificaba. Bien, no es para tanto, al menos quiso ayudar al equipo. Y lo hizo.
Ok, no nos hizo ver mal tal cual, pero s铆 me sorprendi贸. Pasemos a otro trabajo, en este caso, era hacer una rese帽a donde grab谩bamos un v铆deo para yt y habl谩bamos sobre un libro; ella, yo y otra persona nos toc贸 ser quienes sal铆an en el v铆deo. Inventamos un guion y nos pusimos a ensayar. Se le ocurri贸 decir que dij茅ramos que era su canal y que nos retaba a leer un libro, ok nada mal, pero luego propuso que me preguntara porqu茅 me puse de grosera y enojona cuando me "recomend贸" el libro. No lo vi necesario, ni para hacerlo m谩s real, porqu茅 esa necesidad de que me vea como la "mala" del cuento, pero bueno acced铆 a la mala.
Son cosas que puedes dejar pasar, al cabo s贸lo era un trabajo. Fuera de los estudios yo intentaba acercarme, como dije, me sent铆a c贸moda con ella. Pero siempre quer铆a estar cerca de su bff que llamaremos "Ruth". Cuando llegaba al colegio y me acercaba a saludar, me preguntaba si hab铆a visto a "Ruth beb茅" (s铆, as铆 lo dec铆a), y en varios momentos, s贸lo quer铆a estar con ella. (supongo que es algo normal, todos queremos estar con un amigo m谩s cercano) lo raro era que una vez hablamos y me dijo que se sent铆a mal porque Ruth la cambiaba por otras personas y se sent铆a m谩s alejada y en nuestros retiros donde nos abr铆amos entre el sal贸n, dec铆a que le gustar铆a que m谩s personas se le acercaran, entonces me preguntaba si no se daba cuenta de que yo me acercaba. Incluso en el 煤ltimo retiro, ELLA propuso que nos junt谩ramos Yo, ella, Paola y Esperanza (nombres cambiados, por supuesto) a ver pel铆culas en una casa. Yo estaba m谩s que feliz, no hay nada mejor que convivir con tus amigas, cre铆 que era una oportunidad para acercarnos m谩s. Pero unos d铆as despu茅s de que no hubiesen tocado el tema den nuevo les coment茅 a Paola y Esperanza que le preguntar铆a a Berta cu谩ndo le parece juntarnos; a lo que ellas respondieron: oh no, nos cancel贸. Dijo que las ver铆a con Ruth. Me decepcion茅 porque bueno, siempre era as铆. Al menos as铆 podr铆a acercarse a Ruth denuevo.
Finalmente entramos a un nuevo a帽o de prepa, ergo: nuevo sal贸n, nuevos compa帽eros. Las listas me informaron que Paola y Esperanza este a帽o estar铆an en mi sal贸n (el pasado no lo estuvieron) al igual que Berta. Yo estaba muy feliz, ten铆a la esperanza de que este fuera un gran a帽o. Esta escuela AMA poner trabajos en equipo, yo no los disfruto del todo, se me da m谩s trabajar sola pero no me gustaba la idea de dejar a Paola, Esperanza y Berta solas. Esto lo digo porque los equipos que se formaban eran de este modo:
Maestro: FORMEN EQUIPOS DE SEIS PERSONAS PARA TODO EL SEMESTRE
-Se forman equipos de ocho, cinco y siete- Por lo que s贸lo est谩bamos Paola, Esperanza, Berta y yo. Los equipos que les faltaban integrantes eran esos donde una trabaja todo el documento y otra trae el cutter y ambas consiguen la misma calificaci贸n (Historia real) por lo que no era viable eso, y los que les sobraban eran de personas "combo", todos juntos s铆 o s铆. Bueno, Berta es muy lista, yo tambi茅n soy muy buena estudiante al igual que Esperanza, Paola no era la mejor en cuanto investigar pero siempre aportaba algo. No ten铆a problema, pero qu茅 sucede, resulta que mientras hac铆amos la corta lista de cuatro integrantes para trabajos de seis personas, me dice Ruth "no, espera, estoy pensando en irme con el equipo que tiene ocho personas" me qued茅 muy sorprendida, me doli贸, ( debo aceptar que, como eran trabajos de debate y el equipo de ocho estaba formado con dos integrantes del club de debate bastante buenos, entender铆a porqu茅 no quer铆a competir contra ellos o era m谩s beneficioso trabajar con ellos) pero pues... viendo que de por s铆 somos un equipo peque帽o, reducirlo a uno de tres, s铆 me dej贸 un mal sabor de boca, sin decir nada tach茅 su nombre y entregu茅 el papel. El profesor me mir贸 sorprendido y me advirti贸 que ser铆a un a帽o pesado con un equipo tan corto.
(PD: En el primer debate ganamos, el profesor incluso me dijo que deber铆a entrar al equipo de debate, esto me hizo ver que nadie puede decirnos que somos tontas ni nada a pesar de lo que aparentamos, esto lo escribo porque supe que Berta crey贸 que no sab铆amos trabajar. As铆 que pudimos seguir adelante todo el a帽o). El 煤ltimo semestre ella se cambi贸 con nosotras, yo gustosa la acept茅, olvid茅 todo. Oh no, gran error.
Semestre final = HARTOS TRABAJOS EN EQUIPOS
Me saltar茅 varios proyectos de aqu铆, pues casi todos terminaban con una peque帽a pelea o Berta salii茅ndose del trabajo porque no hizo su parte y prefer铆a abandonar a desvelarse. Cabe resaltar que , Paola y Esperanza son dos amigas m铆as quienes no da帽an a nadie, son bien tranquilas, un pan de dios. As铆 que s贸lo pele谩bamos Berta y yo.
Aqu铆 es cuando Berta comenz贸 a actuar muy diferente.
脷ltima presentaci贸n antes de la pandemia, hacer una investigaci贸n con conclusiones tipo PROPUESTAS. Como podr谩n suponer, era en equipos, y no era de un tema creativo. Decidimos hacerlo en l铆nea, pero Berta nunca apareci贸, ella estaba ocupada, ya hab铆amos acabado con la parte informativa y aparece Berta preguntando en qu茅 ayudaba. Yo le propuse que buscara info para agregar, pero dijo que ya hab铆amos puesto todo, entonces le propuse que escribiera las propuestas pero ella dijo "bueno, leyendo lo que pusieron, no encuentro propuestas as铆 que pondr茅 mi conclusi贸n". Le coment茅 de nuevo que eran propuestas pero dijo que ella sab铆a qu茅 poner y escribi贸 algo tan personal que no aport贸 al trabajo, le ped铆 que escribiera lo que el profesor ped铆a pues era parte de la calificaci贸n pero se neg贸 argumentando que "No hab铆a algo funcional para las propuestas" le ped铆 que incluso se inventara algo, al final s贸lo era un trabajo, y que incluso la ayudaremos a completar pero us贸 el pretexto m谩s RID脥CULO "No me enga帽ar茅 a m铆 misma escribiendo algo que no creo" eso me dej贸 tan confundida, al final cada qui茅n escribi贸 una propuesta, ella no, dej贸 su opini贸n personalizada y as铆 termin贸 esta conversaci贸n hasta que terminando de presentar chequ茅 mi celular y vi un mensaje de ella diciendo que ya sab铆a qu茅 poner. Aclaro que no vi el mensaje hasta despu茅s de presentar pero me re铆 un poco porque record茅 lo que dijo la noche anterior.
Ahora s铆, despu茅s de esta larga larga introducci贸n de c贸mo fue trabajar con ella por dos a帽os, puedo iniciar con lo que respecta a mi pregunta.
Desde que inici贸 el 煤ltimo semestre se nos dej贸 un trabajo de ecolog铆a donde tendr铆amos que ayudar a una comunidad. Yo realmente en los proyectos, (y creo que todos) preferimos un trabajo donde no tengamos que poner mucho dinero. Vamos, es la prepa, 驴para qu茅 gastar tanto en algo as铆? En fin, se me ocurr铆a hacer algo con cosas reciclables, pero debo poner que los maestros que tenemos son bien dedicados a su trabajo, es decir, hacen el trabajo con pasi贸n, lo aman realmente. La maestra de ecolog铆a era una total mujer verde, entonces cuando est谩bamos dando ideas para el trabajo, Berta propuso una granja de abejas (apiario) "estar铆a genial que tuviese cada una un apiario en su casa" bueno, realmente era un proyecto maravilloso, pero pues no ninguna ten铆a lugar d贸nde poner una caja as铆 mas que Berta. "En tu cochera" dijo ella, "NO TE VAN A HACER NADA" (esto es m谩s importante m谩s adelante) la maestra finalmente se nos acerc贸 para ver qu茅 铆bamos a hacer, le coment茅 mi propuesta y asinti贸, pero cuando Berta dijo "yo propongo un apiario" la maestra casi salt贸 de alegr铆a, obviamente insisti贸 en que ese fuera el proyecto, y bueno a rega帽adientes aceptamos. Lo hablamos y se ACORD脫 que como ninguna mam谩 de nosotras permitir铆a abejas en su casa y por la falta de espacio, s贸lo Berta tendr铆a el apiario en su casa e ir铆amos con ella a ayudarla. (Lo habl茅 con mi mam谩 y divertida dijo que ni loca dejar铆a que abejas anduvieran en su casa, a dem谩s de que tengo perros que no querr铆a que destruyeran, atacaran o fueran atacados) El proyecto inclu铆a hacer videos documentando el proceso.
No ten铆amos una caja de abejas (obviamente) y ella propuso que la HICI脡RAMOS NOSOTRAS MISMAS no hace falta decir que es un trabajo dif铆cil si nunca has usado martillo, taladro, cierra, etc. A dem谩s de lo costoso que ser铆a conseguir los materiales, por lo que se descart贸 la idea al momento. Avance r谩pido y finalmente consigo (yo) una caja GRATIS por un contacto. Berta hizo lo que pudo para que nos dieran una pero nos iban a cobrar unos miles de pesos en la caja, la abeja reina, etc. (Hizo lo que pudo, pero ya ver谩n porqu茅 recalco algunas cosas) Est谩bamos satisfechas con que ya se reducir铆a el costo del proyecto; la caja estaba usada pero vac铆a, la llevamos a su casa y a petici贸n de Berta, la dejamos en su cochera y llam茅 al contacto que me ayud贸 con la caja para que nos dieran tutor铆a pues ninguna sabe algo sobre c贸mo cuidar abejas. Compramos flores para que las abejas tuvieran de qu茅 alimentarse, no fueron tan costosas. Nos fuimos todas tranquilas.
Cada parcial ten铆amos que entregar un avance del proyecto. (Yo trabajo con lo que tengo y me esfuerzo por conseguir lo mejor cuando puedo) Me ofrec铆 a editar el video con una app de celular, que era lo que ten铆a en ese entonces, todas aceptaron, pon铆a calco-man铆as de abejas, letreros... en fin, el video qued贸 "tierno" pero a Berta no le pareci贸, por lo que ella lo termin贸 editando a su gusto. La maestra podr铆a decirse que yo era de sus favoritas, le gustaban mucho los trabajos que le entregaba, por lo que no ve铆a el problema. En fin, menos trabajo para m铆. Hubo dificultades para juntarnos, al ser forzosa la aparici贸n de todos los integrantes en el video, ten铆amos que juntarnos al menos dos veces a la semana, oh pero Berta... Berta coment贸 que las tardes s贸lo pod铆a ciertos d铆as (al igual que nosotras por clases obligatorias de las tardes) sin embargo en los d铆as libres Berta no pod铆a faltar a sus clases de fuera de la escuela, citas con ciertas cosas que no mencionar茅, trabajo, etc. (Puedo entender que sea una persona ocupada, pero entonces 驴porqu茅 poner un proyecto tan dif铆cil y hacerte responsable sabiendo que no puedes?
(Oh, y si se preguntan porqu茅 no puse un alto, la maestra insist铆a que todo saldr铆a de maravilla, no hab铆a vuelta atr谩s) Qu茅 equivocada estaba la maestra.
Todo sali贸 bien el primer parcial. Cuando inicia el encierro, es cuando las cosas salen mal, pues no pod铆amos juntarnos para continuar y s贸lo faltaba un v铆deo.
Debo explicar algo:
El primer v铆deo s贸lo era explicar el proyecto
El segundo era consiguiendo materiales e iniciando el proceso
El tercero eran los resultados, as铆 que apenas en el tercero estar铆an entrando las abejas en la historia.

Un d铆a cualquiera, recibimos en el grupo un mensaje de Berta totalmente asustada pues "隆Hay abejas en el apiario! (El tutor nos dijo que conseguir abejas ser铆a rescat谩ndolas, a un costo de 600-800 pesos no recuerdo. Milagrosamente, al tener la caja medio usada, las abejas aparecieron sin necesidad de gastar un solo peso, esto era lo mejor que nos pudo pasar, incluso con una abeja reina, Dios, Oddin, Buda, estaban de mi lado y en el de nuestras carteras) Me pidi贸 que llamara inmediatamente al tutor que fuera a ayuarla, el apiario segu铆a en su cochera y ten铆a miedo de que LAS ABEJAS LE HICIERAN ALGO y yo estaba que me mor铆a de risa por dentro porque ella misma dijo que LAS ABEJAS NO TE HACEN NADA, claro que no me puse a discutir y la tratamos de calmar mientras hablaba con 茅l, lo mismo dijo, las abejas no te hacen nada. Pero no escuch贸, despu茅s de un rato de alarme nos mand贸 un audio (o mensaje, no recuerdo) dici茅ndome que la hab铆a regado por completo. Se me hel贸 la sangre, 驴qu茅 hab铆a hecho?
Resulta que mientras yo hablaba con el tutor, ella llam贸 a otra persona y ellos eran los due帽os oficiales de la caja que me hab铆an prestado (la caja me la prest贸 un maestro, el tutor se la pidi贸) y pidieron que se las regres谩ramos. Le coment茅 al tutor esto, me dijo que si quer铆amos conservarla simplemente no le sigui茅semos hablando, (s茅 que estaba mal, pero s贸lo eran unos meses, estaba desesperada y asustada) el se帽or pidi贸 la direcci贸n de Berta y ella se la pas贸, tambi茅n le coment贸 el se帽or que nos multar铆an por tener abejas sin permiso y blablablablabla, yo le insist铆a, suplicaba que no les dijera m谩s pero ella dijo que s铆 se las entregar铆a y tendr铆a que comprar otra de tres mil pesos masomenos. Est谩bamos muy molestas pero ya no hab铆a nada qu茅 hacer. Ahora, ella dijo que alguna de nosotras tendr铆a que ir a comprar la caja, yo no me muevo sola por la ciudad, tengo padres protectores, al igual que las otras dos (P Y E) por la pandemia mi familia ni loca quer铆a salir, y bueno P Y E tendr铆an sus propias razones por las que no pudieron ir. Berta s铆 se puede mover sola, as铆 que ella se el tutor fueron por la caja. Este ayud贸 a mover las abejas al nuevo apiario. Claro que los servicios del tutor no eran de a gratis y le cobr贸 todo a Berta, acordamos pagarle cuando nos pudi茅semos ver.
Como la pandemia se extendi贸 la maestra CANCEL脫 el proyecto y lo transforma en una forma de exentar. El proyecto nuevo era individual (Aleluya c帽or Oddin, jebus o Buda) pero s贸lo quienes participen en la parte final del proyecto antiguo exentar铆an. Le preguntamos a Berta qu茅 suceder铆a y dijo "pues yo lo voy a entregar" y mis ojos estaban como platos al leer ese mensaje, pero no soy alguien tranquila (creo que se dieron cuenta) y me puse a defender que nosotras igual deber铆amos participar. (Estudiar online fue m谩s complicado de lo que cre铆amos, exentar habr铆a sido una bendici贸n, as铆 es HABR脥A SIDO) Creo que al final se dio cuenta de que ninguna pagar铆a si nos saca del proyecto. Ella ya hab铆a hecho supuesta mente 90% del v铆deo, nos dio unas cuantas frases a narrar y se ofreci贸 a editarlo.
Aqu铆 termina la parte del proyecto por el momento, Berta nos comenta el total de todo y pone que son unos $430 cada una. Es el primer proyecto que pagaba m谩s de doscientos y estaba algo molesta, pero aceptamos pagarle. Pero con la pandemia le pedimos tiempo pues nuestros padres no ten铆an el dinero por el momento. Ninguna tiene un nivel econ贸mico alto, as铆 que entend铆amos la situaci贸n de cada una. Hubo unos d铆as que en el grupo ped铆a si ya se lo pod铆amos pagar, aqu铆 fue cuando hubo algo que me llam贸 la atenci贸n. Berta comentaba que quer铆a comprarse unas cosas de arte con el dinero que le pagar铆amos, en mi caso y el de las dem谩s igual el dinero mi familia lo estuvo usando para comida, nada de caprichos. Por lo que esperaba que m铆nimo diera tiempo para poder establecer el dinero.
Ahora pasemos a otro suceso de otra materia que tiene que ver con esto. Un proyecto algo largo de investigaci贸n y creaci贸n de infograf铆as y carteles, 茅ramos (como siempre) tres, era un proyecto de.... (adivinaron) seis personas. Mand茅 mensaje al profesor, quer铆a saber si se pod铆a con otros salones, dijo que s铆. P y E insisten que invitemos a Berta al equipo, con tal de trabajar menos, estuvimos de acuerdo. Resumen de la conversaci贸n.
驴Tienes equipo?
No
驴Te nos unes?
No... esque como que no saben trabajar y tengo que corregirlas mucho y me canso... lo har茅 sola
Oh bueno, nice
Metimos a otra persona y empezamos a trabajar.
Unos 20 min despu茅s de empezar (Tardamos alrededor de unas 6 horas en el trabajo) Recibo un audio de Berta "Oye, siempre s铆 quiero trabajar, ya no me alcanza el tiempo para hacerlo sola" y pues me qued茅 como "pues..."
"Ah no, mejor s铆 lo hago sola" y dej贸 de contestar
Faltando DIEZ minutos para entregar el proyecto, Berta me manda un audio: Oye Unicornio, como ya las ayud茅 en entrar en el proyecto, 驴podr铆an meterme en el trabajo porfa?
Yo lo sent铆 un tipo amenaza en el momento, pues a煤n no se entregaba el proyecto, as铆 que pod铆a sacarnos a煤n, aunque ya no lo creo porque pues se arriesgar铆a a que no le pag谩ramos (cu谩nta guerra por un proyecto) en fin, lo pusimos.
Siguiente proyecto
驴Te nos unes?
Va, pero... nos faltan dos, 驴no?
S铆 pero ya tienen todos equipos
驴Se puede con otros salones? (Me imagino que se quiso ir con Ruth)
S铆, tambi茅n ya tienen equipo.
*Se desconecta*
Nosotras: ._____.
Trabajamos desde las cinco de la tarde hasta la una de la ma帽ana y a煤n nos faltaba un poco para acabar. Sin ratros de Berta. Acordamos levantarnos temprano para acabarlo.
Faltando denuevo unos minutos para entregarlo, Berta aparece.
"Hola, supongo que ya me sacaron jajaja"
Ninguna respondi贸, est谩bamos molestas
"驴Ya acabaron o las ayudo en algo"
-Visto-
-驴Podr铆a alguien responderme al menos?
POR PRIMERA VEZ PAOLA LA ENFRENTO, SE ME HIZO TAN TIERNO Y GLORIOSO
S铆, te sacamos, y ya lo acabamos.
Ok, perd贸n 驴Me entregan mi dinero?
Bien, aqu铆 ha pasado un tiempo considerable, sin embargo como podr谩n suponer, las cosas no iban bien. S贸lo yo respond铆 esta vez: Berta, te JURO pagarte, pero no es mi dinero, mis pap谩s tienen que avisarme (cabe aclarar que igual estaban molestos por los sucesos que ocasionaron esto pero igual saben que pagar era lo correcto)
El d铆a de entrega del v铆deo Berta me manda mensaje dici茅ndome que la aplicaci贸n con la que editaba se estrope贸, y bueno con lo que sucedi贸 la vez pasada no cre铆a que yo editando el video ser铆a una gran opci贸n. (A dem谩s de que TODOS los dem谩s v铆deos de otras materias, yo los editaba por horas en un nuevo programa) pero ni P ni E sab铆an editar as铆 que lo hice, lo edit茅 como lo pidi贸 y faltando una hora maso menos, mi computadora comenz贸 a fallar y se perdi贸 el archivo y mi aplicaci贸n ya no quiso funcionar, me asust茅 tanto y les inform茅 a mis compa帽eras, todas estaban asustadas mas ninguna me ech贸 la culpa, hablamos con la maestra y nos dio tiempo de entregarlo. Cabe aclarar que ya todas hab铆amos entregado todo y este v铆deo s贸lo era para asegurar un diez. Pero no hubo modo de que mi computadora funcionara a tiempo, as铆 que el v铆deo se perdi贸. Es decir, entregamos... nada. Me disculpe much铆simo con el equipo pero ninguna estaba molesta, s贸lo Berta porque el proyecto fue para nada.
En mi preparatoria si no tienes todo pagado, no te dejan ver tus calificaciones (sigo sin saber con qu茅 promedio me gradu茅) no hemos podido pagar. Berta mandaba mensajes al grupo pidiendo su dinero en el grupo, yo le respond铆a que esperara, las dem谩s nunca le respondieron. Hasta que me cans茅 y esper茅 a que me dijeran mis padres cu谩ndo lo tendr铆an. (Son del tipo que si insistes se enojan mucho, dan miedo). Por lo que ya no respond铆a sus mensajes, siempre respond铆a lo mismo.Hasta que una vez me marc贸, pidi茅ndome el dinero, la llamada fue la siguiente:
驴Hola?
ZOE 驴ya tienes el dinero?
D茅jame ver -la pone en silencio-
Pa, que si ya tienes el dinero
Pues... s贸lo traigo este billete en mi cartera... pero bueno, dile que s铆
-Suspiro- s铆, ya lo tengo, puedes venir por 茅l, trae cambio porfavor.
驴No me lo pueden traer?
-Miro a mi pap谩 quien niega con la cabeza-
No, perd贸n, no podemos
Ok, a las cinco ir茅, 驴est谩 bien?
Claro, aqu铆 te espero
-No vino-
Insisti贸 que se lo llevara a su casa, pero mi familia no estaba de acuerdo, por lo que me dio la opci贸n de que se lo depositara. Le expliqu茅 esto a mi pap谩 y me dijo molesto que le dijera que no, que si lo necesitaba tanto, que viniera por 茅l. As铆 lo hice. Ah铆 empieza el pleito pues Berta se molesta diciendo que no es justo, que no quer铆a quedar mal conmigo, etc. "Te estoy dando opciones" no me estaba haciendo ning煤n favor realmente, pero pues como dije, mis padres no estaban contentos con esto. "No hubiese hecho el video y exentas que s铆 me pagas, y como no hiciste nada pues para qu茅" (borr茅 todo, no recuerdo bien lo que dec铆a) pero ese "No hiciste nada" me rompi贸, comenc茅 a decirle todo, todo lo que pensaba, lo que sent铆a, lo que soportaba de ella, las frases que nos dec铆a de lo mal que trabajamos. Fue una gran discusi贸n, ella igual mencion贸 cosas de m铆, no la representar茅 pues hay cosas que no pienso mencionar. al final de tantas palabras s贸lo dijo "Ma帽ana voy por el dinero y ya" Estaba por decirle que trajera cambio exacto pero mi enojo y tristeza me hicieron decirle "Pues me la estoy pensando en si te pago o no" Aunque realmente quer铆a decir "en ese momento" y eso la enoj贸 m谩s (por obvias razones) Finalmente le dije que igual molestara a las dem谩s (investigando un poco, a las dem谩s s贸lo les mand贸 uno o dos mensajes seg煤n me dijeron) Realmente s铆 quer铆a pagar pero estaba muy molesta en ese momento, y le dije que ese dinero era de mi pap谩, lo 煤nico que hab铆a, pero termin贸 bloqueando mi celular.
No le entregu茅 el dinero, a veces me siento mal por esto pero mis amigos insisten en que estuvo bien defenderme. 驴Uds qu茅 opinan? Aclaro que s茅 que el dinero sin importar para qu茅 lo quer铆a, pues se lo tendr铆a que pagar, pero sabiendo que es m谩s para un capricho que para una emergencia, m铆nimo se pudo esperar.
Dudo que alguien lo lea completo pero si lo hacen, espero sus respuestas.
submitted by curiosaentodo to AskRedditespanol [link] [comments]


2020.07.28 03:06 Otro_engranaje El amor, con etiquetas.

隆Buenas comunidad!
En esta ocasi贸n traigo para compartirles un breve ensayo que elabor茅 en estos d铆as sobre la cuesti贸n del amor y su mercantilizaci贸n en redes sociales estilo Tinder, Badoo, y otras tantas. Les dejar茅 el link a mi blog, si les place para leerlo con mayor comodidad, y tambi茅n dejar茅 el ensayo por este medio. Sin m谩s pre谩mbulos, el ensayo...

El amor, con etiquetas.
No es un nuevo decir que 鈥渆l amor鈥, en el transcurso del siglo XXI, ha tomado en las sociedades modernas un rumbo completamente diferente al que segu铆an los compromisos tradicionales. Tampoco es nuevo el decir que el 鈥渁mor鈥 (en comillas, pues deber铆amos definir qu茅 es amor) se transform贸 en una mercanc铆a m谩s en el momento que fue acaparado por el 鈥渆spect谩culo鈥.
Cuando Guy Debord (fil贸sofo situacionista) escrib铆a en los 60鈥 que 鈥渆l espect谩culo no es un conjunto de im谩genes, sino una relaci贸n social entre personas mediatizada por im谩genes鈥[1], no creo que haya imaginado que las mismas personas fuesen las que configurasen su propia imagen para utilizarla como un medio de relacionarse socialmente o, por lo menos, no con la misma eficiencia con la que hoy lo hacemos. Y es que, en su gran mayor铆a, las webs y apps de citas por internet son fundamentalmente eso: la mercantilizaci贸n del amor, la cosificaci贸n de nuestra imagen como individuos. Y, parafraseando a Bauman, las relaciones tienden a ser 鈥渓铆quidas鈥, d茅biles e implican poca responsabilidad. Es cuesti贸n de satisfacer un deseo o una apetencia, por eso no implica realmente una relaci贸n 鈥渁morosa鈥, no implica un 鈥渘osotros鈥. Las palabras del fil贸sofo, soci贸logo y ensayista son crudas, pero de una verosimilitud considerable con la realidad:
El deseo es aqu铆 el deseo de consumir [鈥. El deseo es un impulso dirigido a despojar a la alteridad de su otredad y, de paso, de su poder. De tanto ser probada, explorada, conocida hasta la familiaridad y domesticada, la alteridad sale con el aguij贸n de la tentaci贸n extirpado y roto... s铆 sobrevive al tratamiento, claro est谩. Pero lo m谩s probable es que, en el proceso, sus restos no digeridos terminen cayendo del 谩mbito de los productos consumibles al de los desechos.[2]
El miedo a la responsabilidad es evidente, y el lenguaje hace una manifestaci贸n emp铆rica de ello. Los llamados 鈥渧铆nculos sexo-afectivos鈥 manifiestan esta cosificaci贸n, aunque el t茅rmino en s铆 sea utilizado para 鈥渘o poner al otro en el lugar de objeto de un v铆nculo鈥[3], cuando el proceso mediante el cual uno selecciona estos v铆nculos es comparable al de ver un cat谩logo de ropa en l铆nea:
驴C贸mo hacer para generar un "match" que sea compatible con lo que busc谩s? Lo mejor es ser espec铆fico en las b煤squedas. "Vamos buscando gente af铆n, yo tengo mis claves, pol铆ticas y feministas, y esto me sirve de filtro para las personas que agrego.[4]
La anterior declaraci贸n de una usuaria de la app Tinder deja en claro el proceso. Basta con seleccionar filtros para encontrar lo que m谩s se adecua a lo que uno desea del otro. Todo aquel que no cumpla los requisitos que cada uno o cada una impone en su b煤squeda, ser谩 invisibilizado por un algoritmo que 鈥渇iltra鈥 aquellos perfiles que no nos gustan o no nos interesan.
La 鈥渓ey de Mirtha.鈥
Mirtha Legrand, la 鈥淐hiqui鈥, conductora de televisi贸n argentina de anta帽o, forjar铆a sin saber el precepto que este tipo de redes sociales readapta a su estructura de funcionamiento: 鈥淐贸mo te ven, te tratan鈥︹ y si te ven mal no hace falta el maltrato, alcanza con hacer un 鈥渃lick鈥 o un movimiento del dedo (dependiendo de si se usa una computadora o un smarthphone) e indicarle a la aplicaci贸n que no nos interesa el perfil que se nos presenta en la pantalla.
Refiri茅ndose al 鈥渟exting鈥 (o 鈥渟exo virtual鈥), una experta en salud sexual se帽ala:
鈥溾 tener en cuenta que nuestras im谩genes se deben enviar sin el rostro y sin ninguna se帽a particular que nos pueda reconocer [鈥. El riesgo que corremos es que nuestra imagen sea reenviada sin que estemos de acuerdo鈥︹ [5]
Si bien la autora informa sobre un peligro real y habitual en la cuesti贸n de la divulgaci贸n de im谩genes 铆ntimas en la virtualidad, deja constancia de este empleo de la imagen como mero objeto de deseo, y la 鈥渃osa鈥 sigue ah铆, al punto que no podemos ni confiar por entero en nuestro 鈥渧铆nculo鈥, pero aun as铆 necesit谩ndolo para satisfacer nuestros apetitos sexuales.
Cuando Zygmunt Bauman habla sobre la 鈥渧ida de consumo鈥, se refiere justamente a una sociedad donde todo debe ser necesariamente consumible, d贸nde nosotros mismos somos llamados a producirnos para nuestro posterior consumo:
Los colegiales y colegialas que exponen con avidez y entusiasmo sus atributos con la esperanza de llamar la atenci贸n y quiz谩s ganar algo de ese reconocimiento y esa aprobaci贸n les permitir铆a seguir con el juego de la socializaci贸n; los clientes potenciales que necesitan expandir su nivel de gastos y l铆mite crediticio para ganarse el derecho a un mejor servicio [鈥.
Ellos son, simult谩neamente, los promotores del producto y el producto que promueven.[6]
A modo similar, somos nosotros quienes construimos una imagen, un perfil que nos sirve como carta de presentaci贸n, al mismo tiempo que buscamos perfiles que cuadran con nuestros gustos y nuestras preferencias. Nos evitamos as铆 la molestia de tener una experiencia 鈥渄esagradable鈥 con nuestro pr贸ximo 鈥渧铆nculo鈥 a consumir.
En la web del diario La opini贸n de Murcia, una cr贸nica nos brinda un ejemplo claro, en contexto de pandemia 鈥搎ue al mundo azota en este 2020鈥:
Mientras esperaba para volver desde el extranjero, Alicia se ilusion贸 con Paula. 芦Parec铆a que la cosa iba bien. En cuanto volv铆 a Espa帽a, quedamos. Era la fase 3禄. Alicia recuerda pasar una primera cita con las mascarillas puestas y miedo al contagio, pero 芦la distancia social no la mantuvimos禄. 芦Fue una cita agradable, pero no hemos vuelto a hablar禄, manifiesta Alicia, que recuerda que se hab铆a formado otra imagen de ella por sus fotos y mensajes y, finalmente, super贸 sus expectativas.[7]
En el momento en que la incongruencia entre la imagen y la realidad queda en manifiesto, la ilusi贸n y el deseo se desvanece. El conocer al otro, el adentrarse en el otro, no juega un papel importante. Pero as铆 es el acuerdo, casi t谩cito, entre los usuarios.
Cualquiera puede retrucar, en esta instancia, que lo de dar una 鈥渂uena imagen鈥 no es nuevo. Lo cual es bien cierto. El linaje, las riquezas, la gentileza 鈥渃aballeresca鈥 鈥 eran as铆 mismo una especie de carta de presentaci贸n en otros momentos de la historia. En el Decamer贸n de Bocaccio es factible de observar este tipo de estilo de 鈥渉ombre鈥 de la Alta edad Media, y asimismo prototipos de mujeres 鈥渋deales鈥. Pero se trataba de una sociedad m谩s elitista y estrictamente jerarquizada, y no exist铆a una 鈥渕ercantilizaci贸n鈥 de la imagen como la que hoy tenemos, ni tampoco una producci贸n tan generalizada de nuestra propia imagen. Lo que vivimos hoy es una especializaci贸n t茅cnica y masiva de autoproducci贸n y consumo de experiencias, donde ya ni siquiera buscamos el amor, sino la satisfacci贸n; donde no queremos asumir compromisos, sino consumir hasta que el producto se agote.
La imposici贸n silenciosa de una imagen hegem贸nica.
No se puede oponer, abstractamente, el espect谩culo y la actividad social efectiva; este desdoblamiento se encuentra 茅l mismo desdoblado. El espect谩culo que invierte lo real es efectivamente producido. Al mismo tiempo, la realidad vivida se encuentra materialmente invadida por la contemplaci贸n del espect谩culo, y retoma en s铆 misma el orden espectacular d谩ndole una adhesi贸n positiva. De los dos lados la realidad objetiva est谩 presente. Cada noci贸n as铆 fijada no tiene como fondo m谩s que su pasaje a lo opuesto: la realidad surge en el espect谩culo, y el espect谩culo es real. Esta alienaci贸n rec铆proca es la esencia y el sost茅n de la sociedad existente.[8]
No solo nos producimos a nosotros mismos para nuestro posterior consumo, as铆 como buscamos un perfil que nos resulte 鈥渄eseable鈥 o que sea de nuestro agrado. Necesitamos un modelo. Necesitamos saber c贸mo ser 鈥渓indos鈥, 鈥渁puestos鈥, 鈥渁tractivos鈥. Precisamos construir una imagen que atraiga a m谩s compradores y/o compradoras, con el menor margen de error posible. Aqu铆 es donde aparece el espect谩culo como 鈥渓a afirmaci贸n de la apariencia y la afirmaci贸n de toda vida humana, es decir social, como simple apariencia.鈥 [9] La relativa facilidad contempor谩nea de acceder a los medios masivos de informaci贸n y del espect谩culo hacen factible esta imposici贸n de una imagen hegem贸nica[10], tanto para el hombre como la mujer, a la que el gran p煤blico tiende a aspirar. Y, a veces incluso sin saberlo, reproducimos esta imagen de lo 鈥渂ello鈥, de lo 鈥渁tractivo鈥, de lo 鈥渟ensual鈥, en un intento voraz por agradar y por producirnos. As铆 mismo, cuando buscamos en las redes de citas virtuales nuestra 鈥減areja鈥, las primeras impresiones nos entran directamente por los ojos, pero no solo por los ojos, sino que tambi茅n penetran en esa estructura espectacular de lo 鈥渂ello鈥 que hemos incorporado, que se a introducido, justamente, de manera silenciosa.
El caso del cuerpo femenino es f谩cil de observar, sobre todo con el auge de los y las influencers.[11] Una de estas figuras hegem贸nicas que se instala y que sin saber se anhela es, por ejemplo, en Argentina, la de Maria Sol P茅rez, o Sol Perez. El volumen y las curvas de su cuerpo vienen a representar la figura de lo sensual[12]. Se sigue as铆, entonces, que la mujer cuya figura m谩s se asemeje a la de la influencer, ser谩 m谩s atractiva. Eso se aspira tener (en el caso del consumidoa) y eso se busca ofrecer (en el caso de qui茅n se produce).
驴El fin del amor?
Si bien lo anteriormente expuesto es evidencia expl铆cita de la mercantilizaci贸n de nuestra figura y nuestra imagen, as铆 como del consumo del otro como si de un producto m谩s se tratase para la satisfacci贸n de alg煤n apetito nuestro, todo este panorama no es ni por lejos una ley 鈥渦niversal鈥 (aunque tienda a ser la 鈥渘orma鈥)
Las relaciones amorosas de este siglo, concretadas mediante un proceso completamente comparable al de ir a un supermercado o al de hacer compras en l铆nea, se articulan a trav茅s de una estructura, por as铆 decirlo, de mercado. Lo que no quita que uno no pueda encontrar el amor a trav茅s de ellas. Pero debemos cuestionarnos: 驴Cu谩ndo gana la aplicaci贸n?, 驴cu谩ndo encontramos 鈥渆l amor鈥, o cu谩ndo nos vemos forzados a recurrir a ella una y otra vez por nuestras relaciones 鈥渇allidas鈥?
Antes de finalizar este breve ensayo, me permito dar una concepci贸n m谩s profunda sobre el amor, del ya citado libro de Zygmunt Bauman:
[鈥 no es en el anhelo de cosas ya elaboradas, completas y terminadas donde el amor halla su sentido, sino en el ansia por participar en el engendramiento de tales cosas. El amor es an谩logo a la trascendencia; no es m谩s que otro modo de llamar al impulso creador y, como tal, est谩 pre帽ado de riesgos, pues ninguna creaci贸n sabe con certeza en qu茅 ir谩 a dar.[13]
El amor seguir谩 existiendo. Solo basta distinguirlo y no sucumbir ante lo ef铆mero de la mera imagen.

[1] Debord, G. (1967): La sociedad del espect谩culo. Ediciones naufragio. (p.9) En l铆nea: http://criticasocial.cl/pdflibro/sociedadespec.pdf
[2] Bauman, Z. (2003): Amor l铆quido. Paid贸s. Espa帽a. Barcelona. (p.27)
[3] (18-08-2019): 鈥溌碨algo con mi v铆nculo麓: el nuevo vocabulario de las relaciones de hoy鈥. Clar铆n, Entremujeres, Edici贸n virtual en l铆nea: https://www.clarin.com/pareja/-salgo-vinculo-nuevo-vocabulario-relaciones-hoy\_0\_f\_hAm1RNY.html
[4] (17-05-2019): 鈥淎pps de citas: lo que buscamos, lo que nos ilusiona, 隆lo que nos espanta!鈥. Clar铆n, Entremujeres, Edici贸n virtual en l铆nea: https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/apps-citas-gusta-ilusiona-espanta\_0\_5UuqHXRUo.html
[5] Zilberman, D. (26-07-20): 鈥淣o podemos dejar de lado la sexualidad鈥, P谩gina 12, Sociedad. Edici贸n impresa, p.21.
[6] Bauman, Z. (2007): Vida de consumo. (p.13) Ebook. En l铆nea: https://www.lectulandia.co/book/vida-de-consumo/
[7] Mar Ib谩帽ez Le贸n (25-07-2020): 鈥淣oviazgos por Tinder durante el confinamiento鈥. La opini贸n de Murcia. En l铆nea: https://www.laopiniondemurcia.es/cultura-sociedad/2020/07/26/noviazgos-virtuales/1132149.html
[8] Debord, G. op. Cit., p.10
[9] Debord, G. op. Cit., p.10
[10] Se habla de 鈥渉egemon铆a鈥 cuando hay un dominio o superioridad de una entidad sobre otras 鈥渄e igual tipo鈥. (Wikipedia. Wiki: 鈥淗egemon铆a鈥. En l铆nea: https://es.wikipedia.org/wiki/Hegemon%C3%ADa)
[11] Seg煤n Wikipedia: 鈥淓l marketing de influencia, o mercadotecnia influyente, es una forma de publicidad que ha surgido a partir de una variedad de pr谩cticas y estudios recientes, enfocada m谩s a los individuos que al mercado objetivo en su conjunto. Identifica a las personas que tienen influencia (com煤nmente llamados influencers) sobre los compradores potenciales y las actividades de mercadotecnia orientadas en torno a estas personas influyentes.鈥 (Wikipedia. Wiki: Mercadotecnia influyente. En l铆nea: https://es.wikipedia.org/wiki/Mercadotecnia\_influyente)
[12] (18-08-2018): 鈥淪ol P茅rez derriti贸 Instagram con un sensual topless 驴y moretones?鈥. Los Andes. En l铆nea: https://www.losandes.com.asol-perez-derritio-instagram-con-un-sensual-topless-y-moretones/
[13] Bauman, Z. op. Cit., p.24
submitted by Otro_engranaje to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2020.06.24 13:14 Subversivo-Maldito Javier Mar铆as, los ministros inexistentes y el pedestal

Leo con asiduidad los art铆culos de Javier Mar铆as en El Pa铆s Semanal m谩s con la curiosidad por los asuntos que aborda que con la de la b煤squeda de contenidos estrictamente literarios. A trav茅s de esos textos, muchas veces pol茅micos, Mar铆as se ha construido un perfil de enfant terrible del mundo cultural (y pol铆tico) basado en ciertos desdenes que unas veces se asientan en la cr铆tica gen茅rica al Estado, y a los pol铆ticos, y otras en la descalificaci贸n de ciertos movimientos sociales que cuestionan algunas tradiciones hispanas: pienso en el feminismo, en el ecologismo, en la versi贸n espa帽ola del movimiento Me Too, en la llamada 鈥渃ultura oficial鈥. Mar铆as suele situarse en el pedestal, es el ciudadano inmaculado que observa el mundo tras haber sido vacunado contra cualquier debilidad y se apresura a sentar c谩tedra. Unas veces en positivo. Otras, con la descalificaci贸n poco documentada y basada en lugares comunes.
El pasado 7 de junio dedic贸 su columna a los 鈥渕inistros inexistentes鈥 de cultura con el foco puesto en el actual Rodr铆guez Uribes aludiendo a tres aspectos de la vida cultural de los 煤ltimos meses, con dos de los cuales, por diversas razones, he tenido alg煤n grado de relaci贸n. El primero fue el rechazo del dominio p煤blico de las obras literarias, calific谩ndolo como 鈥渃onfiscaci贸n a los 70 a帽os de la muerte de sus creadores鈥. El segundo, una descalificaci贸n global del ministro a prop贸sito, de un lado, de las decisiones adoptadas en relaci贸n con el supuesto comportamiento del tenor Pl谩cido Domingo con distintas mujeres, y de otro, de las 鈥渁yudas rid铆culas鈥 al sector del libro para hacer frente a la pandemia junto a la alusi贸n al supuesto desprecio hacia la cultura del propio ministro. Me llam贸 la atenci贸n, a este respecto, la sa帽a, equiparable a la que a veces se suele leer en art铆culos de insignes tertulianos, casi siempre ajenos al mundo literario, con que se expres贸 en el art铆culo. Hay en 茅l una afirmaci贸n que destaca por su tono poco amable, casi insultante: 鈥淓stas semanas鈥 鈥揺scrib铆a Mar铆as鈥 鈥渄eber铆a haberse celebrado la Feria del Libro del Retiro. Es de suponer que Uribes y los dem谩s estar谩n encantados de que se haya suspendido: se han zafado del tremendo engorro de aparecer por all铆 alg煤n d铆a para fingir que les interesa la literatura鈥. Es obvio que Mar铆as no ha tenido inter茅s alguno en conocer la biograf铆a del ministro, que opina desde la convenci贸n y el lugar com煤n y que establece un juicio de intenciones inaceptable. 脡l sabr谩. Pero m谩s all谩 de la cita, vayamos a algunas de las ideas que transmite en el art铆culo.
Solemos elogiar la llamada excepci贸n cultural de algunos pa铆ses europeos, especialmente de Francia, pero nos resistimos a buscar f贸rmulas de excepci贸n en el tratamiento de las 鈥渉erencias literarias鈥
La primera ata帽e a su condena del dominio p煤blico, al que llama confiscaci贸n. De todos es sabido que esa figura supone una 鈥渆ntrega a la sociedad鈥 de creaciones art铆sticas (literarias para el caso que nos ocupa) producto del trabajo de autores con nombre y apellidos. Ese debate, que en Espa帽a asom贸 a los medios hace un par de a帽os con motivo de las sanciones a escritores que hab铆an compatibilizado pensi贸n y derechos de autor entre 2011 y 2014, es una asignatura pendiente de la cultura europea y un debate sin concluir. Ante la 鈥渆nmienda a la totalidad鈥 de Mar铆as, 驴qu茅 proceder铆a hacer? 驴Suprimir el dominio p煤blico y aplicar a un bien cultural como la obra literaria la legislaci贸n que regula las herencias de inmuebles y otros bienes materiales y s贸lo reconocer en los herederos, no siempre interesados en la literatura y en el valor de la cultura, la posibilidad de explotar y difundir las obras o de relegarlas al olvido? No creo que sea lo m谩s razonable. A mi juicio, es necesario buscar una soluci贸n distinta a la que se aplica de manera general a las herencias. Se tratar铆a de no poner obst谩culos a la publicaci贸n de obras en dominio p煤blico con la condici贸n de beneficiar, mediante un m铆nimo gravamen por ejemplar vendido de cada obra, al colectivo de autores creando un fondo que atienda las necesidades de escritores y traductores, especialmente despu茅s de la jubilaci贸n, en una sociedad que tiende a olvidarlos y arrinconarlos (conozco casos especialmente dram谩ticos) teniendo en cuenta que son muy pocos los que logran un patrimonio solvente para afrontar esa etapa de la vida. Es, ciertamente, un asunto pol茅mico y discutible, jur铆dicamente complejo, pero probablemente sea una soluci贸n razonable, a medio camino entre el dominio p煤blico puro y duro y la restituci贸n de los derechos de los autores fallecidos a sus herederos sin plazo alguno de prescripci贸n. Solemos elogiar la llamada excepci贸n cultural de algunos pa铆ses europeos, especialmente de Francia, pero nos resistimos a buscar f贸rmulas de excepci贸n en el tratamiento de las 鈥渉erencias literarias鈥. La literatura es un bien inmaterial que enriquece la convivencia, ahonda en los valores democr谩ticos y conforma el patrimonio cultural de un pa铆s y de una lengua. Y es una excepci贸n en relaci贸n con el resto de los bienes que debe ser tratada como tal.
Es poco habitual que un autor defienda al ministro de cultura. Casi va con el t铆tulo o la profesi贸n ponerlo a parir. Sin embargo, creo que los debates hay que abordarlos con un m铆nimo de rigor
En lo que se refiere al caso Pl谩cido Domingo no creo que quepa demasiado debate. Se trata de un 谩mbito en el que sobran los pa帽os calientes y los eufemismos. La decisi贸n ministerial no pod铆a ser otra salvo que hubiera optado por un cat谩logo de excusas y atenuantes que no habr铆an sino rodeado de sombras la posible opci贸n por el mantenimiento de sus contratos: la imagen del Auditorio de Salzsburgo ovacionando al tenor dando por buenas sus alusiones al contexto social y cultural en que se produjeron los acosos no fue de lo m谩s edificante. La decisi贸n del ministro fue solo cuestionada desde foros tradicionalmente recelosos de cualquier legislaci贸n que avance en la igualdad y apunte caminos que rompan el techo de cristal. Las disculpas del propio afectado, reconociendo lo inadecuado de su comportamiento, aportan algo m谩s que pistas.
Y queda el asunto de las 鈥渁yudas rid铆culas鈥 del ministerio al sector cultural. Vaya por delante que comparto buena parte de las cr铆ticas del sector por lo limitado de estas. Sin embargo, no creo que sean rid铆culas. Menos a煤n si tenemos en cuenta nuestro Producto Interior Bruto. Hubo, es cierto, confusi贸n en los primeros momentos, tras la declaraci贸n del estado de alarma, por el uso por parte del ministro de una cita de Orson Welles que algunos medios reprodujeron incompleta. 鈥淧rimero va la vida y luego, el cine鈥, destacaron algunos medios. Pero olvidaron la segunda parte de la cita: 鈥減ero la vida, sin cine y sin cultura, tiene poco sentido y es poco humana鈥. No era dif铆cil de entender su sentido teniendo en cuenta que aquellos d铆as en Espa帽a se estaba produciendo la muerte diaria de un promedio de 500 personas por la Covid 19, pero una parte de la industria cultural se centr贸 en la primera frase obviando la segunda. En paralelo (algo que fue escasamente publicitado) se estaba desarrollando un proceso de di谩logo, de recogida de propuestas de las entidades profesionales que se tradujo en un paquete de medidas articulado de manera escalonada en las semanas posteriores. Particip茅, junto a otros representantes de asociaciones del sector del libro, en tres v铆deo-reuniones con el equipo del ministro. Tambi茅n tuve la oportunidad de intercambiar impresiones con no pocos autores (y de polemizar en las redes sociales) y conocer las ayudas que se han dado en otros pa铆ses europeos. Teniendo en cuenta el principio de que para la cultura cualquier ayuda siempre ser谩 insuficientes dada la situaci贸n de partida, creo que el paquete aprobado en Espa帽a (66 millones de euros para todo el sector cultural, de ellos algo m谩s de 6 millones para el libro) es comparable al de otros pa铆ses europeos, incluso superior al de pa铆ses como Francia (22 millones para toda la industria cultural, 5 para el libro) o Alemania, tal y como se refleja en el informe-encuesta publicado por el Consejo Europeo de Escritores (EWC) el pasado 6 de junio. S贸lo desde el desconocimiento se puede hablar de 鈥渁yudas rid铆culas鈥. Y hago esa afirmaci贸n sin tener en cuenta los m谩s de 6.000 creadores literarios (datos de finales de abril) y traductores, cotizantes a la seguridad social como aut贸nomos, que han visto cubierta una buena parte de su p茅rdida de ingresos a trav茅s de las ayudas aprobadas en el programa general de actuaci贸n del gobierno ni la puesta en marcha de la prestaci贸n por desempleo espec铆fica para los artistas. Sin contar tampoco con los casi 800 millones de euros en cr茅ditos blandos para todo el sector cultural. Reitero que todo ello es insuficiente, que la cultura precisa mucho m谩s tras la devastaci贸n de la pandemia, pero son datos que ponen de relieve un esfuerzo sin precedentes que no podemos pasar por alto.
El paquete de medidas aprobado en Espa帽a es comparable al de otros pa铆ses europeos, incluso superior al de pa铆ses como Francia o Alemania
Es poco habitual que los escritores entremos en debates sobre nuestro oficio y sobre la situaci贸n del sector cultural, algo nada saludable, por cierto (por aquello de que si no lo haces t煤 lo har谩n otros por ti), y es tambi茅n excepci贸n que se cuente con la opini贸n de los escritores en los foros que abordan la situaci贸n y la perspectiva de la industria del libro. Es tambi茅n poco habitual que un autor defienda al ministro de cultura. Casi va con el t铆tulo o la profesi贸n ponerlo a parir. Sin embargo, creo que los debates hay que abordarlos con un m铆nimo de rigor (criticamos los populismos pero no ponemos nuestros textos frente a su espejo) para no generar ficci贸n en vez de an谩lisis, para no caer en el lugar com煤n y en la demagogia y para evitar la tentaci贸n del pedestal. En mi modesta opini贸n, s贸lo la relaci贸n permanente entre las organizaciones profesionales del sector y las administraciones p煤blicas, comenzando por el ministerio, promoviendo un pacto por la cultura que implique, adem谩s, a las comunidades aut贸nomas y ayuntamientos, puede ayudar a ello. No hay otra: sobre todo si valoramos el tormentoso tiempo que se avecina en la econom铆a y que tenemos por delante el desarrollo y la concreci贸n de una conquista hist贸rica para el mundo de la cultura: el Estatuto del Artista. Una norma que no ha ca铆do del cielo, por cierto.
https://www.nuevatribuna.es/articulo/cultura---ocio/javier-marias-ministros-inexistentes-pedestal/20200624023540176437.html?fbclid=IwAR1Nz4MSFMIiz3MWhfdk6gGQoBFQjpbktmYlp1Ifx-IU1ASkAdOiwVT5H50
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2020.05.29 16:50 zstuk 驴Posmodernismo = marxismo ''cultural''?

Foucault fue miembro del Partido Comunista de Francia durante tres a帽os en la 脡cole Normale Sup茅rieure, pero fue cr铆tico durante todo ese tiempo del marxismo ortodoxo, estando m谩s influenciado por el marxismo estructuralista de Louis Althusser. Abandon贸 el partido no solo debido al desacuerdo ideol贸gico sino tambi茅n rechazando la intolerancia dentro del partido, incluida la homofobia dirigida hacia 茅l. Y aunque ciertamente estuvo involucrado con el activismo pol铆tico de izquierda, Foucault no simpatizaba con el comunismo cuando escribi贸 las obras por las que es m谩s conocido como 'Vigilar y Castigar' y 'La historia de la sexualidad'.
Asimismo, Derrida nunca fue miembro de ning煤n partido pol铆tico marxista o comunista. Sin embargo, s铆 estuvo involucrado en una serie de actividades pol铆ticas a lo largo de su vida, desde protestar contra el apartheid sudafricano hasta ayudar a intelectuales checos perseguidos, aunque ninguno fue especialmente de izquierda. El m谩s cercano de todos a algo vagamente "marxista" estaba en un comit茅 para la elecci贸n de Lionel Jospin, un miembro del Partido Socialista de Francia que es socialdem贸crata y el mayor partido de centro-izquierda de Francia de d贸nde han salido personajes como Fran莽ois Hollande que incluso han apoyado intervenciones extranjeras en pa铆ses de corte izquierdista.
Derrida sostuvo que su propio trabajo a lo largo de su vida fue pol铆tico en la medida en que reconsider贸 la pol铆tica pero, seg煤n lo que he le铆do de 茅l, solo aborda expl铆citamente el marxismo en su libro 'los Espectros de Marx', pero m谩s en la relaci贸n entre el "espectro del comunismo" y el suyo propio, no hay que olvidar que esta fue una obra que gener贸 muchas cr铆ticas dentro del marxismo.
Entonces, si bien ambos ten铆an relaciones complejas con el pensamiento marxista en un sentido general, ninguno de ellos era nada parecido a los marxistas ortodoxos. La afinidad m谩s cercana podr铆a ser con el marxismo estructural de Athusser, pero probablemente m谩s con respecto a los aspectos estructuralistas que cualquier otra cosa que sea reconocible como marxista. La opini贸n de Peterson del "neo-marxismo posmoderno" est谩 tomada enteramente de un pol茅mico libro de Stephen Hicks, que sostiene que el "posmodernismo" era una especie de 'marxismo irracional', aqu铆 pretend铆a referirse a fil贸sofos como Foucault y Derrida como proponentes de dicha ideolog铆a, aunque nunca se refirieron a s铆 mismos como posmodernos ni como marxistas. Seg煤n Hicks el estar comprometido realmente con la idea de la "posmodernidad" de manera expl铆cita o significativa, fue un medio para mantener vivo el marxismo despu茅s de la ca铆da de la Uni贸n Sovi茅tica al abrazar la "irracionalidad". Hicks cita esta "irracionalidad" como consecuencia de una "Contrailuminaci贸n" que, ir贸nicamente, atribuye a los fil贸sofos ilustrados Jean-Jacques Rousseau e Immanuel Kant. La mayor铆a de las afirmaciones que Hicks hace para justificar su revisionismo hist贸rico son contrarias al consenso acad茅mico, y algunas son tomadas directamente de la notoria mala lectura de Kant ejemplificada en Aynd Rand.
De todos modos, para Peterson estas afirmaciones sin base acad茅mica proporcionan un poderoso mito con la 煤nica motivaci贸n de implicar a las diversas formas de activismo pol铆tico de izquierda o no conservador a las que Peterson se opone, tales como la homosexualidad y el movimiento pro-elecci贸n siendo unas "conspiraciones marxistas" para destruir Occidente.
submitted by zstuk to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2020.05.20 04:15 Neobiblismo La personalidad de los Disc铆pulos de Jesucristo.

35) La sabidur铆a b铆blica comparada con el Coronavirus COVID-19.
La sabidur铆a b铆blica es un conocimiento en profundidad en la Biblia, con la finalidad de influir un buen juicio en la administraci贸n y gobierno, tanto colectivo como individual, reflejado en las acciones y hechos personales o sociales. La sabidur铆a incluye el conocimiento e informaci贸n que facilita el poder de controlar mejor el bienestar com煤n, el cuidado del medio ambiente y el entorno en general donde se convive, conforme al comportamiento y la conducta del ser humano. Una regla aplicada en el estudio b铆blico dice: 鈥淯n texto, fuera de contexto, es un pretexto鈥. Se trata de explicar el texto expl铆cito por bloques, mayormente con el 茅nfasis en la escritura literal, en el sentido exacto de las palabras. El contexto es el texto posterior y previo al texto analizado o texto central en cuesti贸n, porque se analiza el texto continuo como una sola unidad tem谩tica. Algunos relacionan el contexto con la 茅poca y situaci贸n hist贸rica - social cuando se escribe el texto. Tambi茅n se considera como contexto la interpretaci贸n realizada por el lector, seg煤n su propia cultura, 茅poca y domicilio geogr谩fico. Otras personas prefieren leer entre l铆neas o renglones, o sea, sobreentender para deducir y explicar el sentido, por ejemplo, el texto simb贸lico requiere de la interpretaci贸n, en relaci贸n con las figuras y sus significados. Toda la colecci贸n o conjunto de cartas y libros b铆blicos, comprenden un mismo hilo conductor, con la coherencia y unidad de toda la Escritura Sagrada como un solo texto. En el caso del tema principal de la Biblia el hilo conductor es Jesucristo, el Mes铆as y Ungido prometido, tanto en relaci贸n con la ley y la profec铆a b铆blica.
Hay quienes afirman la necesidad de comprender y entender el detr谩s del texto. El autor general es Dios, porque es su palabra, sin embargo, la misma no est谩 exenta o no se exime de un ligero ingrediente de factor humano, debido al aporte propio de las ideas de quien dicta o escribe el texto. Adem谩s hay posibilidades de observaciones escritas posteriormente en los m谩rgenes, agregados al texto original por parte de copistas, que copiaban los escritos antes de la invenci贸n de la imprenta. Si este fuera el caso, de ninguna manera se desautoriza la totalidad del contenido b铆blico, porque dichas observaciones fueron para aclarar o mejorar la comprensi贸n y entendimiento del texto. Al parecer un caso de estos es el siguiente pasaje: 鈥淧orque tres son los que dan testimonio en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Esp铆ritu Santo: y estos tres son uno鈥 (1 Juan 5.7 鈥 RVR1909). Los especialistas tienen un debate acerca de la originalidad de este pasaje en los textos m谩s antiguos. Esto no es motivo de escandalizarse, sino de tomar con calma y tranquilidad, pero en profundidad, el an谩lisis, estudio e investigaci贸n de la palabra de Dios. Hay interpretaci贸n objetiva, sin parcializarse en el conocimiento individual o personal. Tambi茅n existe la posibilidad de una interpretaci贸n subjetiva, relacionada con un conocimiento interno de pensar o sentir del yo: 鈥淓ntendiendo primero esto, que ninguna profec铆a de la Escritura es de particular interpretaci贸n; Porque la profec铆a no fu茅 en los tiempos pasados tra铆da por voluntad humana, sino los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados del Esp铆ritu Santo鈥 (2 Pedro 1.20 al 21 鈥 RVR1909).
驴Cu谩l relaci贸n hay entre estos comentarios y el tema en cuesti贸n? El tema de la sabidur铆a b铆blica comparada con el Coronavirus COVID-19, podr铆a tocar la sensibilidad de las personas, con base en pasajes b铆blicos dispersos en toda la Biblia, desde G茅nesis hasta Apocalipsis o Revelaci贸n. Este an谩lisis requiere la menci贸n de pasajes o vers铆culos independientes de toda la Biblia, para justificar la causa o motivo del alegato, fundamentar citas b铆blicas intercaladas de ejemplo y prueba.
Debido a la existencia de personas positivas en el Coronavirus COVID-19, pero que no presentan s铆ntomas porque son asintom谩ticos, entonces se les ingresa en un confinamiento acondicionado especialmente. Este aislamiento social ha sido llamado 鈥淓l Arca de No茅鈥. Esta relaci贸n tiene las siguientes cuatro semejanzas: la primer semejanza es que No茅 se encierra con su familia en el arca para ser salvos: 鈥淟os cuales en otro tiempo fueron desobedientes, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los d铆as de No茅, cuando se aparejaba el arca; en la cual pocas, es 谩 saber, ocho personas fueron salvas por agua鈥 (1 Pedro 3.20 鈥 RVR1909).
La segunda semejanza es que el diluvio en tiempos de No茅 fue un acontecimiento global en todo el mundo: 鈥淓stablecer茅 mi pacto con vosotros, y no fenecer谩 ya m谩s toda carne con aguas de diluvio; ni habr谩 m谩s diluvio para destruir la tierra. Y dijo Dios: Esta ser谩 la se帽al del pacto que yo establezco entre m铆 y vosotros y toda alma viviente que est谩 con vosotros, por siglos perpetuos: Mi arco pondr茅 en las nubes, el cual ser谩 por se帽al de convenio entre m铆 y la tierra鈥 (G茅nesis 9.11 al 13). Despu茅s del diluvio el siguiente suceso global es el Coronavirus COVID-19, porque se ha expandido a todos los continentes del mundo, con excepci贸n de la Ant谩rtida.
La tercer semejanza tiene relaci贸n con la condici贸n de maldad del ser humano en su nivel m谩s alto: 鈥淵 corrompi贸se la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y mir贸 Dios la tierra, y he aqu铆 que estaba corrompida; porque toda carne hab铆a corrompido su camino sobre la tierra. Y dijo Dios 谩 No茅: El fin de toda carne ha venido delante de m铆; porque la tierra est谩 llena de violencia 谩 causa de ellos; y he aqu铆 que yo los destruir茅 con la tierra鈥 (G茅nesis 6.11 al 13 鈥 RVR1909). En la actualidad se ha corrompido la sociedad en el nivel nunca antes visto, porque el amor a Dios ha muerto en gran parte de la poblaci贸n mundial, se ha perdido el respeto y reverencia p煤blica de obediencia a la voluntad de Dios. Inclusive su mayor s铆mbolo natural de pacto con la humanidad, que es el arco formado en las nubes, como se帽al de convenio entre Dios y la tierra, se ha utilizado para fines de discriminaci贸n, negaci贸n y rechazo a la consagraci贸n, redenci贸n y santificaci贸n de Jesucristo.
En relaci贸n con la maldad y el amor de Dios o caridad, Jesucristo dijo que en los tiempos del fin, el amor o caridad de muchos se enfriar谩 o resfriar谩: 鈥淵 por haberse multiplicado la maldad, la caridad de muchos se resfriar谩. Mas el que perseverare hasta el fin, 茅ste ser谩 salvo. Y ser谩 predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio 谩 todos los Gentiles; y entonces vendr谩 el fin鈥 (Mateo 24.12 al 14 鈥 RVR1909). Un resfriado implica un proceso inflamatorio de las v铆as respiratorias de la garganta y nariz, debido a la infecci贸n viral. El contagio, propagaci贸n o transmisi贸n del Coronavirus es mediante el agua, mayor componente de la saliva. Resulta que hay una promesa de Dios acerca de que la humanidad no volver谩 a ser destruida con agua: 鈥淐ierto ellos ignoran voluntariamente, que los cielos fueron en el tiempo antiguo, y la tierra que por agua y en agua est谩 asentada, por la palabra de Dios; Por lo cual el mundo de entonces pereci贸 anegado en agua: Mas los cielos que son ahora, y la tierra, son conservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el d铆a del juicio, y de la perdici贸n de los hombres imp铆os鈥 (2 Pedro 3.5 al 7 鈥 RVR1909).
Parece ficci贸n o novelesco relacionar las gotitas de saliva, transportadoras del Coronavirus COVID-19, con el tiempo del diluvio cuando fueron salvos por el arca de Noe, pero son pistas que nos dan una idea asociada a lo que est谩 pasando, el mundo no ser谩 extinguido por agua sino que se menciona el fuego, m谩s relacionado con el calentamiento global, cambio de clima y choque de todas las placas tect贸nicas a nivel mundial: 鈥淵 el s茅ptimo 谩ngel derram贸 su copa por el aire; y sali贸 una grande voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho es. Entonces fueron hechos rel谩mpagos y voces y truenos; y hubo un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no fu茅 jam谩s desde que los hombres han estado sobre la tierra鈥 (Apocalipsis 16.17 al 18 鈥 RVR1909). En todo caso, la situaci贸n actual de pandemia, se resuelve a nivel mundial con un tratamiento curativo y una vacuna preventiva, pero la realidad vivida es como una pesadilla, donde hay una angustia y opresi贸n respiratoria por causa de un mal sue帽o, con mucha preocupaci贸n extremadamente intensa. La mayor pesadilla es el incremento del calentamiento global, porque los l铆deres de este mundo en la administraci贸n y gobierno de las naciones principales, priorizan la industrializaci贸n masiva como fuentes de trabajo, en apoyo directo al sector laboral y la generaci贸n de mayor empleo, pero con la afectaci贸n del medio ambiente que perjudica por igual a todos los seres humanos.
El pasaje anterior del Apocalipsis menciona el aire; este contiene entre sus componentes principales el oxigeno. La consecuencia m谩s grave del Coronavirus COVID-19 es la sofocaci贸n y agresividad en los pulmones, inclusive el paciente llega a requerir respiraci贸n asistida, la infecci贸n microbiana e inflamaci贸n manifestada entre otras por la neumon铆a. En reiteradas ocasiones hemos mencionado que la Biblia tiene figuras y simbolog铆a con significado interpretativo, en este caso el Apocalipsis o Revelaci贸n est谩 dirigido al Imperio Romano en los primeros siglos de nuestra era cristiana. Otros prefieren hacer una interpretaci贸n escatol贸gica en relaci贸n con el futuro, del 煤ltimo per铆odo de la vida humana. Ning煤n ser humano tiene la garant铆a absoluta de determinar, identificar y definir los textos como literales o simb贸licos, en este sentido nadie tiene la infalibilidad, salvo los presuntuosos religiosos que se encasillan herm茅ticamente en su propia creencia y opini贸n, ya sea en contra o a favor de cada tesis. Por ejemplo, la Biblia dice:
鈥淵 al d铆a siguiente, yendo ellos su camino, y llegando cerca de la ciudad, Pedro subi贸 谩 la azotea 谩 orar, cerca de la hora de sexta; Y aconteci贸 que le vino una grande hambre, y quiso comer; pero mientras dispon铆an, sobrev铆nole un 茅xtasis; Y vi贸 el cielo abierto, y que descend铆a un vaso, como un gran lienzo, que atado de los cuatro cabos era bajado 谩 la tierra; En el cual hab铆a de todos los animales cuadr煤pedos de la tierra, y reptiles, y aves del cielo. Y le vino una voz: Lev谩ntate, Pedro, mata y come. Entonces Pedro dijo: Se帽or, no; porque ninguna cosa com煤n 茅 inmunda he comido jam谩s. Y volvi贸 la voz hacia 茅l la segunda vez: Lo que Dios limpi贸, no lo llames t煤 com煤n. Y esto fu茅 hecho por tres veces; y el vaso volvi贸 谩 ser recogido en el cielo. Y estando Pedro dudando dentro de s铆 qu茅 ser铆a la visi贸n que hab铆a visto, he aqu铆, los hombres que hab铆an sido enviados por Cornelio, que, preguntando por la casa de Sim贸n, llegaron 谩 la puerta鈥 (Hechos 10.9 al 17 鈥 RVR1909).
Algunos toman el pasaje anterior como literal, otros lo consideran simb贸lico. Las palabras de Pedro al respecto son las siguientes: 鈥淵 como Pedro entr贸, sali贸 Cornelio 谩 recibirle; y derrib谩ndose 谩 sus pies, ador贸. Mas Pedro le levant贸, diciendo: Lev谩ntate; yo mismo tambi茅n soy hombre. Y hablando con 茅l, entr贸, y hall贸 谩 muchos que se hab铆an juntado. Y les dijo: Vosotros sab茅is que es abominable 谩 un var贸n Jud铆o juntarse 贸 llegarse 谩 extranjero; mas me ha mostrado Dios que 谩 ning煤n hombre llame com煤n 贸 inmundo鈥 (Hechos 10.25 al 28 鈥 RVR1909). En esta l铆nea entre lo literal y simb贸lico, el aire podr铆a representar el esp铆ritu de vida indispensable en todo ser humano para vivir, por consiguiente nuestra total dependencia a Dios: 鈥淔orm贸, pues, Jehov谩 Dios al hombre del polvo de la tierra, y alent贸 en su nariz soplo de vida; y fu茅 el hombre en alma viviente鈥 (G茅nesis 2.7 鈥 RVR1909). Cada ser humano es responsable de s铆 mismo, de su dependencia y relaci贸n con Dios. El gran temblor de tierra y terremoto tan grande, podr铆a representar las consecuencias del calentamiento global y cambio de clima.
El ser humano es responsable de sus propias acciones, inclusive la crisis, medidas higi茅nicas y restricci贸n sanitaria que estamos viviendo. Las situaciones globales, como el diluvio en tiempos del arca de No茅, diluvio hist贸rico del que se menciona y registra en muchas culturas antiguas de la humanidad, la pandemia global del Coronavirus COVID-19 o SARS-CoV-2, es solamente una alarma o aviso de la gravedad incontrolable que podr铆a pasar, con el posible incremento del calentamiento global. 驴Qu茅 se podr谩 improvisar de 煤ltima hora cuando globalmente el mundo se est茅 quemando? 驴Ser谩 esta la idea de enviar un grupo de humanos al planeta Marte para que la humanidad se preserve?
La cuarta semejanza es la actitud negativa de algunos l铆deres mundiales, por la falta de formalidad y seriedad de aceptar y enfrentar la pandemia Coronavirus COVID-19. Lo mismo un ejemplo a manera de analog铆a o comparaci贸n del calentamiento global, es la estrategia de desentenderse o la indiferencia que hacen algunos l铆deres principales o presidentes, a la advertencia o llamado a acatar medidas de protecci贸n, semejante al caso omiso, hecho por el Fara贸n de Egipto en tiempos de Mois茅s:
鈥淵 Fara贸n respondi贸: 驴Qui茅n es Jehov谩, para que yo oiga su voz y deje ir 谩 Israel? Yo no conozco 谩 Jehov谩, ni tampoco dejar茅 ir 谩 Israel. Y ellos dijeron: El Dios de los Hebreos nos ha encontrado: iremos, pues, ahora camino de tres d铆as por el desierto, y sacrificaremos 谩 Jehov谩 nuestro Dios; porque no venga sobre nosotros con pestilencia 贸 con espada. Entonces el rey de Egipto les dijo: Mois茅s y Aar贸n, 驴por qu茅 hac茅is cesar al pueblo de su obra? idos 谩 vuestros cargos. Dijo tambi茅n Fara贸n: He aqu铆 el pueblo de la tierra es ahora mucho, y vosotros les hac茅is cesar de sus cargos. Y mand贸 Fara贸n aquel mismo d铆a 谩 los cuadrilleros del pueblo que le ten铆an 谩 su cargo, y 谩 sus gobernadores, diciendo: De aqu铆 adelante no dar茅is paja al pueblo para hacer ladrillo, como ayer y antes de ayer; vayan ellos y recojan por s铆 mismos la paja: Y hab茅is de ponerles la tarea del ladrillo que hac铆an antes, y no les disminuir茅is nada; porque est谩n ociosos, y por eso levantan la voz diciendo: Vamos y sacrificaremos 谩 nuestro Dios. Agr谩vese la servidumbre sobre ellos, para que se ocupen en ella, y no atiendan 谩 palabras de mentira. Y saliendo los cuadrilleros del pueblo y sus gobernadores, hablaron al pueblo, diciendo: As铆 ha dicho Fara贸n: Yo no os doy paja. Id vosotros, y recoged paja donde la hallareis; que nada se disminuir谩 de vuestra tarea. Entonces el pueblo se derram贸 por toda la tierra de Egipto 谩 coger rastrojo en lugar de paja. Y los cuadrilleros los apremiaban, diciendo: Acabad vuestra obra, la tarea del d铆a en su d铆a, como cuando se os daba paja. Y azotaban 谩 los capataces de los hijos de Israel, que los cuadrilleros de Fara贸n hab铆an puesto sobre ellos, diciendo: 驴Por qu茅 no hab茅is cumplido vuestra tarea de ladrillo ni ayer ni hoy, como antes?鈥 (脡xodo 5.2 al 14 鈥 RVR1909).
En el caso del tipo de reacci贸n del Fara贸n, Dios permit铆a que el Fara贸n endureciera su propio coraz贸n, esto significa que el Fara贸n ten铆a su coraz贸n agravado: 鈥淵 el coraz贸n de Fara贸n se endureci贸, y no los escuch贸; como Jehov谩 lo hab铆a dicho. Entonces Jehov谩 dijo 谩 Mois茅s: El coraz贸n de Fara贸n esta agravado, que no quiere dejar ir al pueblo鈥 (脡xodo 7.13 al 14 鈥 RVR1909). 驴Qu茅 significa un coraz贸n agravado en quien gobierna? El coraz贸n agravado en un gobernante es oprimir arbitrariamente, con un gobierno, imposici贸n y mandato tir谩nico, con un afecto y pasi贸n que domina su 谩nimo de forma abusiva, en su autoridad, fuerza y poder: 鈥淵 dile: Jehov谩 el Dios de los Hebreos me ha enviado 谩 ti, diciendo: Deja ir 谩 mi pueblo, para que me sirvan en el desierto; y he aqu铆 que hasta ahora no has querido oir鈥 (脡xodo 7.16 鈥 RVR1909).
Por otra parte, el suceso del 鈥渉eridor鈥 que recorri贸 las calles o caminos de Egipto, en relaci贸n con la d茅cima plaga, tambi茅n tiene similitud con la actualidad, cuando las familias del pueblo de Israel fueron salvas, con la semejanza de un aislamiento social en sus respectivas casas: 鈥淵 Mois茅s convoc贸 谩 todos los ancianos de Israel, y d铆joles: Sacad, y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua. Y tomad un manojo de hisopo, y mojadle en la sangre que estar谩 en una jofaina, y untad el dintel y los dos postes con la sangre que estar谩 en la jofaina; y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la ma帽ana. Porque Jehov谩 pasar谩 hiriendo 谩 los Egipcios; y como vera la sangre en el dintel y en los dos postes, pasar谩 Jehov谩 aquella puerta, y no dejar谩 entrar al heridor en vuestras casas para herir鈥 (脡xodo 12.21 al 23 鈥 RVR1909). Al principio el Fara贸n de Egipto, le resta importancia al aviso de las plagas, igual ahora en el caso del calentamiento global o del Coronavirus COVID-19, algunos presidentes endurecen sus corazones para creer a la advertencia: 鈥溌縋ues qu茅 diremos? 驴Que hay injusticia en Dios? En ninguna manera. Mas 谩 Mois茅s dice: Tendr茅 misericordia del que tendr茅 misericordia, y me compadecer茅 del que me compadecer茅. As铆 que no es del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. Porque la Escritura dice de Fara贸n: Que para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi potencia, y que mi nombre sea anunciado por toda la tierra鈥 (Romanos 9.14 al 17 鈥 RVR1909).
Semejante a la actualidad, Dios en el pasado establece un tipo de aislamiento para evitar alguna propagaci贸n de enfermedad: 鈥淵 Jehov谩 habl贸 谩 Mois茅s, diciendo: Manda 谩 los hijos de Israel que echen del campo 谩 todo leproso, y 谩 todos los que padecen flujo de semen, y 谩 todo contaminado sobre muerto: As铆 hombres como mujeres echar茅is, fuera del campo los echar茅is; porque no contaminen el campo de aquellos entre los cuales yo habito鈥 (N煤meros 5.1 al 3 鈥 RVR1909). Esto es muy criticado por las personas que se oponen y resisten la Biblia como autoridad de Dios, alegando que es discriminaci贸n y marginaci贸n, sin considerar que la ciencia m茅dica o la tecnolog铆a de la salud no estaba avanzada, ni exist铆an los antibi贸ticos para bacterias o los antivirales. M谩xime cuando se trata de la menstruaci贸n de la mujer, lo que no valoran quienes critican, que es debido a un aislamiento social por medidas de higiene o distanciamiento por salud: 鈥淵 cuando la mujer tuviere flujo de sangre, y su flujo fuere en su carne, siete d铆as estar谩 apartada; y cualquiera que tocare en ella, ser谩 inmundo hasta la tarde. Y todo aquello sobre que ella se acostare mientras su separaci贸n, ser谩 inmundo: tambi茅n todo aquello sobre que se sentare, ser谩 inmundo. Y cualquiera que tocare 谩 su cama, lavar谩 sus vestidos, y despu茅s de lavarse con agua, ser谩 inmundo hasta la tarde鈥 (Lev铆ticos 15.19 al 21 鈥 RVR1909). Esta pr谩ctica de ninguna manera era para discriminar, marginar u ofender a la mujer, sino para protegerla de la falta de castidad o continencia de los hombres, durante los d铆as de menstruaci贸n de la mujer: 鈥淵 no llegar谩s 谩 la mujer en el apartamiento de su inmundicia, para descubrir su desnudez鈥 (Lev铆tico 18.19 鈥 RVR1909).
Despu茅s de las plagas y de la salida del pueblo de Israel de Egipto, Mois茅s canta lo siguiente (porci贸n de los primeros dos vers铆culos): 鈥淓ntonces cant贸 Mois茅s y los hijos de Israel este c谩ntico 谩 Jehov谩, y dijeron: Cantar茅 yo 谩 Jehov谩, porque se ha magnificado grandemente, Echando en la mar al caballo y al que en 茅l sub铆a. Jehov谩 es mi fortaleza, y mi canci贸n, Y hame sido por salud: Este es mi Dios, y 谩 茅ste engrandecer茅; Dios de mi padre, y 谩 茅ste ensalzar茅鈥 (脡xodo 15.1 al 2 鈥 RVR1909).
Otro tema semejante de los que pueden resultar sensibles para los lectores, es relacionado con la alimentaci贸n. Cada persona come lo que quiera: 鈥淧orque uno cree que se ha de comer de todas cosas: otro que es d茅bil, come legumbres鈥 (Romanos 14.2 鈥 RVR1909). Este es el conflicto sin fin entre quienes comen carne y los que son vegetarianos. Pero se recomienda que el animal que se come no haya muerto ahogado, como algunos que matan al animal con estiramiento del pescuezo, en lugar de desangrado: 鈥淨ue ha parecido bien al Esp铆ritu Santo, y 谩 nosotros, no imponeros ninguna carga m谩s que estas cosas necesarias: Que os absteng谩is de cosas sacrificadas 谩 铆dolos, y de sangre, y de ahogado, y de fornicaci贸n; de las cuales cosas si os guardareis, bien har茅is. Pasadlo bien鈥 (Hechos 15.28 al 29 鈥 RVR1909). En este pasaje tambi茅n se menciona lo que llaman morcilla, que es sangre cocinada del animal. Adem谩s en tiempos antiguos sacrificaban animales a los dioses e 铆dolos falsos, entonces se recomienda comprar en la carnicer铆a sin preguntar, acerca del motivo de la muerte del animal, ya sea sacrificado a un 铆dolo o ahogado:
鈥淭odo me es l铆cito, mas no todo conviene: todo me es l铆cito, mas no todo edifica. Ninguno busque su propio bien, sino el del otro. De todo lo que se vende en la carnicer铆a, comed, sin preguntar nada por causa de la conciencia; Porque del Se帽or es la tierra y lo que la hinche. Y si alg煤n infiel os llama, y quer茅is ir, de todo lo que se os pone delante comed, sin preguntar nada por causa de la conciencia. Mas si alguien os dijere: Esto fu茅 sacrificado 谩 los 铆dolos: no lo com谩is, por causa de aquel que lo declar贸, y por causa de la conciencia: porque del Se帽or es la tierra y lo que la hinche. La conciencia, digo, no tuya, sino del otro. Pues 驴por qu茅 ha de ser juzgada mi libertad por otra conciencia?鈥 (1 Corintios 10.23 al 29 鈥 RVR1909).
El punto es el siguiente, hay recomendaciones de salubridad por parte de Dios, porque conoce todos los da帽os y perjuicios de salud que podr铆a enfrentar el ser humano, por esta raz贸n menciona la prohibici贸n de comer animal ahogado y sangre cocida o cocinada de animal. Pero en tiempos del arca de No茅 menciona a los animales limpios o comestibles y a los animales inmundos o de otras funciones en la cadena alimenticia del mismo animal. Tambi茅n en funciones con el h谩bitat natural o medio ambiente. La Biblia dice al respecto:
鈥淵 Jehov谩 dijo 谩 No茅: Entra t煤 y toda tu casa en el arca porque 谩 ti he visto justo delante de m铆 en esta generaci贸n. De todo animal limpio te tomar谩s de siete en siete, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, dos, macho y su hembra. Tambi茅n de las aves de los cielos de siete en siete, macho y hembra; para guardar en vida la casta sobre la faz de toda la tierra. Porque pasados a煤n siete d铆as, yo har茅 llover sobre la tierra cuarenta d铆as y cuarenta noches; y raer茅 toda sustancia que hice de sobre la faz de la tierra. E hizo No茅 conforme 谩 todo lo que le mand贸 Jehov谩鈥 (G茅nesis 7.1 al 5 鈥 RVR1909).
Hay diferencias entre los animales, algunos tienen m谩s bacterias o par谩sitos entre su organismo, por esta raz贸n hay carnes que tienen que estar muy bien cocidas o cocinadas, por ejemplo, la larva de un gusano intestinal conocida como triquinosis, en animales como el jabal铆 procedente de la caza en selvas o zonas boscosas. Tambi茅n hay malas referencias del h铆gado de cerdo domesticado, por causa de cierto virus. Adem谩s del resto de su cuerpo mal cocido o mal cocinado. Debido a las hambrunas de las poblaciones mundiales, se ha recurrido a la alimentaci贸n de animales silvestres o de otra 铆ndole av铆cola o mar铆tima, pero de ninguna manera se comprende la alimentaci贸n por cuestiones de afrodis铆aco, para estimular el apetito sexual, como se pretende con las aletas de tibur贸n y el desecho del resto del cuerpo de tibur贸n arrojado en los mismos mares y oc茅anos. Tampoco se comprende la alimentaci贸n de animales salvajes o silvestres, por la costumbre o tradici贸n de ostentaci贸n y alarde de opulencia de platillos costosos y exquisitos. Solamente porque se consideran comidas ex贸ticas o extravagantes. Presumir que se digiere animales de fauna silvestre, solamente por apariencia y capacidad de pago, no tiene sentido porque es insalubre, con da帽o permanente a la salud. Al parecer es un asunto cultural, pero lo mismo aplica en animales dom茅sticos como el gato y el perro.
La Biblia recomienda como gu铆a o referencia todo el cap铆tulo 11 de Lev铆tico: 鈥淵 habl贸 Jehov谩 谩 Mois茅s y 谩 Aar贸n, dici茅ndoles: Hablad 谩 los hijos de Israel, diciendo: Estos son los animales que comer茅is de todos los animales que est谩n sobre la tierra鈥 Esta es la ley de los animales, y de las aves, y de todo ser viviente que se mueve en las aguas, y de todo animal que anda arrastrando sobre la tierra; Para hacer diferencia entre inmundo y limpio, y entre los animales que se pueden comer y los animales que no se pueden comer鈥 (Lev铆tico 11.1 al 47 鈥 RVR1909). Lo mismo se explica en Deuteronomio 14.3 al 21. Debido a que estos pasajes son muy extensos solamente mencionamos sus citas b铆blicas, tanto en Lev铆tico cap铆tulo 11 como de Deuteronomio cap铆tulo 14, se encuentran las listas completas, de los animales comestibles y de los animales destinados para otras funciones.
submitted by Neobiblismo to u/Neobiblismo [link] [comments]


2019.10.29 21:57 ucjw Un diario en Noruega expone c贸mo la Watchtower minti贸 sobre el trato a los expulsados

Primera p谩gina
P谩ginas 6-7
P谩gina 8, incluida la defensa de la Watchtower
Carta de opini贸n escrita por un ex-anciano
Art铆culo completo en Noruego

Ex-Testigo: Lavado de cerebro en los los testigos de Jehov谩

Resumen: Jan Frode Nilsen estaba tan molesto que le costaba respirar cuando ley贸 lo que el liderazgo de los testigos de Jehov谩 escribi贸 al gobernador del condado.
Xueqi Pang.
"El liderazgo de los testigos de Jehov谩 miente y pisotea descaradamente a miles de testigos que han perdido a sus familias. Escriben que los lazos familiares siguen siendo normales, pero saben que es mentira. Entonces siento en mis huesos que no puedo permanecer en silencio", dice Jan Frode Nilsen (42), nacido en el seno de una familia de testigos de Jehov谩 y miembro desde hace m谩s de 35 a帽os. Por primera vez se presenta con su experiencia con su nombre completo.
Habla de su infancia caracterizada por deberes, reglas estrictas y, no menos importante, por el miedo constante a ser condenado al ostracismo.
'No pod铆a dormir' Siento una llama dentro de m铆, que no puedo permitir que esta respuesta de los testigos de Jehov谩 pase sin respuesta". No pod铆a respirar hasta que le envi茅 mi propia carta al Gobernador del Condado.
Este verano, V氓rt Land escribi贸 que los testigos de Jehov谩 expulsan a los miembros que votan en las elecciones pol铆ticas. El ministro de Fe y Vida, Kjell Ingolf Ropstad (KrF), pidi贸 al gobernador del condado que considerara el apoyo estatal a los testigos de Jehov谩 bas谩ndose en la controvertida pr谩ctica de que, en caso de renuncia o expulsi贸n, hay varias historias de que los miembros de la familia, que todav铆a est谩n en la congregaci贸n, rompen el contacto con el "ap贸stata".
En una declaraci贸n al gobernador del condado de Oslo y Viken, los testigos de Jehov谩 creen que esto no es cierto. Respondieron a las autoridades:
"Si un miembro de nuestro grupo religioso decide participar en una elecci贸n pol铆tica votando, los testigos de Jehov谩 lo ver谩n como la persona que ha decidido abandonar la comunidad religiosa. Adem谩s, 茅l o ella tambi茅n puede hablar e interactuar con la familia m谩s cercana como de costumbre".
Experiencia propia. "El liderazgo de los testigos de Jehov谩 blanquea la doctrina de la expulsi贸n y pretende que no existe", dice Jan Frode Nilsen.
Cree que los Testigos de Jehov谩 omitieron la realidad de la situaci贸n al Gobernador del Condado y que la comunidad religiosa ha proporcionado informaci贸n falsa para asegurarse de que sigan recibiendo ayuda estatal.
"Nadie quiere prohibir a los testigos de Jehov谩. Se trata de amenazar su ayuda estatal porque condenan al ostracismo a la gente, y en su intento de conseguir el dinero, mienten sobre su propia doctrina", dice.
Usted ha compartido activamente muchos art铆culos cr铆ticos sobre la comunidad religiosa en Internet. 驴Campa帽as contra los testigos de Jehov谩?
"No me opongo a los testigos de Jehov谩, muchas personas que amo siguen siendo testigos. Estoy a favor de la informaci贸n y la iluminaci贸n p煤blica. Si son condenados al ostracismo y cortan el contacto con sus propios hijos, entonces tienen que ser considerados responsables de ello. La gente necesita saber la verdad."
Nilsen conoce a muchos ex-testigos con experiencias similares a las suyas.
"Siento que tambi茅n hablo en nombre de los Testigos. Muchos de ellos siguen la doctrina del rechazo porque sienten que es una prueba importante de su lealtad a Jehov谩. Conozco a muchos Testigos de Jehov谩 que realmente lloran la p茅rdida de sus seres queridos, pero lo hacen porque La Atalaya se lo pide", dice.
Bautismo para un Testigo. Los padres de Jan Frode Nilsen se convirtieron a la comunidad religiosa en la d茅cada de 1960. A los 17 a帽os de edad, fue bautizado para ser testigo pleno de Jehov谩.
Nilsen nunca lleg贸 a ir a los entrenamientos de f煤tbol porque se enfrentaron a las reuniones en el Sal贸n del Reino. La familia no celebra cumplea帽os ni otros d铆as festivos: "Se esperaba que todos los Testigos de Jehov谩 activos asistieran a las reuniones del Sal贸n del Reino tres veces por semana", dice.
Seg煤n Nilsen, a los testigos de Jehov谩 no se les permite beber demasiado, fumar o tener relaciones sexuales antes del matrimonio.
A medida que fue creciendo, tuvo que seguir m谩s reglas y cumplir m谩s expectativas. Cuando era ni帽o, no sent铆a que se destacaba. Estaba jugando con los otros en la calle. Eso cambi贸 cuando lleg贸 a la adolescencia. Ser joven, lleno de hormonas y tener tantas reglas lo desafi贸 a 茅l y a muchos otros j贸venes de la congregaci贸n.
Exclusi贸n. Seg煤n su experiencia, el castigo por infringir las normas es brutal. Te arriesgas a ser expulsado.
El sitio web de los Testigos contiene informaci贸n sobre c贸mo se espera que una familia trate a un miembro expulsado. Un video muestra c贸mo una mujer es expulsada porque tuvo relaciones sexuales antes del matrimonio.
"Todo el mundo conoce a alguien que ha sido expulsado. As铆 que el miedo a hacer algo malo es constante. La mayor铆a de las personas expulsadas son personas que han estado haciendo algo que los testigos de Jehov谩 creen que es pecado", dice Jan Frode Nilsen.
Tambi茅n es un deber reportar las infracciones de otras personas. Si no, te arriesgas a enfrentar el mismo castigo, seg煤n 茅l.
"Ser expulsado significa que su familia no podr谩 tener contacto con usted. La instrucci贸n es que si un miembro de la familia expulsado llama, la llamada debe ser rechazada. Los expulsados deben sentir que no son parte de la comunidad, as铆 que eventualmente quieren regresar", afirma Nilsen.
Las dudas crecieron. Comenz贸 a cuestionar la teolog铆a ya en la adolescencia. Poco a poco las dudas fueron creciendo. Y dej贸 de predicar de puerta en puerta por su propia iniciativa.
"Descubrir la realidad fuera de los testigos de Jehov谩 fue como despertar. Los testigos de Jehov谩 lo consumen todo. Escriben que tienen la verdad con may煤scula", dice, comparando la experiencia con la pel铆cula The Matrix, donde el protagonista se despierta de una realidad artificial controlada por computadoras.
Situaci贸n de reh茅n Se sent贸 en el bote durante mucho tiempo. Pero cuando tuvo hijos, todo se aclar贸. Hoy en d铆a, sigue siendo un miembro registrado de la comunidad de fe. Los testigos de Jehov谩 reciben subvenciones estatales anuales para sus miembros. Que a pesar de no haber asistido al Sal贸n del Reino durante cinco a帽os.
"Si tengo que irme, ser茅 tratado como un paria y rechazado. No hay una salida honorable. Han construido una situaci贸n de rehenes", dice.
Jan Frode conoce a muchos que tambi茅n intentan desvanecerse en lugar de romper directamente con la familia.
Mientras est茅n registrados como miembros oficiales de los Testigos de Jehov谩, los miembros de la familia pueden mantenerse en contacto. No se sabe cu谩ntos son "miembros pasivos" de la comunidad religiosa.
Nada m谩s que perder En los 煤ltimos diez a帽os ha sido cada vez m谩s abierto sobre sus experiencias como testigo. Entre otras cosas, se le ha permitido ser entrevistado an贸nimamente por varios medios de comunicaci贸n, peri贸dicos y televisi贸n.
Un d铆a de oto帽o de este a帽o, alguien descubri贸 su cuenta de Twitter en la que ha compartido comentarios cr铆ticos con los testigos de Jehov谩. A continuaci贸n, los mensajes de texto marcan la casilla - uno por uno los miembros de la familia se ponen en contacto con 茅l.
"Me enfrentaron con los mensajes de Twitter. Varios escribieron que deben y van a entrar en contacto conmigo".
驴C贸mo te sentiste cuando le铆ste los mensajes de texto de tu familia? Entonces me sent铆 aliviado."

Carta de respuesta de los testigos de Jehov谩 al gobernador del condado:

Jan Frode Nilsen responde a la respuesta oficial de los testigos de Jehov谩 al gobernador del condado. Aqu铆 hay extractos de la carta:
"Si un miembro de nuestra comunidad religiosa decide participar en una elecci贸n pol铆tica votando, los testigos de Jehov谩 lo ver谩n como la persona que ha decidido abandonar la comunidad religiosa. Por lo tanto, se har谩 una breve declaraci贸n en la congregaci贸n que dice: "[El nombre de la persona] ya no es uno de los testigos de Jehov谩". Pero la persona es bienvenida a asistir a los servicios religiosos, a sentarse donde quiera en el Sal贸n del Reino y a participar en el canto de himnos religiosos. Adem谩s, 茅l o ella tambi茅n puede hablar e interactuar con los miembros de la familia cercana como de costumbre (la 煤nica restricci贸n religiosa es discutir asuntos de naturaleza espiritual / religiosa)".

Los testigos de Jehov谩 no est谩n de acuerdo con la cr铆tica

Respuesta: Los l铆deres de los Testigos de Jehov谩 de Noruega no responder谩n a las acusaciones de Jan Frode Nilsen, sino que se referir谩n a un libro que ellos mismos han publicado.
V氓rt Land ha pedido al grupo religioso que responda a una serie de preguntas en relaci贸n con la afirmaci贸n de Jan Frode Nilsen de que hablan en falso en una declaraci贸n al Gobernador del Condado.
En un breve correo electr贸nico a V氓rt Land, su portavoz, Dag-Erik Kristoffersen, escribe que no quieren hacer comentarios sobre las afirmaciones de Nilsen, salvo que "est谩n totalmente en desacuerdo con lo que se afirma".
Dicho antes Kristoffersen escribe que no han escrito nada al Gobernador del Condado que no haya sido mencionado previamente en sus escritos.
En la declaraci贸n a la oficina del Gobernador del Condado, la comunidad religiosa afirma que un Testigo que usa su derecho al voto es expulsado por la congregaci贸n, pero que todav铆a puede llevarse bien con su familia como de costumbre.
Es un encubrimiento de la doctrina de la expulsi贸n, cree el ex miembro Jan Frode Nilsen. Dice que en realidad, la familia tiene que romper todo contacto con el expulsado, como un paria.
Refiri茅ndose a su propio libro En el correo electr贸nico a V氓rt Land, los testigos de Jehov谩 se refieren al libro Keep Yourself in God's Love, una de las publicaciones del grupo de fe. Dice que los testigos de Jehov谩 no deben asociarse con los expulsados. En el cap铆tulo sobre la expulsi贸n: "C贸mo tratar a una persona expulsada", dice:
"No lo recibimos en sus casas ni le saludamos. Porque el que le saluda es part铆cipe de sus malas obras. No tenemos compa帽erismo espiritual o social con los que no tienen compa帽erismo".
La declaraci贸n de la opini贸n escrita:
Los l铆deres de los testigos de Jehov谩 se felicitan a s铆 mismos por tener la verdad
No se esfuerzan por negar sus propias creencias y ense帽anzas a las autoridades cuando pueden ser de beneficio financiero para la fe. La realidad es otra muy distinta.
Testigos de Jehov谩 Niels P. (signos de escritor bajo seud贸nimo) Ex "Anciano" y "Pionero".
En la Convenci贸n de Verano de 2016 de los Testigos de Jehov谩 sobre el tema "Permanece fiel a Jehov谩", hubo al menos dos cosas en el programa que los participantes ciertamente notaron: Un video drama de nueve minutos de duraci贸n que muestra c贸mo una pareja de padres ech贸 a su hija cuando fue expulsada de la congregaci贸n. Y una entrevista con una ni帽a que decidi贸 cortar su conexi贸n con un hermano mayor cuando dej贸 la congregaci贸n.
Exactamente el mismo programa fue presentado en miles de lugares en cientos de idiomas en todo el mundo en 2016 - todos con el mismo video, pero con un joven local en cada lugar que fue puesto como un "buen ejemplo" porque eran "leales a Jehov谩", el Dios de la Biblia.
Un motivo claro. S贸lo tres a帽os despu茅s, la alta direcci贸n de los Testigos de Jehov谩 en Noruega escribi贸 una carta a las autoridades noruegas, aparentemente aboliendo las normas de exclusi贸n, que han existido durante m谩s de 60 a帽os. De hecho, los testigos de Jehov谩 han practicado la "exclusi贸n" u "ostracismo" en su forma actual casi continuamente desde 1952, con un endurecimiento adicional a partir de 1981.
Su motivo es muy claro: quieren mantener las ayudas estatales.
Extracto de la carta. He recibido una copia de la carta, entregada por el Gobernador del Condado de Oslo y Viken, y cito:
"Si un miembro de nuestra comunidad religiosa decide participar en una elecci贸n pol铆tica votando, los testigos de Jehov谩 lo ver谩n como la persona que ha decidido abandonar la comunidad religiosa. Por lo tanto, se dar谩 una breve informaci贸n en la congregaci贸n que dice lo siguiente: "[El nombre de la persona] ya no es uno de los testigos de Jehov谩". Pero la persona es bienvenida a asistir a los servicios religiosos, sentarse donde quiera en el Sal贸n del Reino. Adem谩s, 茅l o ella tambi茅n puede hablar e interactuar con la familia m谩s cercana normalmente (la 煤nica restricci贸n religiosa es discutir asuntos de naturaleza espiritual / religiosa)".
Y adem谩s: "Esperamos que de lo que se dice en esta carta quede claro que respetamos plenamente el derecho fundamental de una persona a tomar una decisi贸n sobre la neutralidad pol铆tica, y que los Testigos de Jehov谩 no ejerzan de ninguna manera presi贸n o intimidaci贸n para intimidar a alguien para que no vote"."La carta est谩 fechada el 18 de octubre de 2019 y firmada por K氓re S忙terhaug, miembro de la sucursal escandinava de Holb忙k, Dinamarca, y Dag-Erik Kristoffersen, portavoz de los Testigos de Jehov谩 en Noruega.
Lectura perturbadora. Para cualquier testigo de Jehov谩, esta es una lectura espantosa. Todos los miembros de los Testigos de Jehov谩 saben perfectamente lo que le sucede a una persona cuyo nombre se lee en voz alta a la congregaci贸n: Desde el momento en que se lee a la congregaci贸n, est谩s espiritualmente muerto, expulsado, un paria. Tu hermano ya no ir谩 a un partido de f煤tbol contigo, tu hermana ya no te invitar谩 a una cerveza, es el final de las cenas familiares. Y los viejos amigos pasar谩n junto a ti en la tienda sin saludarte. Ellos har谩n esto porque dice en la Torre de Vigilancia que deben tratarte as铆.
Si a usted, como excluido, le gustar铆a seguir asistiendo a las reuniones en el Sal贸n del Reino, algo que probablemente sea bienvenido, s贸lo los ancianos designados le dar谩n la bienvenida. Se espera que usted entre en la sala justo antes de que comience la reuni贸n y salga de la sala tan pronto como se termine con los cantos y la oraci贸n. Tampoco tiene sentido quedarse m谩s tiempo en la habitaci贸n, porque de todos modos nadie quiere hablar con usted. Sin embargo, si usted asiste regularmente a estas reuniones por un per铆odo que va desde unos meses hasta un a帽o, puede solicitar la readmisi贸n en la congregaci贸n. Luego tienes que tener otra reuni贸n con los tres hermanos mayores que te expulsaron, y convencerlos de que te arrepientes sinceramente del "mal" que has hecho -por ejemplo, votaste en las elecciones anteriores- y prometes no volver a hacerlo nunca m谩s. Si ellos aceptan esto, usted puede volver a ser Testigo de Jehov谩 y recuperar una relaci贸n c谩lida y buena con sus amigos y parientes.
Los l铆deres saben mejor que nadie. Pero S忙terhaug y Kristoffersen no mencionaron esto en la carta al Consejo del Condado, que nadie quiere hablar con una persona expulsada que asiste a las reuniones en el Sal贸n del Reino. Adem谩s, afirmaron que un expulsado "puede hablar y socializar con su familia inmediata como de costumbre". Y agregaron: "La 煤nica restricci贸n religiosa es discutir temas de naturaleza espiritual / religiosa". Bueno, si ese fuera el caso, muchas personas expulsadas tambi茅n podr铆an haber aprendido a vivir con ello. Uno puede estar de acuerdo en dejar que ciertas cuestiones yazcan por el bien de la paz. Pero la realidad es muy diferente, y es mi afirmaci贸n que S忙terhaug y Kristoffersen lo saben muy bien.
Familias de luto. En realidad, miles de familias nuevas cada a帽o se ven afectadas por el gran dolor de la expulsi贸n de un miembro de la familia por parte de la congregaci贸n. Personalmente conozco muchas historias desgarradoras en las que los padres han cortado su conexi贸n con sus hijos durante d茅cadas simplemente porque los ni帽os han encontrado una fe diferente, porque quieren vivir de una manera diferente, o porque quieren votar en las elecciones. O donde los hermanos que han sido mejores amigos han perdido todo contacto, quiz谩s por el resto de sus vidas, porque uno se ha convertido en ateo. Todos los expulsados tienen en com煤n que en un momento dado fueron bautizados como testigos de Jehov谩: el bautismo es un fen贸meno 煤nico, una inmersi贸n solemne en el agua, dedicando su vida a Jehov谩 -en la pr谩ctica a la iglesia de Jehov谩 en la tierra- y luego se hace. El bautismo es irrevocable. Ser谩s responsable de ser bautizado por el resto de tu vida, y nunca podr谩s, con respeto y agradecimiento, levantar la cabeza y abandonar la congregaci贸n. Porque en el momento en que caminas, te rechazan.
Todos los a帽os se bautiza a ni帽os de entre 10 y 14 a帽os como testigos de Jehov谩, incluso en Noruega. Hoy en d铆a, no puedo comprender y comprender que algunos dejar谩n que sus hijos se comprometan con una congregaci贸n en tales t茅rminos. Pero s茅 que esto es precisamente lo que muchos testigos de Jehov谩 quieren m谩s que nada en el mundo, que sus hijos "escojan a Jehov谩".
C贸mo tratar a los expulsados. En la literatura de los testigos de Jehov谩, gran parte de la cual se puede buscar en Internet, se dice con toda claridad que tanto los amigos como los parientes deben dejar de relacionarse con alguien que ha sido expulsado. Perm铆tanme citar primero una cita general sobre la expulsi贸n:
"Por lo tanto, tambi茅n evitamos el compa帽erismo social con una persona expulsada. Esto descartar铆a acompa帽arlo en un picnic, fiesta, juego de pelota, o un viaje al centro comercial o al teatro, o sentarse a comer con 茅l ya sea en casa o en un restaurante". (Ministerio Nuestro Reino, Agosto 2002)
As铆 que sobre los miembros de la familia expulsados:
"A pesar de nuestro dolor de coraz贸n, debemos evitar el contacto normal con un miembro de la familia expulsado por tel茅fono, mensajes de texto, cartas, correos electr贸nicos o medios sociales." (La edici贸n de estudio de la Atalaya, octubre de 2017)
"La situaci贸n es diferente si el expulsado o disociado es un pariente que vive fuera del c铆rculo familiar inmediato y del hogar. Puede que sea posible no tener casi ning煤n contacto con el pariente. Incluso si hubiera algunos asuntos familiares que requirieran contacto, esto ciertamente se reducir铆a al m铆nimo". (La Atalaya, 15 de abril de 1988)
Los miembros leales de la familia cristiana no buscan excusas para tratar con un pariente expulsado que no vive en casa. M谩s bien, la lealtad a Jehov谩 y a su organizaci贸n los mueve a defender el arreglo b铆blico de la expulsi贸n. (Mant茅nganse en el amor de Dios, pp. 208, 209)
Preciosa verdad. S忙terhaug y Kristoffersen, de los Testigos de Jehov谩, obviamente han tratado de predicar la verdad a las autoridades noruegas. Es posible que crean que han mantenido sus palabras utilizando su propia comprensi贸n de lo que significa "la familia inmediata": que s贸lo se refiere a aquellos que viven en el mismo hogar. Porque, como muestran estas citas de la propia literatura de los testigos de Jehov谩, s贸lo cuando los expulsados siguen viviendo en el mismo hogar que sus parientes creyentes puede, seg煤n las ense帽anzas de los testigos de Jehov谩, "hablar con ellos e interactuar con ellos con normalidad". Pero esto no es lo que las autoridades noruegas o el p煤blico en general piensan con el t茅rmino "familia inmediata".
Tambi茅n es posible que el p煤blico y las autoridades tengan una visi贸n diferente de lo que es "presi贸n" y "amenazas" que S忙terhaug y Kristoffersen. Al fin y al cabo, afirmaron que "los testigos de Jehov谩 no ejercen presi贸n ni amenazan con asustar a nadie para que no vote". En mi opini贸n, esto tambi茅n es una tonter铆a. Ser expulsado de la congregaci贸n autom谩ticamente resulta en la terminaci贸n de amistades y relaciones familiares normales. Despu茅s de todo, cuando esto es una consecuencia de la renuncia o despido de los Testigos de Jehov谩, es un medio de presi贸n, un castigo. Llamarlo de otra manera es deshonesto. Como la propia Atalaya dijo en 2017: "nuestro dolor de coraz贸n".
Lealtad a todo costo. 驴Qu茅 pas贸 con la chica que fue expulsada en el video de la convenci贸n de 2016? Despu茅s de ser desalojada de su casa, no vio a sus padres y hermanos durante doce a帽os. Ten铆a hijos propios que cuidaba lo mejor que pod铆a. Luego, finalmente, regres贸 arrastr谩ndose con su cruz y comenz贸 a asistir a las reuniones de nuevo. Fue all铆 dos veces por semana durante todo un a帽o sin que nadie le hablara. Eventualmente, fue reincorporada formalmente por los ancianos, y desde el momento en que esto fue anunciado a la congregaci贸n, pudo reunirse con sus padres, quienes luego pudieron saludar a sus nietos, obviamente por primera vez. (Puede buscar el v铆deo usted mismo en Internet en google con las palabras clave "Jehovah shunning video.")
Para los testigos de Jehov谩, la lealtad consiste ante todo en obedecer a Jehov谩 Dios. En la pr谩ctica, debe ser obedeciendo a la congregaci贸n y siguiendo las decisiones que se toman all铆. Tal obediencia debe triunfar sobre todo, incluyendo la relaci贸n con los miembros de la familia que deciden dejar el grupo religioso. Sin embargo, como hemos visto, el liderazgo de los testigos de Jehov谩 se esfuerza por negar su propia fe y ense帽anzas a las autoridades mundanas cuando puede ser de beneficio financiero para la congregaci贸n.
Es altamente fraudulento.
submitted by ucjw to Extj [link] [comments]


2019.09.07 17:19 bupropion78 Cual es el mejor antidepresivo ?

Hola a todos
Me pregunto, 驴 cual es el mejor antidepresivo ?, he estado leyendo varios libros de psicofarmacologia, neurofarmacologia, y de neurociencias, en todos los que he leido, proponen, para remitir la depresi贸n, se debe usar m谩s de un antidepresivo, junto con un estabilizador del 谩nimo, en mi opini贸n he visto buenos resultados con el Bupropi贸n, pero el problema es el costo. En mi pais, la principal cadena farmaceutica que vende medicamentos genericos, ya no lo tiene; !!! carajo !!!, y mil veces !!! carajo !!!; como no lo tiene, fui al Centro de Salud Mental, pero, ufff, son pero bien mamones, perdi mi cita, asi que me van a reagendar como en 4 meses, y como perdi mi cita, estos hijos de la gran cagada, no te dan derecho a surtir receta, (anteriomente me daban imipramina); considero a la imipramina, como un antidepresivo regular, como ya dije, por lo que he leido, hay que combinar el antidepresivo con un estabilizador del 谩nimo, y si la depresi贸n es muy refractaria, usar otro antidepresivo; bueno, como no voy a tener imipramina hasta que me reagenden cita (y eso que a煤n no me reagendan), pues tengo que ver la manera de conseguirla, hay una cadena de farmacias, me parece que lo tienen en generico, pero el problema es que rara vez manejan medicamentos genericos, ! carajo !; tambi茅n he leido que el uso de testosterona ayuda para le depresi贸n, me he inyectado testosterona, y si, he visto alguna mejoria, otra cosa, dado que los antidepresivos y los estabilizadores del 谩nimo causan somnolencia, uso modafinilo, realmente ese medicamento esta muy bueno, incrementa la energia, y te sientes bien; el problema es el costo. Gracias por haberme leido, es la primera vez que encuentro un foro asi, en facebook hay muchos, pero me caga el formato de facebook, ya que pierdes el hilo de la conversaci贸n. adem谩s el hijo de perra de Mark Zuzckerman, cambi贸 los algoritmos, y cualquier palabrita que se considere "politicamente incorrecta"; te banea, gracias
submitted by bupropion78 to Depresion [link] [comments]


2019.07.30 06:56 Severianes Martes de literatura en Rep煤blica Argentina: El leopardo en la cumbre del Kilimanjaro

El leopardo en la cumbre del Kilimanjaro

Un libro raro El leopardo en la cumbre del Kilimanjaro de la escritora sovi茅tica Olga Larionova. Ciencia ficci贸n comunista, de la buena.
El t铆tulo hace referencia a la leyenda seg煤n la cual se encontr贸 un leopardo congelado en las nieves eternas de esa monta帽a, a 5500 metros de altura. Hemingway tambi茅n menciona al leopardo en su relato Las nieves del Kilimanjaro, cuya lectura a煤n me debo.
El leopardo es una met谩fora de la pulsi贸n por la vida, el impulso irrefrenable de seguir viviendo aun cuando el destino sea siempre la muerte. El leopardo ascendi贸 persiguiendo una presa, o huyendo de un peligro. Y por alguna raz贸n no pudo bajar y sigui贸 subiendo. Ten铆a que saber que morir铆a, ten铆a que entender que ya estaba todo perdido, mucho antes de los 5500m. Pero sigui贸 adelante...
En el libro de Larionova, toda la humanidad sabe el a帽o en el que va a morir. S贸lo el a帽o, no la fecha completa. Y eso afecta a las personas.
El protagonista se debate entre su lealtad a su mujer, y su pasi贸n por una adolescente. Ambas saben cuando moririr谩n, y reaccionan distinto. Su mujer est谩 aterrorizada, teme salir de la casa o incluso de la cama. Su amante vive la vida con una pasi贸n intensa, hasta el 煤ltimo minuto.
Es una historia rara, incluso para la ciencia ficci贸n rusa. Y transcurre en una utop铆a comunista donde el trabajo es estrictamente voluntario.
Santiago Maldonado vivi贸 una vida corta y plena, como una de las mujeres del libro. Todos vamos a morir, hoy celebremos su vida. Fue el leopardo que, sabiendo que llegaba el fin, sigui贸 subiendo.
Aprendamos algo de 茅l, antes de que nos toque a nosotros.
~
Mis posts se publican en
Tambi茅n me pueden contactar en
submitted by Severianes to Republica_Argentina [link] [comments]


2019.02.22 18:45 0010110101102011 Marc, la sucia rata (Marc y el Polic铆a, extracto)

MARC Y EL POLICIA
-驴C贸mo se llama?
-驴Usted es polic铆a o algo as铆?
-Algo as铆.
-Y, d铆game, "Algo as铆", 驴usted cree que decirle mi nombre me dar谩 una raz贸n para vivir?
-. Las preguntas las hago yo.
-隆Guau!, igual que en las series de televisi贸n, oficial.
-No soy un oficial. D铆game c贸mo se llama
-Marc. Para los amigos: La Sucia Rata.
-驴Por qu茅 quiso arrojarse bajo las ruedas de ese tren en marcha?
-Si hubiese intentado arrojarme bajo las ruedas de un tren detenido, mi caso seria mucho m谩s grave, oficial.
-No me llame oficial y responda lo que le pregunta 驴Por qu茅 quiso tirarse bajo un tren?
-Porque quer铆a vivir una experiencia nueva.
-Una experiencia suicida.
-Su sagacidad me impresiona.
-Vea, Marc, usted le ha provocado a los ferrocarriles del estado un gran trastorno.
-Confiaba en que ser铆a el 煤ltimo, oficial.
(-------------------------------------)
-驴Por qu茅 anda vestido as铆?
-驴As铆 c贸mo?
-Con aspecto de pordiosero.
-Mi aspecto no me preocupa, oficial, de todos modos no soy como me gustar铆a ser.
-驴Pero usted no tiene ninguna vocaci贸n?
-S铆, tengo una, vocaci贸n de suicida. Esa es la m铆a. Soy un perfecto in煤til.
-No se apresure Marc, nadie es perfecto, quiero decir nadie es in煤til.
-Qu茅 fallido, oficial.
-No sea sarc谩stico. Cualquiera tiene alguna utilidad, s贸lo hay que tratar de encontrarla. Todos los seres existen para algo. Hasta usted.
-驴Est谩 tratando de ayudarme o est谩 diciendo su discurso del adi贸s?
-Estoy intentando entusiasmarlo con la vida.
-Lo 煤nico que consigue es desalentarme, oficial.
(-------------------------------------)
-Algo tiene que hacer, Marc, trabajar, estudiar, lo que sea, pero no puede pasarse la vida sin hacer nada.
-Oficial, me defrauda una vez m谩s, 驴usted cree en la acci贸n por la acci贸n?
-Lo que yo creo es que tiene que hacer algo, nadie puede estar bien de la cabeza sin hacer nada.
-La acci贸n es s贸lo un gasto de energ铆a, oficial, no es m谩s que epilepsia.
-驴Y para no ser un epil茅ptico, usted no hace nada en todo el d铆a?
-S铆 que hago oficial.
-驴Qu茅 hace?
--Me tomo el trabajo de respirar quince veces por minuto.
-驴Y cuando est谩 en su casa, respira y mira el techo?
-No, oficial, escribo.
-驴Escribe qu茅?
-Un libro.
-Ah, entonces usted es escritor. No ser谩 como ser abogado, pero ya es algo. 驴Y c贸mo se llama su libro?
-"Los Pro y los Contra de Hacer Dedo".
-Bueno, el t铆tulo siempre puede cambiarse por uno mejor..., 驴para cu谩ndo piensa terminarlo?
-Para dentro de dos o tres a帽os, si la polic铆a no me interrumpe antes.
(-------------------------------------)
-驴Pero usted se neg贸 a responder?
-Por supuesto, oficial, cualquier otro ciudadano en mi lugar hubiese hecho lo mismo.
-驴Y 茅l c贸mo reaccion贸?
-Se enfureci贸, golpe贸 el escritorio y me trat贸 de subnormal.
-驴Y entonces fue cuando usted se puso loco?
-Digamos que me puse peor, oficial, porque loco estoy siempre.
-驴Y qu茅 hizo?
-Le dije que yo no estaba dispuesto a dialogar con alguien cuya calidad humana desconoc铆a.
-驴Y qu茅 necesita conocer del jefe de polic铆a?
-No s茅... Saber si cultiva petunias en oto帽o, por ejemplo.
(-------------------------------------)
-驴Por qu茅 uno no puede suicidarse tranquilamente, oficial?
-Porque es horrible desear la muerte.
-La muerte no es algo horrible, oficial, es sencillamente no estar m谩s. Yo, antes de nacer, no estaba en esta vida, y eso nunca me molest贸. Puede creerme.
-Los que se suicidan jam谩s podr谩n ir al para铆so.
-S铆, ya lo s茅. Ah铆 ir谩n los polic铆as, los abogados, los religiosos, los psic贸logos y los porteros, la gente limpia. Yo soy una sucia rata, oficial. A m铆 el para铆so celestial, con sus angelitos tocando todo el d铆a esas insufribles arpas, me resultar铆a m谩s insoportable que el infierno.
(-------------------------------------)
-Ten铆a que ser usted... D铆game qu茅 est谩 haciendo en esta esquina.
-驴Prefiere que le cuente la verdad o que le responda algo que usted pueda creer?
-No intente confundirme y d铆game qu茅 est谩 haciendo ac谩.
-Estoy esperando a una chica.
-Justo aqu铆, frente a la central de polic铆a. 驴C贸mo se le ocurre hacer una cita en este lugar?
-De la misma manera que se me ocurrir铆a hacer una cita en otro lugar.
-驴Entonces por qu茅 no se le ocurri贸 citarla en otro lugar?
-Fue ella la que me cit贸 a m铆.
-Y no vino.
-驴C贸mo lo sabe?
-Porque lleva m谩s de una hora en est谩 esquina.
-Su informe es correcto, oficial.
-El comisario general lo ha visto desde su ventana y ha preguntado quien es ese sospechoso.
-D铆gale que no tiene porqu茅 preocuparse, que soy yo esperando a una chica.
-Pero usted est谩 completamente loco.
-S铆, desde que era un espermatozoide. Entre nosotros, oficial, 驴usted cree que vendr谩?
-Usted est谩 loco.
-Eso ya est谩 aclarado, oficial, lo que le pregunto es si cree que ella va a venir.
-El que hace las preguntas soy yo.
-Esa frase la sac贸 de alguna serie de televisi贸n
-Es imposible hablar con un loco.
-Depende, oficial, hay locos y locos.
-Terminemos.
-Eso es lo m谩s sensato que le he escuchado decir.
-Terminemos.
-No hace falta que lo repita, le dije que era lo m谩s sensato que le escuch茅, pero tampoco es una genialidad como para andar repiti茅ndola, oficial. De todas maneras, como usted dice, "terminemos鈥, esto no da para m谩s. Yo seguir茅 aqu铆 esperando a mi chica y usted puede ir tranquilo a explic谩rselo a todas las unidades.
-驴Usted cree que me ha convencido con esa absurda historia de que espera a una chica frente a la central de polic铆a?
-No quiero que piense que la voy de sagaz por la vida, pero en ning煤n momento lo vi muy convencido.
-D铆game qu茅 est谩 haciendo ac谩.
-Si le digo realmente por qu茅 estoy aqu铆 me lo va a creer menos que la historia de la chica. -驴O sea que me minti贸?
-No exactamente.
-驴Qu茅 quiere decir con eso de "no exactamente"?
-Que no es que le haya mentido sino que no quise alterar su equilibrio mental Esa historia de la chica me pareci贸 lo m谩s acorde a su estructura de pensamiento. -Terminemos.
-Eso ya lo dijo antes y despu茅s empez贸 de nuevo.
-Porque usted le ha mentido a la polic铆a.
-Pero, oficial, 驴qu茅 esperaba que hiciese? El d铆a que todos le digamos la verdad a la polic铆a va el mundo entero a la c谩rcel, menos la polic铆a, claro.
-驴Qu茅 dice?
-Nada importante, oficial, estaba reflexionando en voz alta.
-驴Reflexionando?
-S铆, es una costumbre que tenemos los desuniformados.
-D铆game de una vez por todas qu茅 est谩 haciendo frente a la central de polic铆a.
-驴Antes o despu茅s?
-驴Antes o despu茅s de qu茅'?
-驴Antes de que llegara usted o ahora?
-Antes. 驴Qu茅 estaba haciendo, antes, en actitud sospechas frente a la central de polic铆a?
-Estaba esperando que me matara una bala perdida.
-Eso es lo m谩s inveros铆mil que he escuchado en toda mi vida.
-驴Ve? Lo que a usted le parece inveros铆mil, para m铆 es lo m谩s natural. No hay caso, oficial, usted y yo no vamos a entendernos jam谩s.
-Desaparezca inmediatamente de mi vista.
-驴Desaparici贸n instant谩nea como de ciencia ficci贸n?, 驴o puedo irme caminando?
-H谩galo como quiera, pero ya mismo.
-Si llego a desaparecer como en las pel铆culas de ciencia-ficci贸n a usted lo internan.
-V谩yase.
-Me voy, pero cierre los ojos y cuente hasta ciento cincuenta porque yo camino despacio, oficial.
(-------------------------------------)
-驴Qu茅 hace en un tugurio como 茅ste?
-驴Me recomienda otro mejor, oficial?
-C谩llese. Las preguntas las hago yo.
-Oh, Harry, qu茅 duro est谩s hoy, no he hecho nada malo Harry, no soy un buscapleitos, s贸lo estaba tratando de divertirme con mi chica y mi navaja.
-Deje de hablar de ese modo.
-驴No le gusta mi voz?
-No me gusta nada de usted, Sucia Rata Marc, ni siquiera su nombre.
-Justo hoy, oficial, qu茅 pena.
-驴Qu茅 tiene de particular el d铆a de hoy?
-Que llueve y necesito un poco de ternura.
(-------------------------------------)
-驴Qu茅 tal, Marc, c贸mo se encuentra?
-Socialmente desfasado.
-驴Qu茅 fue lo que ocurri贸 en el banco?
-Le regal茅 un pu帽ado de man铆es a cada cajero.
-驴Por qu茅 hizo eso?
-驴Le digo la verdad o le invento algo m谩s cre铆ble?
-D铆game la verdad.
-Porque hoy es lunes, oficial.
-驴Y qu茅 tiene que ver que hoy sea lunes?
-Que los lunes el zool贸gico est谩 cerrado Yo no ten铆a ni idea de que hoy era lunes y ya hab铆a comprado los manies.
-D铆game por qu茅 fue al banco. Pero esta vez quiero que me cuente la verdad, 驴entendido? -Ya se la cont茅, oficial.
-Entonces ahora invente algo m谩s cre铆ble.
-El plan lo ide贸 Henry. En el grupo somos tres: Henry, que es el cerebro, Johnny, que es la fuerza bruta y yo.
-驴Y usted qu茅 viene a ser?
-El asesor espiritual del grupo. Como le dec铆a, el plan lo ide贸 Henry, pero a Johnny, que es demasiado musculoso, el traje de viejita inv谩lida le iba fatal, por eso a m铆 se me ocurri贸 distraer la atenci贸n tir谩ndoles man铆es a esos lechosos cajeros.
-驴Y por qu茅 no se puso usted el traje de viejita?
-No me diga que se crey贸 esta historia, usted me da miedo, oficial, no puede ser que sea tan geom茅trico.
(-------------------------------------)
-Oficial, mis amigos hacen apuestas.
-驴Apuestas?
-S铆. Eso es ilegal, 驴verdad?
-Depende, 驴hacen apuestas por dinero?
-Claro, qu茅 gracia.
-驴Y a qu茅 apuestan?
-Unos a que voy a suicidarme y otros a que no lo voy a hacer nunca.
-Sus amigos est谩n locos.
-Si no lo estuvieran no ser铆an amigos m铆os, oficial. Lo que yo quiero saber es qu茅 opini贸n le merece eso de que hagan apuestas conmigo como si yo fuese una bolilla de loter铆a.
-Opino que lo 煤nico que le interesa a usted es ser un centro de atenci贸n y vive haciendo disparates para conseguirlo.
-Le ped铆 su opini贸n, oficial, y no que me clasificara seg煤n su manual para guardianes del orden. 驴Usted apostar铆a a que voy a suicidarme o a que no?
-Los polic铆as no hacemos apuestas.
(-------------------------------------)
-Feliz d铆a de la locura, oficial.
-驴As铆 que hoy es el d铆a de la locura?
-S铆, oficial, fest茅jelo en familia.
-驴Y qui茅n declar贸 ese d铆a?
-Habr谩 sido alg煤n loco suelto, oficial.
-Por casualidad, 驴llamado Marc?
-La sucia rata de Marc, efectivamente.
(-------------------------------------)
-驴Esa gente son amigos suyos?
-S铆, son amigos m铆os, pero no me pregunte de d贸nde ni c贸mo se llaman porque no tengo ni la m谩s remota idea.
-驴Y que hace usted aqu铆 con estos drogadictos?
-Somos buenos amigos, oficial.
-驴O sea que usted tambi茅n es drogadicto?
-Eso de "drogadicto" es sensacionalismo, oficial, digamos que la droga y yo nos llevamos estupendamente.
-Ahora comprendo.
-No lo puedo creer.
-Es la droga la que le hace decir tantas estupideces.
-Si fuera as铆 usted tendr铆a que confesar con que se da, oficial.
-No haga el papel de joven rebelde.
-Okey, oficial, pero d茅jeme ir.
-Lo voy a dejar ir con una condici贸n.
-La que quiera.
-Que se presente en la comisar铆a el lunes a las siete de la ma帽ana.
-Ll茅veme arrestado ya mismo.
-驴Qu茅 dice?
-Oficial, soy absolutamente incapaz de levantarme a las siete de la ma帽ana. (-------------------------------------)
submitted by 0010110101102011 to RepublicaArgentina [link] [comments]


2019.01.23 23:53 Alex_Alonso Me gusta la confluencia, me gusta el discurso, pero lamentablemente NO FUNCIONAN. No suman votos, restan tanto a Podemos como a IU. Los datos no dejan lugar a dudas.

Estoy con Podemos desde la primera noche, cuando ni siquiera sab铆a qui茅n era Pablo Iglesias ni Juan Carlos Monedero. El proyecto era esperanzador. Particip茅 y sigo participado en todas las consultas, primarias鈥 Me le铆 gran parte de los libros de Iglesias, Monedero, Liria, etc. Acud铆 a manifestaciones, m铆tines y contribu铆 y contribuyo desde el primer momento a la financiaci贸n mediante donaciones, cuotas y pr茅stamos por un importe de varios miles de euros.
Nunca he manifestado mi opini贸n en este lugar, pero creo necesario -a la vista de los 煤ltimos acontecimientos- que todos los que apoyamos este proyecto opinemos sobre la situaci贸n.
Hasta ahora he apoyado a la direcci贸n en todo. Comparto sus ideas y proyectos. En su momento tambi茅n vot茅 a favor de la confluencia con IU, porque tenemos muchos objetivos comunes.
Pero llegados a este punto y a la vista de los resultados de las 煤ltimas Elecciones Generales y de las Elecciones Andaluzas, creo que son obvias dos cuestiones:
1潞) Aunque nos guste la confluencia con IU, no funciona. NO FUNCIONA. Motivos: da lo mismo, los resultados est谩n a la vista.
2潞) El discurso actual tampoco funciona. Podemos tuvo sus mejores resultados con un discurso nuevo, transversal, cambiando los esquemas tradicionales por los de arriba-abajo, casta-mayor铆a, etc. Desde la confluencia con IU se ha vuelto al discurso tradicional de la izquierda, que aunque nos guste, NO FUNCIONA.
La simbiosis con IU es tal que ya no se diferencia el discurso de Podemos del de IU, que tan pobres resultados ha dado hist贸ricamente a IU.
Me gusta la confluencia, me gusta el discurso, pero lamentablemente NO FUNCIONAN. No suman votos, restan tanto a Podemos como a IU. Los datos no dejan lugar a dudas.
Cuando tras los sucesivos resultados adversos oigo que 鈥渉ay que profundizar en la confluencia鈥, pienso que se avanza a paso firme y decidido hacia el desastre, es decir, a estabilizarse en el techo electoral hist贸rico de IU; porque para los votantes de Podemos esto ser铆a un desastre.
Las alianzas con IU pueden y deben realizarse despu茅s de las elecciones y el discurso se puede modificar sin cambiar ni un 谩pice los objetivos.
Podemos est谩 a tiempo de dar un golpe de tim贸n y enderezar el rumbo antes de las pr贸ximas citas electorales. Los 煤ltimos acontecimientos amenazan con partir el barco en dos y eso s铆 que ser铆a el final.
No me gusta la maniobra de I帽igo Errej贸n, sobre todo por la forma, pero si sigue defendiendo los mismos objetivos que Podemos, hay que sumar y no dividir. No es una cuesti贸n de personas, sino de programas.
submitted by Alex_Alonso to podemos [link] [comments]


2018.10.12 23:00 lh1008 Preservando el Derecho Fundamental a la privacidad - Monero Outreach - #monero-es

Preservando el Derecho Fundamental a la privacidad - Monero Outreach - #monero-es
Link directo: https://www.monerooutreach.org/preservar-derecho-fundamental.php

https://preview.redd.it/7el6jjm1jtr11.jpg?width=1200&format=pjpg&auto=webp&s=70e72798dd6617cf2bbadbfdb2f7a3483b228efe

Jack M 10/07/18 Monero puede ser utilizado por cualquier persona, independientemente de su raza, g茅nero, religi贸n o preferencias sexuales.

鈥淟a libertad implica la supremac铆a de los derechos humanos en todos lados. Nuestro apoyo es para aquellos que luchan para obtener esos derechos y mantenerlos. Nuestra fuerza es nuestra unidad de prop贸sito. A ese gran concepto no le puede seguir otro final que no sea la victoria.鈥 Franklin D. Roosevelt Las cuatro Libertades, enero 6, 1941

El final de la Segunda Guerra Mundial marco la 煤ltima lucha (por ahora) que tuvo el mundo por la libertad. Quienes defendieron la libertad bajo el dicho, 鈥渓a libertad no es gratuita鈥, cimentada en la mente del mundo, no quedaron satisfechos. Esas mismas libertades b谩sicas est谩n siendo fuertemente atacadas hoy en d铆a.
Dado que el medio de opresi贸n ha cambiado al campo digital, los mismos principios de libertad permanecen. Las libertades resumidas en la Declaraci贸n Universal de los Derechos Humanos, escritos por las Naciones Unidas en 1948, son las mismas que est谩n siendo atacadas en nuestro mundo digital creciente. Los trucos de quienes violan estos derechos humanos son los mismos de siempre.
Echemos in vistazo a un precepto en esa declaraci贸n: Art铆culo 12
Nadie ser谩 objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputaci贸n. Toda persona tiene derecho a la protecci贸n de la ley contra tales injerencias o ataques.2
El derecho a la privacidad es importante porque:
  • La constante vigilancia corroe el principio de presunci贸n de inocencia.
  • La constante vigilancia congela la libertad de expresi贸n, especialmente en medio digitales.
  • La privacidad le permite a los ciudadanos el derecho al libre movimiento y asociaci贸n.
Aqu铆 es donde Monero se destaca. La privacidad en el uso del dinero es el n煤cleo esencial del Art铆culo 12. 驴Como puedes expresar tus libertades donando a causas nobles seg煤n tus creencias si est谩s preocupado de que estas causas no encajen en la narrativa de la autoridad?

El abuso de poder del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ - siglas en ingles) : El ejemplo de Barret Brown por el dinero an贸nimo.

Como ejemplo, tomemos el caso de Barret Brown, un periodista revolucionario que capturo la ira de las autoridades Federales de los Estados Unidos. 脡l es la persona a quien le tiraron un libro en la corte por simplemente compartir un hiperv铆nculo a un documento infiltrado en-linea hospedado en la red.
Cuando la corte lo sentencio, la mayor铆a supo que fue excesivo. Un movimiento libre, 鈥Free Barrett Brown,鈥 (Liberen a Barret Brown), comenz贸 a recaudar fondos para pagar los honorarios de un abogado. El extenso proceso en la corte y sus apelaciones, hubiera dejado a cualquier persona sin dinero. La organizaci贸n solo quiso aliviar el peso financiero de Brown causado por una corte que claramente lo tenia presionado. Golpeado con una pesada sentencia en prisi贸n y una fianza de $800.000 USD por el caso Stratfor, el demandante Brown declar贸:, 鈥淧asare el resto de mi vida en un extra帽o estado de servitud indentada post-cyberpunkera, a una inteligencia privada sin moral que quiz谩s ser谩 recordada por haber espiado a unos activistas en Bhopal en nombre de Quimicos Dow (Dow Chemical). Que tal acusaci贸n no pudiese articular como yo le haya causado alg煤n tipo de da帽o a esta compa帽铆a, no disuadi贸 al Juez del Distrito de los Estados Unidos Sam A. Lindsay sobre el caso.鈥
Por lo tanto, la recaudaci贸n de fondos fue claramente justificada a tal pena inhumana. Sin embargo, salio a la luz que tanto el FBI como el DOJ mantuvieron bajo vigilancia reservada las cuentas bancarias de los donantes. De hecho, pudieron identificar la identidad de cada donante. Por un tiempo, nadie supo que esta vigilancia estaba ocurriendo. Sin una orden judicial, el FBI y el DOJ, descubrieron quienes hab铆an donado a una causa leg铆tima y legal. Este abuso del poder recae bien dentro de la 鈥渋nterferencia arbitraria鈥 sobre la privacidad del donante.

Privacidad a TU valor, dinero y ganancias

Tu dinero es solo para tus ojos y a quienes tu permitas ver. A trav茅s del tiempo, a medida que el sistema financiero se monopoliza y digitaliza, hemos crecido con la aceptaci贸n de que las entidades bancarias y los gobiernos, pueden ver todas nuestras compras a cr茅dito, validen los saldos en la cuenta y conozcan nuestros retiros bancarios. Esto tiene grandes riesgos y es un arma de doble filo. Todos acogimos esta intromisi贸n con gran libertad en nuestro d铆a a d铆a, en vez de la resistencia como la respuesta m谩s l贸gica.
Hemos evidenciado como, una y otra vez, los gobiernos hacen grandes esfuerzos para poner al mundo sobre vigilancia, tal como lo vivimos con el 煤ltimo ejemplo en el Reino Unido del r茅gimen de vigilancia masiva. Incluso a煤n haciendo p煤blico estas impactantes operaciones, los responsables contin煤an comprometidos en estas violaciones, usualmente cambiando a diferentes m茅todos.

Fungibilidad como resistencia a la vigilancia

Monero resuelve esta situaci贸n de los ojos indiscretos, gracias a su principal caracter铆stica de fungibilidad. La caracter铆stica de fungibilidad permite realizar transacciones an贸nimas donde podr谩s expresar tu libertad sin temor del 鈥渉ermano mayor鈥 observando. Sea el hermano mayor, una instituci贸n financiera, el gobierno o un lugar de trabajo, Monero asegura que mantendr谩s tus negocios privados, tal como lo has destinado.
Bitcoin, en contraste a Monero, se clasifica como no fungible, lo que quiere decir que el historial de cada moneda puede ser rastreado hasta su punto de creaci贸n (cuando fue minada). Cada direcci贸n del monedero con la que haya tranzado esa moneda puede ser rastreado en los registros p煤blicos. Cuando una moneda ha sido utilizada en actividades ilegales en el pasado, eso se convierte en el historial de la moneda.
En cambio, Monero, remueve este problema de registros p煤blicos de manera permanente. Un Monero (XMR) puede ser sustituido por cualquier otro del mismo valor. Esto quiere decir que no existe un identificador 煤nico en particular que ate las transacciones de un XMR en el tiempo. Adicional a esto, no existe el concepto de tener un XMR menos 鈥渓impio鈥, ya que el historial de una moneda 鈥渟ucia鈥 no es un problema.
La privacidad en transacciones y el almacenamiento de riqueza, tanto para el individuo como a los negocios, se mantendr谩n como un derecho importante a las generaciones venideras. Una y otra vez, hemos visto como los gobiernos han tomado ventaja de los poderes que se les ha entregado, espiando a sus propios ciudadanos y a ciudadanos de otras naciones que a煤n no han quebrantado ninguna ley. Los gobiernos utilizan estos llamados poderes para eliminar la privacidad para ellos, neutralizar los llamados grupos peligrosos, activistas y de causas.
Si los gobiernos ya han tenido la disposici贸n de penetrar dentro del alma de estos grupos, su dinero, no habr谩 mucha libertad de expresi贸n para proteger. Sea de manera encubierta o abierta, los gobiernos pueden apaciguar la privacidad de estos grupos para que no prosperen.

Lo que aprendimos de la Segunda Guerra Mundial: Nadie debe ser excluido del ejercicio de sus derechos

鈥淟a injusticia en cualquier lugar es una amenaza a la justicia en todas partes.鈥 Martin Luther King Jr.

Los horrores de la Segunda Guerra Mundial mostraron la putrefacta deuda del odio y el prejuicio. Remover la protecci贸n de los derechos de cierto grupo de personas quebranta todos los derechos fundamentales descritos en la Declaraci贸n de los Derechos Humanos2.
Como testamento para los derechos de todos, Monero puede ser utilizado por cualquiera, sin importar raza, genero, religi贸n o preferencias sexuales. La red de Monero y la comunidad le da la bienvenida a todos/as y no le pide a nadie que se someta a reglas arbitrarias.
Como cita el Art铆culo 2 de la Declaraci贸n Universal de Derechos Humanos: Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaraci贸n, sin distinci贸n alguna de raza, color, sexo, idioma, religi贸n, opini贸n pol铆tica o de cualquier otra 铆ndole, origen nacional o social, posici贸n econ贸mica, nacimiento o cualquier otra condici贸n. Adem谩s, no se har谩 distinci贸n alguna fundada en la condici贸n pol铆tica, jur铆dica o internacional del pa铆s o territorio de cuya jurisdicci贸n dependa una persona, tanto si se trata de un pa铆s independiente, como de un territorio bajo administraci贸n fiduciaria, no aut贸nomo o sometido a cualquier otra limitaci贸n de soberan铆a.
El punto de partida es permitiendo a todas las personas alrededor del mundo sacar provecho de las inalienables libertades. Monero tiene esto cubierto y mucho m谩s. Monero le permite a las personas sofocadas por los gobiernos m谩s autocr谩ticos ganar un nuevo derecho: La libertad de encajar el valor donde ellos consideren. A veces, peque帽as gotas de libertad comenzar谩n una gigantesca ola de revoluci贸n.
Como lo sab铆a el Reverendo Martin Luther King Jr., todos en la tierra est谩n conectados a una f谩brica humana. Proteger los derechos de grupos marginados al final protege nuestros propios derechos. Monero refuerza ese legado de la verdad en el que todos somos algo similar y que la defensa de nuestros derechos humanos nos defienden en contra de la divisi贸n y el odio que podr铆a desgarrarnos.
submitted by lh1008 to Monero [link] [comments]


2018.04.05 20:50 master_x_2k Agitaci贸n IV

Cap铆tulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_____________________Agitaci贸n IV_____________________

鈥淓star茅 all铆. S铆-鈥 Vi una luz en la ventana de la sala y puse mi mano sobre la mitad inferior de mi tel茅fono celular mientras investigaba brevemente. Maldita sea, mi pap谩 estaba en casa. Puse el tel茅fono en mi oreja, 鈥淟o siento, tengo que correr. No. No. Mira-鈥
Cuando escuch茅 que se abr铆a la puerta del frente, cerr茅 el tel茅fono y lo met铆 en mi bolsillo. Me disculpar铆a por colgar m谩s tarde. Definitivamente no quer铆a que mi padre viera el tel茅fono. No pensaba que me prohibir铆a tener uno, pero desde la muerte de mi madre, los tel茅fonos celulares ten铆an fuertes connotaciones negativas. Eso, y tendr铆a que explicar d贸nde lo consegu铆 y c贸mo lo pagu茅.
Brian me hab铆a dado tres tel茅fonos celulares id茅nticos 鈥 todos desechables 鈥 a primera hora de la ma帽ana, y hab铆a decidido ir con 茅l al loft en lugar de ir a la escuela. Tal como lo ve铆a, no ten铆a mucha oportunidad de concentrarme en las clases con el robo del jueves ocupando mi atenci贸n adem谩s del estr茅s de simplemente estar all铆 y esperar a que aparezcan las consecuencias de haber salteado clases. Adem谩s, racionalic茅, no ten铆a mucho sentido ir si sab铆a que faltar铆a de nuevo para ir a robar al banco. Me hab铆a prometido a m铆 misma que ir铆a pasado ma帽ana. A afrontar las consecuencias.
Pas茅 el d铆a con el grupo. Rachel hab铆a salido del apartamento; los otros no especificaron por qu茅 y no me interesaba lo suficiente como para arriesgarme a parecer demasiado curiosa al preguntar. Entonces, solo 茅ramos Brian, Alec, Lisa y yo. Hab铆amos definido los detalles finales del robo y hab铆a decidido qu茅 armas quer铆a que Lisa le pidiera al jefe. Eleg铆 un cuchillo de combate y una porra policial telesc贸pica. El cuchillo servir铆a para emergencias y para aquellas personas que eran demasiado duras para herir con la porra. La porra, de cincuenta cent铆metros de largo cuando estaba completamente extendida, era para un uso m谩s general, y ofrec铆a m谩s fuerza de la que obtendr铆a con mis pu帽os. Lisa me hab铆a prometido que los tendr铆a para ma帽ana.
Despu茅s de eso, evitamos el tema del robo, por alg煤n acuerdo t谩cito. No ser铆a bueno pensar demasiado o arriesgarse a ponerse demasiado nervioso. De cualquier manera, sent铆 la necesidad de quemar algo de energ铆a nerviosa, as铆 que ayud茅 a limpiar el armario de almacenamiento a la hora del almuerzo, con la ayuda de Lisa y Brian. Hab铆amos solucionado el problema, hab铆amos encontrado un lugar para todo y hab铆amos armado la habitaci贸n con cosas que les sobraban. El material inclu铆a un tendedero extensible, un vestidor, un colch贸n inflable y una mesita de noche con una l谩mpara adjunta. Era suficiente espacio para guardar algunos art铆culos de tocador, un cambio de ropa o dos, mi traje y mi equipo. Lisa pas贸 mucho tiempo hablando de lo que pod铆a hacer convertir este espacio en algo m铆o, lo que pod铆a comprar, c贸mo pod铆a decorar, pero estaba contenta con lo que ten铆amos all铆. Me gustaba un poco que fuera algo espartano, porque encaja con que no planeaba quedarme tanto tiempo mientras que se sent铆a extra帽amente apreciativo de ser aceptada como parte del grupo.
Habi茅ndonos cansado, todos nos derrumbamos en los sof谩s y vimos algunas de las pel铆culas de Alec de la Tierra-Aleph[1], la Tierra alternativa con la que nuestra Tierra se hab铆a estado comunicando desde que el Profesor Haywire[2] hizo un agujero entre las realidades. Los medios de comunicaci贸n eran una de las pocas cosas que se pod铆an intercambiar a trav茅s del agujero. Para resumir, podr铆as obtener libros, pel铆culas y DVDs de programas de televisi贸n del otro mundo, si estabas dispuesto a aceptar el precio. 驴El beneficio? Pas茅 la tarde viendo c贸mo el otro universo hab铆a manejado los episodios uno y dos de las pel铆culas de Star Wars.
Realidad: todav铆a eran bastante decepcionantes.
Para cuando mi padre lleg贸, ten铆a chuletas de cerdo descongeladas, espolvoreadas con lim贸n y pimienta y sentadas en una sart茅n, con verduras en el microondas. Cocinar era el tipo de cosa que comenzabas a hacer cuando solo ten铆as un padre, a menos que realmente te gustara la comida para llevar.
鈥淎l贸鈥, me salud贸 mi padre, 鈥淗uele bien鈥.
鈥淓mpec茅 la cena un poco temprano porque hay un lugar al que quiero ir, esta noche, 驴Si eso est谩 bien?鈥
Trat贸 de ocultarlo, pero pude ver un poco de decepci贸n. 鈥淧or supuesto鈥, dijo, 鈥溌縏us nuevos amigos?鈥
Asent铆.
鈥淒茅jame cambiarme y luego te preguntar茅 todo sobre ellos鈥, prometi贸 mientras se dirig铆a al piso de arriba.
Estupendo. No hab铆a tenido que responder estas preguntas anoche porque mi padre hab铆a trabajado hasta tarde. Mi mente comenz贸 correr tratando de anticipar preguntas y pensar en detalles cre铆bles. 驴Deber铆a usar sus nombres reales? 驴O al menos, los nombres que me dieron? No estaba segura de si eso ser铆a un abuso de confianza. Decid铆 usar sus nombres reales por la misma raz贸n por la que decid铆 usar el m铆o con ellos. Simplemente preven铆a los desastres si mi padre alguna vez los encontraba, lo cual era una idea aterradora, o si me llamaban.
No ten铆a que preocuparme que mi padre escuchara del arresto de cuatro chicos, todos los cuales ten铆an el mismo nombre que mis 鈥渁migos鈥, ya que la mayor铆a de ellos eran menores de edad y sus nombres se mantendr铆an ocultos bajo la ley. Tambi茅n ten铆a la impresi贸n de que los tribunales no siempre desenmascaraban capas cuando los arrestaban. No estaba completamente segura de qu茅 pasaba con eso. Parec铆a algo sobre lo que preguntarle a Lisa.
Para cuando mi padre hab铆a bajado las escaleras, hab铆a resuelto tratar de mantener mis mentiras lo m谩s cerca posible de la verdad. Ser铆a m谩s f谩cil mantener todo en orden de esa manera. Eso, y odiaba mentirle a mi pap谩.
Mi pap谩 se hab铆a cambiado la camisa de vestir y los pantalones de color caqui, en una camiseta y jeans. Me revolvi贸 el pelo y luego se hizo cargo de la 煤ltima parte de la cocina. Me sent茅 en la mesa para poder hablar con 茅l.
鈥淓ntonces, 驴qu茅 est谩 pasando?鈥, Pregunt贸.
Me encog铆 de hombros. Odiaba sentirme as铆 de tensa cerca de mi pap谩. Nunca me hab铆a molestado acerca del acoso, as铆 que siempre hab铆a sido capaz de volver a casa y dejar caer mi guardia. No pod铆a hacer eso ahora, porque estaba que 茅l se enterara de mis faltas a clase en cualquier momento, y mis nuevos 鈥榓migos鈥 trajeron un mont贸n de secretos y mentiras a la mezcla tambi茅n. Me sent铆 como si estuviera al borde de una p茅rdida de confianza terminal. Un error o una sola llamada telef贸nica preocupada de la escuela, y mi padre probablemente enloquecer铆a, y las cosas no ser铆an las mismas entre nosotros por mucho tiempo.
鈥溌縈e dir谩s sus nombres?鈥, Pregunt贸. Puso la comida en platos y la llev贸 a la mesa.
鈥淏rian, Lisa, Alec, Rachel鈥, confes茅, 鈥淪on agradables. Me llevo bien con la mayor铆a de ellos.鈥
鈥溌緿贸nde los conociste? 驴Colegio?鈥
Negu茅 con la cabeza,鈥 quer铆a alejarme de la escuela por un tiempo, as铆 que tom茅 un autob煤s al centro de la ciudad para tomar un descanso. Me encontr茅 con ellos en la biblioteca.鈥 Verdades parciales. Realmente no se pod铆a tomar un autob煤s hacia el centro de la ciudad y viceversa durante el almuerzo; lo hab铆a intentado cuando estaba evitando al tr铆o, pero dudaba que mi padre lo investigara. Sin embargo, t茅cnicamente me cruce con los Undersiders en la biblioteca.
鈥溌縑an a la biblioteca a la hora del almuerzo? 驴C贸mo son?鈥
鈥淏rian es genial. 脡l es con quien he hablado m谩s.鈥
鈥淯n chico, 驴eh?鈥 Mi pap谩 movi贸 las cejas hacia m铆.
鈥溌ap谩, detente! No es as铆鈥, protest茅. Dudaba que Brian tuviera el m谩s m铆nimo inter茅s en m铆, sobre todo porque ten铆a dos o tres a帽os menos que 茅l. Adem谩s, bueno, yo era yo. Opt茅 por no mencionar la diferencia de edad a mi padre.
Cambiando el tema, dije, 鈥淟isa es agradable tambi茅n. Realmente inteligente, aunque no he hablado tanto con ella. Es agradable poder salir con otra chica de nuevo, incluso si ella es muy diferente de m铆.鈥
鈥淪i ella es inteligente, no puede ser tan diferente de ti.鈥
Podr铆a haberme pateado a m铆 misma. No podr铆a explicar que ella era una de los malos, mientras que yo era una aspirante a superh茅roe, o exactamente c贸mo era 鈥榠nteligente鈥. Me hab铆a arrinconado en un lugar donde no ten铆a una respuesta preparada, y ten铆a que evitar hacer eso. Buscando una respuesta, le dije: 鈥淪olo es un a帽o mayor que yo, y ya se gradu贸 de la escuela secundaria鈥. Esa era la verdad. Ella hizo trampa, pero t茅cnicamente se gradu贸.
Mi pap谩 sonri贸, 鈥淚mpresionante. Dime que son excelentes estudiantes que pueden servir como buenos modelos para ti 鈥.
Podr铆a haberme atragantado. 驴Buenos modelos de conducta? 驴Ellos? Mantuve mi compostura y me limit茅 a sonre铆r y sacudir la cabeza, 鈥淟o siento鈥.
鈥淯na pena. 驴Qu茅 hay de los dem谩s?鈥
鈥淎lec es el m谩s joven, creo. Un poco dif铆cil de conectar con 茅l. Es un artista incre铆ble, por lo que he visto, pero realmente no lo veo dibujar. Parece algo dif铆cil hacer que se interese o se involucre en algo. Siempre se ve aburrido.鈥 Cuando dije las palabras en voz alta, me di cuenta de que no eran exactamente ciertas. Las dos veces que hab铆a visto a Alec reaccionar ante algo hab铆a sido cuando le hab铆a gastado su peque帽a broma a Brian, haci茅ndolo tropezar, y despu茅s de que Perra y yo estuvi茅ramos peleando. Un toque de regodeo en su personalidad, tal vez.
鈥溌縔 la 煤ltima? 驴Rita? 驴Rachel?鈥
鈥淪铆, Rachel. No me llevo bien con ella. No me agrada.鈥
Mi padre asinti贸, pero no dijo nada. Esperaba a medias la frase parental t铆pica de 鈥榯al vez si tratas de mostrar inter茅s por las cosas que le gustan鈥 o alg煤n otro consejo tonto. Mi padre no me hizo eso, solo tom贸 otro trozo de chuleta de cerdo.
Elabor茅 un poco, para llenar el silencio, 鈥淓lla quiere las cosas a su manera, y cuando no lo consigue, se vuelve cruel. No s茅. Ya tengo suficiente de eso en la escuela, 驴sabes?鈥
鈥淟o s茅鈥, dijo mi padre. Fue un buen pie para que 茅l me preguntara sobre lo que estaba pasando en la escuela, pero 茅l no lo us贸. Se mantuvo callado.
Me sent铆 inmensamente agradecida en ese momento. Mi pap谩 estaba respetando los l铆mites que yo hab铆a establecido, no presionando, no buscando m谩s. Hizo esta conversaci贸n mucho m谩s f谩cil de lo que podr铆a haber sido, y sab铆a que no pod铆a ser tan f谩cil para 茅l.
Sent铆 que le deb铆a algo por eso. Suspirando, admit铆, 鈥淐omo, en la escuela. 驴La gente, eh, que me est谩 haciendo pasar un mal rato? Como que me arrinconaron todos, el lunes. Solo, ya sabes, turn谩ndose para insultarme. Es por eso que necesitaba alejarme y me fui al centro.鈥 Me sent铆 avergonzado al decirlo, porque era lo suficientemente humillante vivirlo como para tener que contarlo, y porque se sent铆a tan desconectado del resto de la conversaci贸n. Pero si no lo dec铆a en ese momento, no creo que hubiera podido.
Mi padre se qued贸 quieto. Pude ver c贸mo se compon铆a y eleg铆a sus palabras antes de preguntar: 鈥溌縉o hay que disminuir lo mucho que apesta ser humillado as铆, pero no hicieron nada m谩s?鈥
Levant茅 las cejas en interrogaci贸n mientras masticaba. Lo hicieron, m谩s o menos, pero no pude decir 鈥楿saron la muerte de mam谩 para joderme la cabeza鈥 sin tener que explicar lo de Emma.
鈥溌緼lgo como lo que pas贸 en enero?鈥, Pregunt贸.
Baj茅 los ojos a mi plato, luego sacud铆 la cabeza. Despu茅s de unos momentos, dije: 鈥淣o. Enero fue una cosa de una vez. Desde entonces, han hecho 鈥樷檅romas鈥 m谩s peque帽as, me han molestado, pero no han repetido las actuaciones en ese frente.鈥 Hice citas con mis dedos mientras dec铆a 鈥榖romas鈥.
鈥淓st谩 bien鈥, dijo mi padre, en voz baja, 鈥淓s un alivio saber鈥.
No ten铆a ganas de compartir m谩s. Uno pensar铆a que me sentir铆a mejor, despu茅s de abrirme, pero no lo hice. Me sent铆 frustrada, enojada, inc贸moda. Fue un recordatorio de que no pod铆a tener una conversaci贸n real con mi padre como sol铆a hacerlo. M谩s que nada, me sent铆 culpable. Parte de la culpabilidad se deb铆a a que aparentemente hab铆a dejado que mi padre pensara que cada vez que me intimidaban, era como hab铆a sido ese d铆a, hace casi cuatro meses, cuando las cosas hab铆an empeorado. Apu帽ale un poco de grasa con mi tenedor.鈥
鈥溌緾u谩ndo ibas a salir?鈥, Pregunt贸 mi pap谩. Ech茅 un vistazo al reloj digital en la estufa y not茅 la hora.
Me alegr茅 por la excusa para escapar, 鈥溌緼hora? 驴Est谩 bien eso? No tardar茅 mucho.鈥
鈥溌縏e encontrar谩s con tus amigos?鈥, Pregunt贸.
鈥淪olo voy a ver a Lisa para tomar un caf茅 y conversar, lejos del resto del grupo鈥, le dije mientras me pon铆a de pie y mov铆a mi plato al fregadero. La mentira fue m谩s pesada en mi conciencia despu茅s de la conversaci贸n abierta que acababa de tener con 茅l.
鈥淭oma, espera鈥, dijo. Se levant贸 y busc贸 en su bolsillo su billetera. Me dio uno de diez, 鈥淧ara el caf茅. Lo siento, no tengo m谩s. 驴Qu茅 te diviertas?鈥
Lo abrac茅, sinti茅ndome dolorosamente culpable, luego me dirig铆 a la puerta de atr谩s para ponerme los zapatos. Estaba abriendo la puerta cuando apenas lo escuch茅 decir, 鈥淕racias.鈥
鈥淭e quiero papa.鈥
鈥淵o tambi茅n te quiero. Cu铆date.鈥
Cerr茅 la puerta, agarr茅 la bolsa de gimnasia que hab铆a escondido debajo de los escalones de atr谩s y me dirig铆 a la casa en un trote ligero. Mantuve la bolsa de gimnasia baja para que mi pap谩 no me viera llev谩ndola.
Tom茅 la misma ruta general que tom茅 en mis carreras matutinas, en direcci贸n este, hacia la bah铆a. Esta vez, sin embargo, en lugar de girar hacia el Paseo Mar铆timo, me dirig铆 al sur.
En su apogeo, cada pulgada de la ciudad hab铆a sido una metr贸polis bulliciosa. Los barcos iban y ven铆an a todas horas, los trenes llegaban para entregar los bienes que se enviar铆an al extranjero y la ciudad estaba repleta de gente. El extremo norte de la bah铆a, especialmente el 谩rea cercana al agua, estaba dedicado completamente a la industria. Barcos, almacenes, f谩bricas, ferrocarriles y hogares para todos los que se dedicaban a esos trabajos. Tambi茅n ten铆as al ferry atravesando la propia bah铆a.
El ferry era el proyecto particular de mi padre. Aparentemente, fue una de las primeras cosas que se fueron cuando la importaci贸n / exportaci贸n se sec贸. Sin el ferry, los Muelles se hab铆an desconectado del resto de la ciudad, a menos que estuvieras dispuesto a conducir por media hora m谩s o menos. Mi padre sosten铆a la opini贸n de que la falta de ese medio de transporte hacia el resto de la ciudad era la raz贸n por la cual los Muelles se hab铆an convertido en lo que eran hoy. Cre铆a que, si el ferry comenzaba a funcionar nuevamente, se crear铆an puestos de trabajo, las personas en los vecindarios de bajos ingresos tendr铆an m谩s acceso al resto de la ciudad, y la din谩mica de clase baja o clase alta, sin clase media, de Brockton Bay se suavizar铆a.
As铆 que, cuando hab铆a estado tratando de pensar en un lugar que era bastante privado pero f谩cil de encontrar, pens茅 en el ferry. Probablemente podr铆a agradecerle a mi pap谩 por la idea.
Me acerqu茅 a la estaci贸n y encontr茅 un ba帽o en desuso para cambiarme al traje.
El edificio y el ferry en s铆 estaban bien cuidados, al menos en el exterior, que fue una de las razones por las que mi padre pens贸 que le costar铆a muy poco hacer que las cosas funcionaran nuevamente. Aun as铆, ese no era el problema de la ciudad. No quer铆an proporcionar a los adictos y los pandilleros un acceso f谩cil al resto de la ciudad, mientras pagaban por brindar el servicio, por la mera esperanza de _tal vez _obtener mejoras para el futuro. Por lo tanto, la ciudad mantuvo la estaci贸n y el ferry muy bonitos para cualquier turista que se alejara lo suficiente al sur del Paseo Mar铆timo y manten铆a eternos carteles de 鈥榯emporalmente fuera de servicio鈥 y 鈥榤uy pronto en todo el edificio y en los folletos. Aparte de los reemplazos regulares para mantenerlos como nuevos, los carteles no se hab铆an eliminado en casi una d茅cada.
Ignor茅 las puertas que daban al interior de la estaci贸n y, en su lugar, me dirig铆 hacia el patio exterior que daba a la bah铆a. Hab铆a algunos paneles grandes de vidrio para romper el viento, y mesas de piedra y bancos para aquellos que quieran sentarse a comer. Fue uno de los mejores puntos de vista para ver el Cuartel General del Protectorado[3] en todo su esplendor. El cuartel era una serie de arcos y agujas montados en una plataforma petrolera renovada. Incluso la plataforma sobre la que se construy贸 era hermosa, con bordes duros y l铆neas de barrido. Todo estaba iluminado por focos polarizados y contra una tenue corona de colores cambiantes, como la aurora boreal atrapada en forma de burbuja de jab贸n. Un campo de fuerza, siempre encendido, protegiendo a las personas que vigilaban Brockton Bay.
Cuartel General del Protectorado
鈥淣o estaba seguro si aparecer铆as鈥, una voz masculina rompi贸 el silencio.
Me volv铆 para mirar Armsmaster, 鈥淟o siento. Tuve que colgar a tu recepcionista. Llamo la vida real.鈥
Parec铆a de alguna manera diferente a la primera vez que lo conoc铆. Sus labios estaban en una l铆nea dura, sus pies m谩s separados. Ten铆a los brazos cruzados sobre el pecho con la alabarda en una mano, el palo apoyado contra su hombro. Transmit铆a una actitud tan diferente que moment谩neamente me pregunt茅 si era la misma persona bajo el traje.
鈥淭engo que pedir un favor鈥.
[1] Aleph, es la 鈥淎鈥 en el alfabeto hebreo.
[2] Haywire: Ca贸tico, loco o fuera de control. Normalmente referido a equipos electr贸nicos o electricos.
[3] PHQ: Creo ya lo mencion茅 antes, el Protectorate Headquarters.

Cap铆tulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.12.06 21:00 racortmen La RAE contra el lenguaje no sexista ( Andrea RD )

Me irrita el nuevo formato sexista que se ha querido implantar en el lenguaje, como si el feminismo fuera una mera formalidad que se pueda revindicar en una mera construcci贸n gramatical no sexista mil veces repetida, una cantinela que los pol铆ticos se han aprendido enseguida, no se saben datos fundamentales del paro u otros est谩ndares que demostrar铆a que les preocupa el pueblo del que cobran y al que dicen servir, ya se vio a la Arrimadas u la Rovira, ni idea de nada, solo una cantinela aprendida que repiten como letan铆as, salpicadas de ellos y ellas, compa帽eros y compa帽eras, Pedrito S谩nchez es experto en eso, ninguno falla debe ser que les han advertido de la necesidad de no transgredir esas nuevas formas de lenguaje coloquial que a pesar de transgredir unas elementales reglas gramaticales parecen satisfacer a un nuevo feminismo al que hay que darle gusto y no hay que provocar ni despertar sus iras.
.
Los ciudadanos y las ciudadanas, los ni帽os y las ni帽as
''Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista ling眉铆stico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso gen茅rico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinci贸n de sexos: Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto''
.
''En idiomas como el espa帽ol el g茅nero gramatical tiene por forma no marcada el masculino de los sustantivos y adjetivos, de forma que pasa a ser el g茅nero masculino el inclusivo o incluyente frente al femenino marcado, que pasa a ser el g茅nero exclusivo o excluyente: "Los alumnos de esta clase" incluye a hombres y mujeres, pero "las alumnas de esta clase" excluye a los varones''.
.
El calificativo de machista se ha popularizado y seguramente con raz贸n aunque hay que saber que ese comportamiento no solo es un referente del genero masculino y que afirma y defiende privilegios sociales y justifica agravios en lo personal, algo mucho mas importante que hablar ese lenguaje sexista que nace de frivolizar de alguna forma algo tan grave e importante como la lucha por la igualdad entre g茅neros y el no primar a priori a nadie por su sexo.
i ,
.
http://nuevarevolucion.es/la-rae-lenguaje-no-sexista/
El otro d铆a estaba en clase y el profesor explic贸 a los y las alumnas el porqu茅 de la necesidad de evitar el desdoblamiento de g茅nero u otras formas de paliar el lenguaje sexista. Para ello hizo de un libro de la RAE (s铆, esa que defin铆a mujer como 鈥渟exo d茅bil鈥) sobre lenguaje no sexista su bandera. Se escud贸 en dos razones para 茅l inamovibles: la credibilidad de la Academia y el hecho de que ese libro que estaba usando lo hab铆an redactado (o firmado, qui茅n sabe) mujeres. Entre compa帽eras rebatimos al profesor y no pudo continuar con su discurso como pretend铆a. Y ahora me he aventurado a hacer unas breves consultas.
Tiene gracia. La del lenguaje es la 煤nica econom铆a que solo asfixia indiscutiblemente a las mujeres. Bueno, a las mujeres, a las personas de g茅nero fluido y a todo lo que no sea hombre y tenga pene (que ese es otro tema), en definitiva. Se tiende a minimizar el impacto del lenguaje en relaci贸n con la discriminaci贸n de las mujeres desde todos los 谩mbitos y, sin embargo, es un factor esencial en la vida de los seres humanos. 驴Qu茅 ser铆a todas nosotras y todos nosotros sin el lenguaje?
鈥淨u茅 exagerada, si es una canci贸n infantil sin importancia鈥, 鈥渉ija, de verdad, c贸mo te pones, si es una frase hecha鈥, 鈥渕ira que eres pesada, el plural masculino engloba a todo el mundo de toda la vida鈥. Esas y un interminable etc茅tera de sandeces piadosas son las que tenemos que deconstruir urgentemente.
La tendencia a la econom铆a o a la brevedad es un principio comprendido en la naturaleza del propio lenguaje, que, de acuerdo a su funci贸n primordial de comunicaci贸n, busca la comodidad y el menor esfuerzo en la emisi贸n y decodificaci贸n del mensaje. M陋 Jes煤s Paredes.
M陋 Jes煤s Paredes, profesora de la Universidad de C谩diz, argumenta en un trabajo sobre el principio de econom铆a ling眉铆stica que 鈥渓a tendencia a la econom铆a o a la brevedad es un principio comprendido en la naturaleza del propio lenguaje, que, de acuerdo a su funci贸n primordial de comunicaci贸n, busca la comodidad y el menor esfuerzo en la emisi贸n y decodificaci贸n del mensaje鈥. Podemos hablar, contin煤a, 鈥渄e econom铆a ling眉铆stica cuando hacemos un uso abreviado del c贸digo (palabras acortadas, frases incompletas, eliminaci贸n de alg煤n elemento ling眉铆stico, etc.) y cuando 鈥渆ntre todos los semas que sirven para transmitir un mensaje determinado (鈥) el emisor elige aqu茅l que le permite hacer pertinente menos rasgos, es decir, aqu茅l cuyo empleo supone que se suministra al receptor una cantidad menor de indicaci贸n significativa鈥. Esto es, 鈥渆xiste una econom铆a ling眉铆stica relacionada con la forma de expresi贸n y otra con los significados鈥.
Y aqu铆 surge el problema, en los significados. Surge en la no toma en consideraci贸n del hecho de que, mientras se habla y se escribe, se est谩 educando, se est谩 creando opini贸n p煤blica, se est谩 construyendo relato y discurso que posteriormente se traducir谩 en creencias y comportamientos concretos. Y qu茅 casualidad, en ese relato las mujeres siempre somos solo ap茅ndices.
El Diccionario Panhisp谩nico de Dudas explica, en relaci贸n con el desdoblamiento de g茅nero (los alumnos y las alumnas, los trabajadores y las trabajadoras, etc.) que 鈥渟e olvida que en la lengua est谩 prevista la posibilidad de referirse a colectivos mixtos a trav茅s del g茅nero gramatical masculino, posibilidad en la que no debe verse intenci贸n discriminatoria alguna, sino la aplicaci贸n de la ley ling眉铆stica de la econom铆a expresiva. Por otra parte, el af谩n por evitar esa supuesta discriminaci贸n ling眉铆stica, unido al deseo de mitigar la pesadez en la expresi贸n provocada por tales repeticiones, ha suscitado la creaci贸n de soluciones artificiosas que contravienen las normas de la gram谩tica: las y los ciudadanos鈥.
As铆, los alumnos es la 煤nica forma correcta de referirse a un grupo mixto, aunque el n煤mero de alumnas sea superior al de alumnos varones鈥. Y ya est谩. Tal cual. Fin de la cita.
Y la RAE pone la guinda al pastel: 鈥渆l uso gen茅rico del masculino se basa en su condici贸n de t茅rmino no marcado en la oposici贸n masculino/femenino. Por ello, es incorrecto emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del n煤mero de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto. As铆, los alumnos es la 煤nica forma correcta de referirse a un grupo mixto, aunque el n煤mero de alumnas sea superior al de alumnos varones鈥. Y ya est谩. Tal cual. Fin de la cita.
Por su parte, Ignacio Bosque, miembro de la RAE desde 1997, escrib铆a en 2012 un documento llamado Sexismo ling眉铆stico y visibilidad de la mujer en el que defend铆a la necesidad de que fueran acad茅micos de la lengua y no organizaciones pol铆ticas o de la sociedad civil las que redactaran gu铆as sobre el lenguaje no sexista (como puede ser Tips para evitar el uso sexista del lenguaje cotidiano de OXFAM Interm贸n), y ridiculizaba tambi茅n el desdoblamiento de g茅nero y otras formas de paliar el lenguaje sexista.
Sus palabras se entienden mejor atendiendo a unos datos muy simples a la par que clarificadores: el pleno de la RAE que suscribi贸 ese documento estaba compuesto concretamente por 28 hombres y 5 mujeres; la relaci贸n actual de acad茅micos y acad茅micas num茅rico/as y correspondientes (espa帽oles/as y extranjeros/as) de la RAE es de 146 hombres y 49 mujeres; y, por otra parte, no ha habido nunca acad茅micas honorarias mujeres ni directoras de la RAE.
La necesidad de que sean personas acad茅micas las que redacten gu铆as ling眉铆sticas sobre sexismo no tiene tanto que ver con la correcci贸n ni con la normatividad como con la p茅rdida de poder masculino que supondr铆a que fuera la calle la que construyera sus propias normas ling眉铆sticas en base a la inclusi贸n de todas las personas y el respeto a la diversidad.
Con toda la buena intenci贸n, que no es que quiera invisibilizarte, es que, como denunciar铆a Rebecca Solnit, 鈥渆ste mundo no es (tuyo)鈥.
La traducci贸n de todo esto es la siguiente: que s铆, que vale, que la princesita quiere estar incluida en el lenguaje y en el mundo, pues mira, hacemos una cosa, seguimos usando el masculino para todo y t煤 ya te das por incluida como puedas. Como siempre, vaya. Pero desde el respeto y la igualdad eh, con toda la buena intenci贸n, que no es que quiera invisibilizarte, es que, como denunciar铆a Rebecca Solnit, 鈥渆ste mundo no es (tuyo)鈥.
No es que se nos olvide que 鈥渆st谩 prevista la posibilidad de referirse a colectivos mixtos a trav茅s del g茅nero gramatical masculino鈥, sino que no nos vale. No nos vale como excusa la comodidad ling眉铆stica ni la legibilidad. No nos sirve porque seguimos ausentes y somos reales, porque el mundo tambi茅n es nuestro pero la Historia no nos nombra. Nunca.
La econom铆a del lenguaje es, a su vez, la negaci贸n de las mujeres y del resto de g茅neros como seres humanos. Y hay alternativas.
submitted by racortmen to podemos [link] [comments]


2017.08.31 13:20 JulianAG El Ej茅rcito de Tierra es golpista

En la efem茅ride de la Orden correspondiente al d铆a 18 del pasado julio de la unidad Agrupaci贸n Log铆stica N潞 6 del Ej茅rcito de Tierra sobre el golpe de Estado que el mismo hab铆a perpetrado ochenta y un a帽os antes se constatan inconsistencias, que deb铆an ser puestas en conocimiento del Jefe militar que autoriz贸 su publicaci贸n mediante una carta nominal, motivo por el cual solicit茅 a dicho ej茅rcito su identidad; pero del mismo recib铆 la callada por respuesta y, en consecuencia, se la dirig铆 como carta abierta (1).
Y con posterioridad a ello, su correspondiente Departamento de Comunicaci贸n me deneg贸 tal solicitud argumentando que se trataba de un 鈥渄ato personal鈥 sometido a la normativa vigente y que el Ej茅rcito de Tierra ya hab铆a dado a conocer su 鈥減ostura oficial鈥 al respecto a los medios de comunicaci贸n y 鈥渁 trav茅s de una pregunta de control parlamentaria鈥. Para ponderar tal denegaci贸n, repliqu茅 preguntando no solo qu茅 "normativa vigente" considera que la identidad del jefe de una unidad militar sea un "dato personal", sino tambi茅n c贸mo podr铆a consultar la aludida 鈥減ostura oficial鈥, sin que hasta el momento haya recibido respuesta de dicho departamento castrense.
La publicaci贸n castrense de dicha efem茅ride suscit贸 varios comentarios, entre los que cabe rese帽ar el del general retirado del Ej茅rcito del Aire Jos茅 Julio Rodr铆guez Fern谩ndez, porque ha desempe帽ado el cargo de Jefe del Estado Mayor de la Defensa -JEMAD- y en la actualidad es un militante destacado de PODEMOS que cuenta con la consideraci贸n de su dirigencia; y como tal expresa en un tweet su escepticismo por la publicaci贸n castrense de la susodicha efem茅ride y de la misma opina que supone que 鈥渧amos p鈥檃tr谩s鈥. El Ej茅rcito de Tierra respondi贸 a dicho tweet con otro en el que se plantea tres preguntas y las contesta lac贸nicamente: 芦Hemos publicado esa efem茅ride? S铆. Ha sido un error? Tambi茅n. Pedimos disculpas? Por supuesto禄; sin embargo, en este tweet el Ej茅rcito de Tierra omite pronunciarse acerca de la opini贸n de quien fuera su JEMAD.
Pero, seg煤n el diario ABC (2), dicho ej茅rcito, tras una 鈥渋nvestigaci贸n interna鈥 expr茅s, comunic贸 la publicaci贸n de la efem茅ride correspondiente al d铆a 18 de julio con el mismo texto desde 2005, destacando las de 2009 y 2010, cuando su JEMAD era quien ahora opina que 鈥渧amos p鈥檃tr谩s鈥, que las efem茅rides, con sus respectivos textos, constan en una 鈥渂ase de datos鈥, desde la que 鈥渟e incluyen de forma autom谩tica en la 鈥渙rden鈥 diaria de las Unidades del Ej茅rcito de Tierra鈥 y que dicha base de datos no ha sido revisada desde hace tiempo, por lo que la actualizar谩 para que sus efem茅rides se adapten a la normativa vigente, concretamente a la Ley de la Memoria Hist贸rica.
Y la Ministra de Defensa, en la Comisi贸n de Defensa del Congreso celebrada ayer, 30 de agosto, ha asumido aquel comunicado castrense (3) ya rese帽ado por el diario ABC. En consecuencia, la publicaci贸n de la efem茅ride del golpe de Estado de 1936 en aquella unidad del Ej茅rcito de Tierra no ser铆a responsabilidad de su Coronel-Jefe, sino de quienes han consentido que el Ej茅rcito de Tierra exista una 鈥渂ase de datos鈥 en la que aquella efem茅ride incumple la Ley de la Memoria Hist贸rica, aprobada por las Cortes Generales hace ya casi diez a帽os.
Y tal incumplimiento de la legalidad es pat茅tico no solo porque en dicha efem茅ride el Ej茅rcito de Tierra recurre a un eufemismo propio de la jerga golpista para referirse a aquel golpe de Estado que el mismo hab铆a perpetrado, sino tambi茅n porque lo justifica, incurriendo para ello en inconsistencias hist贸ricas. Adem谩s, que tal efem茅ride se haya publicado desde 2005 en las unidades del Ej茅rcito de Tierra indica que no ha sido cuestionada por ninguno de sus jefes militares, incontables desde entonces, a buen seguro porque estos compart铆an la 鈥渏ustificaci贸n鈥 del golpe de Estado expl铆cita en la misma.
Y lo denunciado expl铆citamente en el p谩rrafo anterior se basa en la ponderaci贸n en su contexto de las afirmaciones que constan en la susodicha efem茅ride castrense , lo que requiere su transcripci贸n 铆ntegra: 鈥En este d铆a de 1936, oficialmente, se inicia en toda Espa帽a un alzamiento c铆vico-militar, en el que participa la mayor铆a del Ej茅rcito. Es un d铆a importante en la historia de nuestro pueblo que merece ser recordado, para que las generaciones futuras eviten el que se produzcan las condiciones que propiciaron el enfrentamiento b茅lico. Los pueblos que olvidan su historia est谩n irremisiblemente condenados a repetirla."
Una cita atribuida a Cicer贸n, enfatizada, es el corolario de la efem茅ride castrense reci茅n transcrita, de la que debe decirse llanamente y sin rodeos, conforme al refr谩n popular al pan, pan y al vino, vino, que lo que en la misma se conmemora denomin谩ndolo 鈥渁lzamiento鈥 es un eufemismo del golpe de Estado que 鈥渓a mayor铆a del Ej茅rcito鈥 perpetr贸 para derrocar al Gobierno de la II Rep煤blica que la mayor铆a del pueblo espa帽ol hab铆a elegido democr谩ticamente.
En tal efem茅ride, el Ej茅rcito de Tierra actual patentiza su afinidad ideol贸gica con la de aquella 鈥渕ayor铆a鈥 del mismo que ochenta y un a帽os antes perpetr贸 aquel golpe de Estado y no con la de la minor铆a del mismo, que permaneci贸 siendo fiel a su propio juramento de fidelidad a la Rep煤blica y, en consecuencia, al Gobierno que la mayor铆a del pueblo espa帽ol hab铆a elegido democr谩ticamente cinco meses antes. As铆, el Ej茅rcito de Tierra explicita su filia golpista, o dicho con otras palabras, que es la casta militar, a la que se pertenece, principalmente, por tradici贸n familiar o, seg煤n a muchos militares golpistas gusta decir, por vocaci贸n.
No obstante, lo pol铆ticamente correcto, desde hace casi cuarenta a帽os, es que sus integrantes aparenten no ser golpistas, lo que explica que el Ej茅rcito de Tierra haya considerado que la publicaci贸n de la efem茅ride de aquel golpe de Estado ha sido un 鈥渆rror鈥.
Que en la susodicha efem茅ride el 鈥渁lzamiento鈥 de la 鈥渕ayor铆a del Ej茅rcito鈥 en julio de 1936 se relacionara con un 鈥渆nfrentamiento b茅lico鈥 da a entender que 茅sta y la minor铆a del mismo combatieron entre s铆. Pero, dado el tama帽o tan dispar de los bandos combatientes del mismo ej茅rcito y que la 鈥渕ayor铆a鈥 de 茅ste contara, adem谩s, con el concurso de dos ej茅rcitos extranjeros, 驴qu茅 explica que tal 鈥渆nfrentamiento b茅lico鈥 se prolongara durante casi tres a帽os? La Historia da la respuesta: Que aquella 鈥渕ayor铆a del Ej茅rcito鈥 combati贸 no solo contra la minor铆a del mismo ej茅rcito, cuyos integrantes hab铆an permanecido siendo leales a su juramento y, en consecuencia, al Gobierno republicano elegido democr谩ticamente por la mayor铆a del pueblo espa帽ol, sino tambi茅n contra esta mayor铆a popular, que se defendi贸 de aquella 鈥渕ayor铆a del Ej茅rcito鈥 golpista con las armas a su alcance.
La adjetivaci贸n 鈥渃铆vico-militar鈥 del sustantivo 鈥渁lzamiento鈥 resalta, a煤n m谩s si cabe, que 茅ste es un eufemismo de aquel golpe de Estado y con la misma se pretende encubrir que la 鈥渕ayor铆a del Ej茅rcito鈥 lo perpetr贸. Tal pretensi贸n se sustenta no solo en sobredimensionar el protagonismo de civiles en el golpe de Estado, sino tambi茅n en omitir que estos pertenec铆an a las castas pol铆tica, religiosa, medi谩tica, policial, judicial, funcionarial, universitaria y un largo etc茅tera de otras que hab铆an fracasado en su intento de abortar la elecci贸n democr谩tica de un Gobierno que cuestionara el insaciable enriquecimiento de sus due帽os, es decir, de quienes entonces ostentaban el poder del dinero, que eran tambi茅n civiles, por cierto.
Con tal impostura, la susodicha efem茅ride castrense trata de hacer creer que aquel golpe de Estado fue una 鈥済uerra civil鈥, pero la Historia evidencia que la mayor铆a del pueblo espa帽ol lo afront贸, lo que demor贸 su consumaci贸n.
En cualquier caso, cuando aquel fracaso del sinf铆n de castas se plasm贸 en las elecciones generales de 1936, los due帽os de las mismas azuzaron a su casta militar y sobornaron a su cabecilla, logrando as铆 que la 鈥渕ayor铆a del Ej茅rcito鈥 perpetrara aquel golpe de Estado contra el gobierno republicano que no hac铆a ni cinco meses que hab铆a sido elegido democr谩ticamente en aquellas elecciones.
Aunque el texto de tal efem茅ride rezuma a帽oranza por aquel papel golpista del Ej茅rcito, hoy por hoy, quienes ostentan el poder del dinero, es decir, sus due帽os, no volver谩n a azuzarle para que lo protagonice. 驴Por qu茅? Porque quienes entonces ostentaban el poder del dinero recurrieron a su casta militar para que perpetrara aquel golpe de Estado despu茅s de que, record茅moslo, sus castas restantes hubieran fracasado en abortar la elecci贸n democr谩tica de un gobierno que cuestionara su insaciable enriquecimiento. Y una vez perpetrado, tras haber logrado no solo aniquilar aquel gobierno republicano y una parte del pueblo que lo defendi贸, sino tambi茅n horrorizar a la restante, aquellos poderosos trataron de que su casta militar regresara a los cuarteles para aparentar la vuelta de la democracia, en la que sus otras castas, encabezadas por la pol铆tica, les asegurar铆an, nuevamente, su insaciable enriquecimiento. Pero el cabecilla de aquella casta militar, el general del Ej茅rcito Francisco Franco Bahamonde, no se avino a tal permuta, sino que se afan贸 en conservar la dictadura militar hasta su muerte, que acaeci贸 casi cuarenta a帽os despu茅s de que encabezara el golpe de Estado que la hab铆a impuesto a sangre y fuego.
Es obvio que la raz贸n por la que quienes entonces ostentaban el poder del dinero trataron en vano de permutar a su casta militar por la pol铆tica fue econ贸mica: Estos poderosos sab铆an que se enriquecer铆an mucho m谩s si sus intereses eran atendidos por su casta pol铆tica en democracia, que si lo eran por su casta militar en dictadura. En efecto, aunque la casta militar veneraba el poder del dinero y perpetrar铆a todos los cr铆menes necesarios para asegurar el insaciable enriquecimiento de sus due帽os, los integrantes de la misma se sent铆an como estos, es decir, sus due帽os: eran lo que ten铆an. Y en este contexto de avaricia sin cortapisas, los due帽os de dicha casta se avinieron a que los integrantes de la misma no solo se quedaran con parte del bot铆n que con sus fechor铆as les procuraban, sino que, junto a compinches, crearan empresas para compartir el saqueo de los bienes p煤blicos; el an谩lisis de este saqueo hasta la actualidad, rese帽ado en el libro Ibex 35 de Rub茅n Juste, concluir铆a citando el refr谩n popular de aquellos polvos vienen estos lodos.
Pero quienes ostentaban el poder del dinero, cuando aquel cabecilla de su casta militar muri贸, dispusieron el 鈥渞egreso a los cuarteles鈥 de la misma, lo que les permiti贸 aparentar la vuelta de la democracia, conocida como "R茅gimen del 78". As铆, el enriquecimiento de su casta militar qued贸 restringido a la parcela castrense, en la que aquella ha seguido haciendo de su capa un sayo merced a las prebendas otorgadas por la Constituci贸n de aquel r茅gimen, mientras que su casta pol铆tica, es decir, Uni贸n de Centro Democr谩tico -UCD-, Alianza Popular -AP- y el Partido Popular -PP- por un lado y por otro el Partido Obrero Socialista Espa帽ol -PSOE-, se ha afanado en satisfacer su insaciable enriquecimiento en las restantes parcelas.
Y a pesar de que tal sobre-enriquecimiento de los poderosos ha sido logrado descaradamente a expensas del empobrecimiento de la mayor铆a popular, la que de 茅sta vota, lo hace a dicha casta, fundamentalmente, lo que evidencia que aquellos cuentan, adem谩s, con una casta 鈥減opular鈥.
En la efem茅ride de aquel golpe de Estado, la casta militar advierte a las 鈥済eneraciones futuras鈥 que deben evitar 鈥渓as condiciones que propicien鈥 que el Ej茅rcito perpetre otro, por lo que el servicio que presta a sus due帽os, hoy por hoy, podr铆a ser amedrentarlas para que voten a la casta pol铆tica. Pero tal servicio habr铆a sido por propia iniciativa, porque las castas restantes, encabezadas por la pol铆tica, constituida a d铆a de hoy por el tripartito (PP + PSOE + Ciudadanos -C's-) m谩s otros partidos de 谩mbito regional, se afanan en una campa帽a contra las dirigencias de *Unidos Podemos y de sus Confluencias, con la que sus due帽os pretenden que las nuevas generaciones se abstengan de votar a aquellas dirigencias, tal y como lo habr铆an hecho mayoritariamente en las 煤ltimas elecciones.
Tal pretensi贸n es obvia si se tiene en cuenta que aquella campa帽a se basa en un sinf铆n de difamaciones y calumnias contra quienes integran aquellas dirigencias. Porque si las nuevas generaciones las creyeran, s贸lo podr铆an concluir que todos los pol铆ticos son iguales y, en consecuencia, abstenerse. As铆, la casta pol铆tica seguir铆a contando con un porcentaje de votos del censo al que la ley electoral vigente, sustentada en la Constituci贸n del R茅gimen del 78, sobredimensiona su representatividad, es decir, le asigna un n煤mero de diputados mucho mayor al que su porcentaje de votos corresponde. Por ejemplo, en las 煤ltimas elecciones, la casta pol铆tica nacional, es decir, el tripartito PP&PSOE&C鈥檚, fue votada por el 45% de las personas censadas, pero la representan, merced a dicha ley, el 73% de los diputados del congreso, es decir, el 27% m谩s de diputados de los que conforme al censo le corresponder铆a (95 de los 350 diputados que representan a todas las personas censadas).
Tal desprop贸sito democr谩tico lo ha logrado la casta pol铆tica porque la ley electoral vigente sobredimension贸 su representatividad otorg谩ndole la de las personas, entre otras, que no votaron.
Pero si tan infame campa帽a no menoscabara significativamente el apoyo electoral de aquellas generaciones a dichas dirigencias y 茅stas lograran formar un gobierno nacional que cuestionara la avaricia de quienes ostentan el poder del dinero, a buen seguro que estos se plantear铆an azuzar a su casta militar a que perpetrara un golpe de Estado para derrocarlo. En tal supuesto, aunque aquellas dirigencias tuvieran previsto que el Ej茅rcito perpetrara un golpe de Estado, habr铆a que ser esc茅ptico con respecto a que pudieran neutralizarlo, dadas las consecuencias de aquel otro objeto de la susodicha efem茅ride, entre las que destacar铆a que el Ej茅rcito espa帽ol sea monol铆ticamente golpista, porque ha asumido el golpe de Estado dado en 1936/39 sin siquiera tratar de excusar la vileza y felon铆a que perpetrarlo supuso ni pedir perd贸n por los centenares de miles de muertes que caus贸.
Aquella opini贸n del antes citado ex-JEMAD, seg煤n la cual hab铆a sido un paso 鈥減鈥檃tr谩s鈥 que el Ej茅rcito de Tierra publicara la efem茅ride del susodicho golpe de Estado, conlleva que el mismo ej茅rcito tendr铆a que haber dado antes un paso para adelante, pero no ha sido explicitado, quiz谩, porque no existi贸. Al respecto debe recordarse que este excelso militar hab铆a declarado, siendo ya militante de PODEMOS, no s贸lo su anhelo de que 鈥減arte de la sociedad pierda el miedo hacia el Ej茅rcito鈥, sino tambi茅n su convicci贸n de que 鈥渘o todas las Fuerzas Armadas son golpistas鈥 (4). Y en un hilo colgado en este foro (5) tildo de err贸nea su convicci贸n reci茅n transcrita, porque la Historia ha evidenciado que la ejecuci贸n de aquel golpe de Estado no requiri贸 tal unanimidad, sino solo la de la mayor铆a del Ej茅rcito, tal y como el actual ej茅rcito explicita en su efem茅ride del mismo; y en el mismo hilo afirmo de los militares que perpetraron aquel golpe de Estado, lo que el Ej茅rcito actual omite al conmemorarlo: que asesinaron a sus compa帽eros de armas que se opusieron a secundarlo, es decir, a quienes cumplieron su juramento de lealtad a la Rep煤blica y, en consecuencia, al Gobierno que la mayor铆a del pueblo espa帽ol hab铆a elegido en unas elecciones democr谩ticas.
En el mismo hilo, adem谩s, considero que una parte de la sociedad actual siente miedo del Ej茅rcito porque es consciente no s贸lo de que 茅ste perpetr贸 aquel golpe de Estado, un acto terrorista sin parang贸n que conllev贸 el asesinato de centenares de miles de personas, sino tambi茅n de que sus sucesivas hornadas de integrantes lo han asumido sin criticar la vileza y felon铆a que supuso perpetrarlo ni pedir perd贸n a las v铆ctimas del mismo, por lo que concluyo que tal miedo est谩 plenamente justificado.
Otra parte de la sociedad actual no es consciente de que el Ej茅rcito sea una amenaza democr谩tica porque se ha impuesto el relato seg煤n el cual los golpes de Estado hoy en d铆a ya no son como los del siglo anterior, de los que se considera paradigm谩tico el perpetrado por las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile en 1973 contra su presidente Salvador Allende Gossens; 茅ste entonces les opuso resistencia en la sede oficial de La Moneda, siendo por ello asediada y bombardeada por tierra y por aire por aquellos golpistas, hasta que lograron asaltarla para asesinar al citado presidente y simular, zafiamente, que se hab铆a suicidado.
En este sentido, el profesor Juan Carlos Monedero Fern谩ndez, fundador de PODEMOS, comenta que aquellos bombardeos no son ya necesarios para perpetrar golpes de Estado, porque ahora lo son por parlamentos corruptos, ejemplarizando tal afirmaci贸n en el parlamento brasile帽o, que mediante patra帽as ha destituido a Dilma Rousseff del cargo de Presidente, para cuyo desempe帽o hab铆a sido elegida en unas elecciones democr谩ticas.
Sin embargo, en mi opini贸n, el uso de la locuci贸n golpe de Estado debiera restringirse a la acci贸n de la casta militar que derroca al gobierno democr谩tico que cuestiona el insaciable enriquecimiento de sus due帽os y aterroriza al pueblo que lo sustenta. En este contexto, pues, aquella destituci贸n parlamentaria de la presidenta Rousseff habr铆a sido una treta de la casta pol铆tica, con la que sus due帽os, es decir, quienes en Brasil ostentan el poder del dinero, han logrado que 茅sta gobierne para que les asegure su insaciable enriquecimiento. Pero si as铆 no lo hubieran logrado, a buen seguro que se habr铆an planteado azuzar a su casta militar para que perpetrara un golpe de Estado y la derrocara.
Al respecto convendr铆a recordar que el objetivo descarado del sinf铆n de castas opuestas al presidente Salvador Allende en las elecciones legislativas celebradas en 1973 en Chile era que los parlamentarios de la casta pol铆tica le destituyeran, pero el pueblo chileno con sus votos lo impidi贸. Entonces, el Capital for谩neo y la reacci贸n de aquel pa铆s, es decir, quienes ostentaban el poder del dinero, azuzaron a su casta militar a dar un golpe de Estado contra dicho presidente; y los integrantes de la misma, convertidos en zafios criminales, lo perpetraron cuando apenas seis meses hab铆an transcurrido desde aquellas elecciones.
No da la impresi贸n de que el Ej茅rcito espa帽ol actual pueda ser una amenaza democr谩tica por haber asumido el golpe de Estado perpetrado en 1936, porque para perpetrar otro requerir铆a la conversi贸n criminal de los militares coet谩neos que lo integran, lo que para cualquier persona sana resulta incre铆ble. En efecto, la inferencia de tal incredulidad se sustenta en la empat铆a de aquellas personas, quienes no pueden ser conscientes de aquella amenaza castrense, porque su materializaci贸n requerir铆a aquella "conversi贸n criminal" en la que no creen. Y sin embargo, la Historia constata no solo la conversi贸n criminal de los integrantes del ej茅rcito que perpetran un golpe de Estado, sino tambi茅n que muchas de sus v铆ctimas son sorprendidas por la misma.
Salud. Juli谩n
NOTAS
(1) https://www.reddit.com/podemos/comments/6p9wyt/carta_abierta_a_un_militar_golpista/
(2) http://www.abc.es/espana/abci-julio-rodriguez-critica-ejercito-definir-18-julio-igual-cuando-jemad-201707230309_noticia.html
(3) https://www.infolibre.es/noticias/politica/2017/08/30/cospedal_justifica_que_glorifique_julio_los_cuarteles_porque_tambien_hacia_cuando_gobernaba_psoe_69035_1012.html
(4) http://www.eldiario.es/politica/Ejercito-castigan-Podemos-concedan-destino_0_623288217.html
(5) https://www.reddit.com/podemos/comments/63r1go/la_casta_por_antonomasia_y_unidos_podemos/
submitted by JulianAG to podemos [link] [comments]


2017.08.08 08:52 Subversivos FEMINISMO ISLAMICO

El portal asociado a este art铆culo
S铆mbolo del feminismo isl谩mico. Feminismo isl谩mico es un movimiento que reivindica el papel de las mujeres en Islam. Aboga por la igualdad completa de todos los musulmanes, sin importar el sexo o g茅nero, tanto en la vida p煤blica, como en la vida privada y por la justicia social, en un contexto isl谩mico. Aunque arraigado en el Islam, el movimiento tambi茅n ha tenido como referencia los discursos feministas seculares o no musulmanes y se reconoce como parte integrante del movimiento feminista.
Las voceras del movimiento intentan destacar las ense帽anzas de igualdad profundamente arraigadas en el Cor谩n y animar la cr铆tica de la interpretaci贸n patriarcal de las ense帽anzas del Cor谩n (libro sagrado), el hadiz (refranes de Mahoma) y la shar铆a (ley) y el estudio de los textos considerados sagrados en orden de lograr la equidad de g茅neros, contribuyendo a la construcci贸n de una sociedad m谩s equitativa.
El feminismo isl谩mico intenta crear un espacio entre dos posiciones contrarias, pero complementarias y muy divulgadas ambas, que niegan la posibilidad misma de existencia de tal feminismo: de un lado, el fundamentalismo isl谩mico que considera al feminismo como una invenci贸n occidental, resultado de la aborrecida modernidad y del otro lado las posturas feministas o liberales que sostienen la incompatibilidad entre el feminismo y el Islam, opini贸n a veces acompa帽ada por la negaci贸n de la existencia de movimientos feministas en los pa铆ses musulmanes. Valentine Moghadam, soci贸loga y jefa de la secci贸n de "Igualdad de G茅neros y Desarrollo" de la Unesco, considera que esas dos posiciones extremas no permiten comprender el surgimiento de los movimientos reformistas.[1]鈥
El feminismo isl谩mico est谩 presente en diferentes pa铆ses, desde el Maghreb, el M谩shreq y Asia, hasta Europa y Estados Unidos, moviliz谩ndose contra el patriarcado a partir de referencias musulmanas.[2]鈥 Un Congreso Internacional sobre el Feminismo Musulm谩n se llev贸 a cabo en Barcelona del 27 al 29 de octubre de 2005.[3]鈥
El feminismo musulm谩n se funda en el ijtihad, o interpretaci贸n del Cor谩n, para cuestionar el lugar de las mujeres en los pa铆ses musulmanes y en el Islam. Otorga un papel central a la educaci贸n como elemento de autonom铆a de las mujeres.[2]鈥
El concepto de "feminismo isl谩mico" fue elaborado despu茅s de 1990 principalmente por las mujeres iran铆es, laicas que se interesaron en el surgimiento del movimiento feminista despu茅s de 1980 y reformularon la problem谩tica del feminismo al interior del paradigma isl谩mico. Las tesis de las iran铆es circularon en Sud谩frica, Egipto, Turqu铆a, Europa y Estados Unidos.[4]鈥
Este movimiento convergi贸 en la revista Zanan (Mujeres), fundada por Shahla Sherkat, que plante贸 el debate sobre las relaciones de g茅nero al interior del Islam, y la compatibilidad entre Islam y feminismo.[1]鈥 La revista Zanan enfatiz贸 el origen social y pol铆tico de la inequidad de g茅nero, y critic贸 el derecho musulm谩n como fundado en una interpretaci贸n patriarcal del Cor谩n,[1]鈥 levantando as铆 la cuesti贸n del ijtihad en cuanto derecho de las mujeres a reinterpretar la fiqh, la jurisprudencia musulmana.[1]鈥 En Ir谩n, Egipto, Marruecos y Yemen, las feministas musulmanas han atacado al derecho de familia patriarcal.[1]鈥 En la Rep煤blica Isl谩mica de Ir谩n algunas feministas se reivindican partidarias del fundamentalismo isl谩mico en el plano pol铆tico, en tanto que otras rechazan cualquier apelaci贸n a esa doctrina.[1]鈥
El movimiento se apoya en los cuestionamientos hechos por los intelectuales musulmanes, con respecto a las relaciones entre el Islam, la democracia y los derechos humanos, por ejemplo, Abdulkarim Soroush, Mohsen Kadivar, Hassan Yousefi鈥揈shkevari y otros conocidos como Nueva Intelectualidad Religiosa en Ir谩n; el difunto Mahmoud Taha en Sud谩n; Hassan Hanafi en Egipto y el exiliado Zeid Abu Nasr; Mohammed Arkoun de Argelia, profesor de la Sorbona; Chandra Muzzafar de Malasia, Fathi Osman, entre otros.[1]鈥 Adem谩s del derecho a interpretar el Cor谩n, las feministas isl谩micas reivindican el derecho a participar en las oraciones y oficios religiosos mixtos.[1]鈥
Para Margot Badran, investigadora del Centro por la comprensi贸n entre musulmanes y cristianos del pr铆ncipe saudita Al Walid bin Talal, en la Universidad de Georgetown (Estados Unidos), los conceptos centrales de este movimiento son la igualdad de las mujeres y la justicia social.[4]鈥 Escribe Badran:
芦El Islam es la 煤nica de las tres religiones del Libro, que ha incluido en los textos 鈥揹el Cor谩n considerado como la palabra de Dios鈥 la idea de la igualdad fundamental de la mujer y el hombre (tanto la una como el otro considerados como seres humanos o insan) y en ello incluye la cuesti贸n de los derechos de la mujer y de la justicia social. Este es un mensaje que ha sido pervertido a nombre del Islam mismo. El patriarcado preexistente, que el Cor谩n ha llegado a atemperar y finalmente a erradicar (...) ha demostrado ser muy resistente. Y es a pesar de la persistencia del patriarcado que la religi贸n musulmana fue adoptada. La manipulaci贸n por las fracciones dominantes de la sociedad fue tal que el Islam termin贸 por ser percibido como naturalmente patriarcal, hasta el punto de borrar la contradicci贸n inherente entre la palabra revelada y el patriarcado y de aniquilar toda reivindicaci贸n isl谩mica en favor de la igualdad de los sexos y de la justicia social. Esta no es la menor paradoja de constatar que la 煤nica religi贸n que ha inscrito el reconocimiento de la igualdad de los sexos en sus textos, sea actualmente considerada como la m谩s machista de todas. Los machistas musulmanes en el 谩mbito estatal, social o familiar y los detractores del Islam tienen un inter茅s com煤n, aunque por razones diferentes, para perpetuar tal ficci贸n e un Islam patriarcal.禄[4]鈥
Margot Badran afirma que el feminismo isl谩mico reivindica una concepci贸n igualitaria de la umma, o comunidad de los creyentes, la cual transciende las divisiones Oriente/Occidente, p煤blico/privado, seculareligioso y desecha la idea de un Estado isl谩mico.[4]鈥 Seg煤n Valentine Moghadam, el feminismo musulm谩n en conjunto con el feminismo cristiano y el feminismo jud铆o, se arraiga en una perspectiva religiosa.[1]鈥
脥ndice Antecedentes del movimiento Editar
Los Tuareg del Sahara son creyentes musulmanes que siguen el Cor谩n pero mantienen sus leyes propias tradicionales y no la Sharia ni la Hiyab. Las mujeres participan activamente en las asambleas de las comunidades, expresan p煤blica y privadamente sus opiniones, conversan tranquilamente con los hombres, no se cubren el rostro con el velo, pueden exigir el divorcio y son propietarias de diversos bienes. La filiaci贸n es matrilineal y la herencia se transmite por 暮inea femenina.[5]鈥 El islamismo tuareg practica entonces, desde hace mucho tiempo, un derecho civil, de familia y pol铆tico y una vida cotidiana, que coincide con algunas reivindicaciones del feminismo isl谩mico.
En Egipto, el t茅rmino 芦feminismo禄 fue utilizado ya hacia 1920, por las mujeres musulmanas participantes en los movimientos de liberaci贸n de la mujer, al mismo tiempo que en Estados Unidos.[4]鈥 Kumari Jayawardena demostr贸 en 1986, en su estudio sobre los movimiento feministas orientales, que las feministas egipcias no tomaron prestada la noci贸n de feminismo a Occidente[4]鈥 y rechaz贸 por consiguiente la afirmaci贸n seg煤n la cual el feminismo ser铆a un invento occidental[4]鈥 La lucha por la igualdad de derechos acompa帽贸, en Egipto, el anticolonialismo, luchando a la vez contra el patriarcado aut贸ctono y contra el colonialismo patriarcal.[4]鈥 De hecho los lazos con el nacionalismo, causaron que se le designara como 芦feminismo laico禄, sin贸nimo, seg煤n Badran, de 芦feminismo nacional禄 (egipcio, sirio, etc.).[4]鈥 Huda Sharawi, quien lleg贸 a ser la presidenta del Comit茅 Central del Wafd, el partido nacionalista y que hab铆a fundado en 1923 la Uni贸n Feminista Egipcia, el mismo a帽o se quit贸 p煤blicamente el velo, siendo la primera mujer egipcia en realizar dicho gesto.
Mientras al interior del mundo musulm谩n los movimientos feministas laicos se desarrollan dentro de un marco nacional, el feminismo isl谩mico se concibe como movimiento universal, que trasciende las fronteras estatales.[4]鈥
Con el surgimiento del islam pol铆tico, hacia 1970, que restableci贸 la distinci贸n entre lo secular y los religiosos, las feministas musulmanas fueron denigradas como musulmanas desviadas y descritas vulgarmente como 芦cepillos para brillar al Occidente禄 o 芦cepillos para brillar el laicismo禄.[4]鈥 A estos ataques se unieron los de algunas feministas laicas, que las criticaron por depender de una religi贸n esencialmente sexista, clich茅 que persiste incluso actualmente.[4]鈥
En los pa铆ses en los cuales el fundamentalismo isl谩mico conduce a una serie de regresiones importantes en el espacio de las mujeres en la sociedad,[4]鈥 los fundamentalistas condenan a las organizaciones feministas laicas como RAWA en Afganist谩n y como Al-Fanar, que en los Territorios Palestinos se dedica a cuestionar los asesinatos por 芦honor familiar禄. Los fundamentalistas acusan a las feministas de ser 芦corrompidas y licenciosas renegadas禄[6]鈥 Sin embargo, los intercambios entre feministas isl谩micas y laicas son hoy muy importantes.[4]鈥 El movimiento feminista musulm谩n se desarrolla incluso al interior de los movimientos isl谩micos mismos, como pasa, por ejemplo, en Turqu铆a.[4]鈥 En Sud谩frica surgi贸 en la lucha contra el apartheid.[4]鈥 El feminismo emerge en todos los dominios, incluso en el religioso, como resultado del acceso a la educaci贸n, la extensi贸n de las comunicaciones y especialmente debido a la urbanizaci贸n.[4]鈥
Interpretaciones del Cor谩n Editar
El movimiento isl谩mico feminista se basa en la idea de igualdad entre mujer y hombre introducida por el propio Cor谩n mediante la noci贸n d insan[4]鈥 que permite relacionar el principio de equilibrio (tawwazun) con el principio de igualdad[4]鈥 y postular que 芦el Cor谩n no asigna roles sociales espec铆ficos禄 y en cambio formula 芦la noci贸n de mutualidad en las relaciones conyugales: los esposos se deben mutuamente protecci贸n y asistencia禄.[4]鈥
El rechazo a la autenticidad de ciertos hadices mis贸ginos[4]鈥 ha sido sostenido por la soci贸loga marroqu铆 Fatima Mernissi y la estudiosa turca Hidayet Tuksal, analiz谩ndolos mediante los m茅todos cl谩sicos de examen de los textos isl谩micos.[4]鈥 Tuksal trabaja con el Departamento de Asuntos Religiosos de Turqu铆a (Dinayet) en un proyecto para retirar los hadith mis贸ginos de las colecciones que esa instituci贸n publica y distribuye a 76.000 mezquitas e todo el mundo.[4]鈥
Las feministas musulmanas han trabajado tambi茅n en la Fiqh, jurisprudencia musulmana, poco divulgada despu茅s de su elaboraci贸n y cristalizaci贸n en cuatro escuelas jur铆dicas. Tambi茅n han participado en la reforma del derecho de familia en Marruecos (Moudawana), estableciendo la igualdad de la mujer con el hombre en tanto jefes de hogar, eliminado cualquier forma de poligamia y haciendo posible el divorcio para la mujer tanto como para el hombre.[4]鈥
El sitio de las mujeres en el espacio religioso Editar
En la Universidad Al-Azhar de El Cairo, las mujeres musulmanas han obtenido un papel igual al del hombre como ulemas, consiguiendo as铆 equipararse al hombre no solamente en la esf茅ra p煤blica secular sino en el 谩mbito religioso.[4]鈥 El investigador de la jurisprudencia isl谩mica comparada y profesor de Al-Azhar, Souad Salih realiza una campa帽a para que las mujeres puedan ser designadas en Egipto oficialmente en el cargo de muftis.[4]鈥
Aunque hombres y mujeres, cuando van a la hajj (peregrinaci贸n), oran conjuntamente en la Gran Mezquita y se re煤nen en el mathaf (espacio de deambulaci贸n) en el momento de regresar a la Kaaba,[4]鈥 las mujeres son generalmente colocadas detr谩s de los hombres en las mezquitas y no pueden decir sermones. Desde mediados de los a帽os 90, en la Mezquita Claremont de El Cabo (Sud谩frica), las mujeres se ubican en filas paralelas a las de los hombres. Adem谩s ha predicado all铆 un serm贸n la te贸loga americana Amina Wadud.[4]鈥
El caso franc茅s (controversias) Editar
En Francia, la ley sobre laicidad (Ley n掳 2004-228 del 15 de marzo de 2004), que proh铆be el uso de s铆mbolos religiosos en la escuela y considera como tal al velo, ha causado un debate entre partidarios y adversarios de la prohibici贸n del velo, marcando una frontera entre quienes la consideran una manifestaci贸n de la emancipaci贸n de la mujer con respecto a los prejuicios de la religi贸n y quienes la critican como instrumentalizaci贸n del feminismo por parte de la derecha para imponer el racismo, el etnocentrismo y la xenofobia.[7]鈥媅8]鈥媅9]鈥媅10]鈥
Houria Bouteldja, portavoz del colectivo Ind铆genas de la Rep煤blica, ve una continuidad entre la situaci贸n de 1958 en plena Guerra de Argelia y cita a Frantz Fanon cuando dijo que no habr铆a liberaci贸n de las mujeres argelinas por invitaci贸n de Francia.[9]鈥 Bouteldja critica la asociaci贸n Ni putas ni sumisas, a la que califica de aparato ideol贸gico de estado.[9]鈥
Malika Abdelaziz recuerda que el uso del velo fue un s铆mbolo de resistencia contra la tiran铆a del Shah en Ir谩n, defiende el derecho de las mujeres a elegir llevar o no llevar el velo y concluye que 芦el n煤cleo de la cuesti贸n es que, para nadie y nunca m谩s, ser musulmana e identificada como tal, tenga como significado la carencia de autonom铆a y derechos.禄.[11]鈥
V茅ase tambi茅n Editar
Purplewashing Ver el portal sobre Feminismo Portal:Feminismo. Contenido relacionado con Feminismo. Referencias Editar
鈫 a b c d e f g h i Valentine Moghadam, "Qu'est-ce que le f茅minisme musulman? Pour la promotion d'un changement culturel en faveur de l'茅galit茅 des genres", in 'Existe-t-il un f茅minisme musulman?, livre issu d'un colloque 脿 Paris, septembre 2006, organis茅 par la Commission Islam et la茂cit茅, en collaboration avec l'Unesco. En-ligne, pp.43-49 (en franc茅s) 鈫 a b Existe-t-il un f茅minisme musulman?, livre issu d'un colloque 脿 Paris, septembre 2006, organis茅 par la Commission Islam et la茂cit茅 de la Ligue des droits de l'homme (LDH), en collaboration avec l'Unesco. En-ligne, p.7 (en franc茅s) 鈫 Fue organizado por la Junta Isl谩mica Catalana con el apoyo del Centro de Catalu帽a de la Unesco. Ver sus Conclusiones 鈫 a b c d e f g h i j k l m n 帽 o p q r s t u v w x y z aa Margot Badran, "Le f茅minisme islamique en mouvement", in 'Existe-t-il un f茅minisme musulman?, livre issu d'un colloque 脿 Paris, septembre 2006, organis茅 par la Commission Islam et la茂cit茅, en collaboration avec l'Unesco. En-ligne, pp.49-71 (en franc茅s) 鈫 Las Razas Humanas 2:238-239. Barcelona:Compa帽铆a Internacional Editora, 1981. ISBN 84-85004-89-2 鈫 Al-Fanar, association f茅ministe palestinienne, A propos du fondamentalisme dans notre pays (en franc茅s) 鈫 Sylvie Tissot, Bilan d鈥檜n f茅minisme d鈥櫭塼at, in Plein Droit n掳75, diciembre de 2007 (en franc茅s) 鈫 Elsa Dorlin, 芦 Pas en notre nom !禄 - Contre la r茅cup茅ration raciste du f茅minisme par la droite fran莽aise L'Autre Campagne (en franc茅s) 鈫 a b c Houria Bouteldja, De la c茅r茅monie du d茅voilement 脿 Alger (1958) 脿 Ni Putes Ni Soumises: l鈥檌nstrumentalisation coloniale et n茅o-coloniale de la cause des femmes., Ni putes ni soumises, un appareil id茅ologique d鈥櫭塼at, junio de 2007 (en franc茅s) 鈫 Appel des indig猫nes de la R茅publique, Sous le Haut Marrainage de Solitude, h茅ro茂ne de la r茅volte des esclaves guadeloup茅ens contre le r茅tablissement de l鈥檈sclavage par Napol茅on (en franc茅s) 鈫 Malika Abdelaziz, Velo sobre las mujeres El Peri贸dico Feminista. 2007. Lista de feministas musulmanas Editar
Asma Barlas (Estados Unidos) Amina Wadud (Estados Unidos) Irshad Manji (Canad谩) Shahla Sherkat, fundadora de la revista Zanan Azzam Taleghani (Ir谩n) Riffat Hassan (Estados Unidos) Azizah al鈥揌ibri (Estados Unidos) Leila Ahmed (Estados Unidos) Margot Badran (Estados Unidos) Ziba Mir鈥揌osseini (Ir谩n y Reino Unido) Shamima Shaikh (1960-1998, Sud谩frica) Huda Sharawi (1879-1947, fundadora de la Uni贸n Feminista Egipcia) Bchira Ben Mrad, fundadora de la Uni贸n Musulmana de Mujeres de T煤nez (UMFT: 1936-1956) Sisters in Islam (Malasia) Asociaci贸n de Nigerianas Baobab Fatima Mernissi Estas dos 煤ltimas organizaciones afiliadas a Women Living under Muslim Laws (Mujeres viviendo bajo leyes musulmanas).
Enlaces externos Editar
Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Feminismo isl谩mico. Commons Las tradiciones isl谩micas y el movimiento feminista Revista Alif N没n n潞 80, marzo de 2010.
submitted by Subversivos to podemos [link] [comments]


2016.11.15 12:54 EDUARDOMOLINA Frenar a Le Pen no es suficiente. Seg煤n el 煤ltimo bar贸metro en Francia los tres 3 partidos de derecha alcanza el 67%. El FN lidera el voto de 18 a 49 a帽os (34%), aut贸nomos (43%), los empleados (36%), los obreros (46%) y los parados (41%) y en el entorno rural (34%).

Daniel Fuentes Castro
http://www.eldiario.es/zonacritica/Le-Pen-elecciones-Francia-ultraderecha_6_580301986.html
"Francia acudir谩 a las urnas la pr贸xima primavera en una doble cita que puede ser determinante para el futuro inmediato de Europa. Las elecciones presidenciales tendr谩n lugar el 23 de abril y el 7 de mayo, seguidas de las elecciones legislativas los d铆as 11 y 18 de junio. La victoria del leave en el refer茅ndum brit谩nico sobre la permanencia del Reino Unido en la UE y el inesperado triunfo de Donald Trump en la carrera a la Casa Blanca aconsejan prestar atenci贸n a lo que ya est谩 sucediendo en Francia.
Desde que se instaur贸 la V Rep煤blica, en 1959, la derecha francesa s贸lo ha dejado escapar la victoria en las elecciones presidenciales en dos ocasiones (Fran莽ois Mitterrand entre 1981 y 1995, y Fran莽ois Hollande en 2012). Y no parece que 茅sta vaya a ser la tercera. Seg煤n el 煤ltimo bar贸metro electoral de IFOP, que elabora sondeos de opini贸n y estudios de mercado desde finales de los a帽os treinta, los tres partidos de derecha concentran actualmente el 67% de la intenci贸n de voto y ninguna de las dos primeras fuerzas de la izquierda, con un 14% de intenci贸n de voto cada una, parece en condiciones de alcanzar la segunda vuelta de las elecciones. Intenci贸n de voto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia 2017
Lo m谩s probable, a d铆a de hoy, es que los franceses tengan que elegir finalmente entre Marine Le Pen y el candidato que se imponga en las primarias de Les Rep煤blicains (partido que aglutina a la derecha conservadora), que tienen lugar los pr贸ximos 20 y 27 de noviembre. Y no es lo mismo que en ellas se imponga el expresidente Nicolas Sarkozy, cada d铆a m谩s pr贸ximo a las tesis de la extrema derecha, que el exprimer ministro Alain Jupp茅.
Jupp茅 es un enarca (reciben esta apelaci贸n los diplomados por la 脡cole Nationale d'Administration Publique a ra铆z del libro La enarqu铆a o los mandarines de la sociedad burguesa, escrito a finales de los a帽os sesenta por el tambi茅n enarca Jean-Pierre Chev猫nement), elefante conservador salido de los cuerpos de 茅lite franceses. Si alcanza el El铆seo, es de esperar que su propia naturaleza le obligue a marcar distancias con el trumpismo.
En cuanto a las perspectivas electorales del Frente Nacional, partido de extrema derecha que representa lo peor de la Francia de Vichy, conviene tener en cuenta varios elementos. En primer lugar, el sistema de doble vuelta dificulta la carrera de Le Pen al El铆seo. Incluso si fuese la opci贸n m谩s votada en la primera vuelta, tendr铆a que imponerse en la segunda a todas las dem谩s fuerzas juntas.
Su padre, Jean-Marie Le Pen (persona violenta, abiertamente negacionista, xen贸foba y antisemita), obtuvo un 16,7% de los votos en las elecciones de 2012 y, ante la fragmentaci贸n del voto de izquierdas, accedi贸 a la segunda vuelta. Le Pen cosech贸 entonces una sonora derrota frente al 82% de los votos del conservador Jacques Chirac, que fue apoyado masivamente por la izquierda. Las circunstancias son distintas, pero es un precedente a tener en cuenta.
En segundo lugar, a diferencia del sistema espa帽ol o del norteamericano, en las elecciones presidenciales francesas no se eligen ni diputados, ni senadores, ni grandes electores. S贸lo se elige al inquilino del El铆seo. As铆 que es perfectamente posible ser la primera fuerza y que esto no se traduzca en presencia institucional alguna.
La batalla por el poder en la Asamblea Nacional queda relegada a las elecciones legislativas, cuyo resultado estar谩 condicionado por lo que previamente haya sucedido en las elecciones presidenciales. No obstante, la experiencia hist贸rica dice que no necesariamente ha de repetirse en las legislativas lo que previamente haya sucedido en las presidenciales. No es excepcional que un presidente de derechas tenga que cohabitar con un legislativo de izquierdas. En todo caso, nuevamente con un sistema a dos vueltas, las dem谩s fuerzas tendr谩n opciones de contener el esperado empuje de la extrema derecha en las elecciones legislativas.
El 煤ltimo precedente data de 2012 cuando, a pesar de obtener el 13,6% de los votos en la primera vuelta, el Frente Nacional s贸lo consigui贸 dos diputados sobre un total de 577 que componen la Asamblea Nacional. Una de ellos es Marion Mar茅chal-Le Pen, muy pr贸xima a su abuelo Jean-Marie y enfrentada a su t铆a Marine por el futuro control del partido.
En cualquier caso, que el camino del Frente Nacional al El铆seo est茅 sembrado de dificultades no debe impedirnos tomar la medida del problema: la extrema derecha crece en Francia con ra铆ces fuertes que se remontan, al menos, a los a帽os ochenta. Conviene recordar que el Frente Nacional fue el partido m谩s votado en las elecciones europeas de 2014, con el 24,9% de los votos, cuatro puntos m谩s que la derecha conservadora y diez puntos por encima de los socialistas en el poder. En el sondeo de IFOP del pasado octubre aparece ya con un 27% de intenci贸n de voto.
De acuerdo con el mismo sondeo, el Frente Nacional lidera la intenci贸n de voto entre los franceses de 18 a 49 a帽os (34%), entre los trabajadores aut贸nomos (43%), los empleados (36%), los obreros (46%) y los parados (41%) y en el entorno rural (34%).
Especialmente sintom谩tico es que la suma de los dos primeros partidos de izquierda, el Partido Socialista y el Front de Gauche, no lidera la intenci贸n de voto en ninguna franja de edad y en ninguna categor铆a profesional. Reciben el apoyo del 23% de los parados, frente al 26% de Les R茅publicains y el 41% del Frente Nacional. Tan s贸lo lideran la intenci贸n de voto entre los trabajadores del sector p煤blico (33%).
No s贸lo la derecha francesa est谩 mejor posicionada que la izquierda para detener al Frente Nacional, sino que, parad贸jicamente, podr铆a rozarse la cat谩strofe si el Partido Socialista o el Front de Gauche accediesen a la segunda vuelta. De hecho, entre los escenarios planteados por IFOP, el Frente Nacional aparece como victorioso si su rival el 7 de mayo fuese el actual presidente.
A casi seis meses vista, es pronto para saber si el Frente Nacional se va a imponer en la carrera al El铆seo. De lo que hay menos dudas es que su discurso impregna buena parte de la sociedad francesa, y que 茅sta no s贸lo es sensible al ciclo econ贸mico y a las pol铆ticas de rentas, sino sobre todo a cuestiones identitarias de soluci贸n compleja. Francia lleva mucho tiempo viviendo sobre una fractura social. Por eso, de poco sirve que alguno de los candidatos evite lo peor la pr贸xima primavera si su elecci贸n no viene acompa帽ada de una reflexi贸n profunda sobre el problema de fondo, la integraci贸n social, la igualdad de oportunidades, la distribuci贸n de la riqueza y tantas otras cuestiones que se han desatendido durante demasiado tiempo."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.11.08 13:06 EDUARDOMOLINA ENTREVISTA / Mervyn King, ex gobernador del Banco de Inglaterra: "Espa帽a deber铆a abrir un debate sobre su pertenencia a la zona euro". "No tiene ning煤n sentido imponer altos niveles de austeridad a pa铆ses cuyo 煤nico resultado es una alta tasa de desempleo y una contracci贸n de la demanda"

Hern谩n Garc茅s
http://www.eldiario.es/alternativaseconomicas/Espana-deberia-debatir-pertenencia-euro_6_576102417.html
"El Banco de Espa帽a es una instituci贸n singular: la c煤pula yerra y sus inspectores aciertan. Para muestra, un bot贸n: los inspectores avisaron al Gobierno en 2006 de la crisis que se avecinaba, alertaron a帽os despu茅s de que la salida de Bankia supondr铆a "nacionalizar p茅rdidas" y ahora denuncian "la pasividad y la autocomplacencia" de los actuales responsables de la instituci贸n. Otros vientos corren al otro lado del canal de la Mancha. El Banco de Inglaterra es una de las joyas de la corona del Reino Unido, respetado por su independencia y solidez intelectual. Si la instituci贸n mantiene su flamante prestigio despu茅s de la crisis es, en parte, gracias a un eminente profesor de econom铆a (Harvard, MIT, LSE...), Mervyn King, que entr贸 en la instituci贸n como economista jefe en 1991 y fue gobernador durante una d茅cada, de 2003 a 2013.
Ahora llega a las librer铆as El fin de la alquimia (Deusto), que ha sido celebrado por los economistas y la prensa internacional como uno de los mejores libros sobre la crisis. Cerca de cumplir los 70 a帽os, Lord King despliega su erudici贸n para transmitir al lector profano en econom铆a los mecanismos de la sociedad capitalista y una completa historia de la moneda y la banca. Con la autoridad de haber sido uno de los principales protagonistas de la crisis de 2008, denuncia que el presente marco intelectual est谩 obsoleto y que si no se hacen cambios profundos, otra crisis llegar谩 que "colapsar谩 nuestro sistema econ贸mico y financiero o tomar谩 la forma de un conflicto pol铆tico o incluso militar". La entrevista tiene lugar a mediados de octubre en la Facultad de Derecho de la New York University (NYU), donde King es actualmente profesor.
En su libro usted afirma que culpar a los individuos de la crisis es contraproducente. 驴Por qu茅?
Como explico en el libro, las personas, por naturaleza, tienden a buscar a alguien a quien culpar y castigar. 驴Pero qu茅 ocurre si la causa del problema no s贸lo es de los individuos, sino del sistema? Pues que otra crisis podr铆a volver a ocurrir. Lo hemos visto durante largos per铆odos de tiempo en forma de crisis bancarias; llegan a intervalos impredecibles, pero siguen llegando. Son muy dif铆ciles de lidiar, y es la gente sencilla y trabajadora la que paga el precio, la que soporta su costo. Por ello, pienso que lo m谩s importante que los economistas pueden hacer es intentar explicar a una audiencia mucho m谩s amplia por qu茅 algunas de las actuales ideas econ贸micas nos han llevado a este desastre, y qu茅 tenemos que hacer para cambiarlas.
Usted usted cita a Hegel ("Lo que la experiencia y la historia nos ense帽an es que la gente y los gobiernos nunca han aprendido nada de la historia, o no han actuado sobre los principios que se deducen de ella"). 驴Cu谩ndo piensa usted que la gente y los gobiernos van a aprender las lecciones de la crisis?
Me temo que har谩 falta otra crisis antes de que la gente realmente pueda decir que debemos hacer algo. Y pienso que la crisis de 2008 fue enorme, tanto por sus consecuencias absolutas sobre nuestras econom铆as como por ser una crisis global que afect贸 a la totalidad de los pa铆ses industrializados. Otra crisis del mismo tipo demostrar铆a a la gente que hay algo esencialmente err贸neo que debe ser corregido. No estoy seguro de que la gente haya aprendido, a煤n hoy, las lecciones de la 煤ltima crisis.
Usted tiene la reputaci贸n de ser un hombre muy prudente. Sin embargo, escribi贸 que "la siguiente crisis o colapsar谩 nuestro sistema econ贸mico y financiero o tomar谩 la forma de un conflicto pol铆tico o incluso militar".
Pienso que s铆, y lo que los pol铆ticos hacen es s贸lo tratar de seguir adelante, carecen de ideas. Como no han cambiado el enfoque b谩sico, tampoco tienen respuestas. Es posible que seamos capaces de salir del paso por un largo tiempo, pero salir del paso no va a resolver el problema de volver al camino de crecimiento en el que est谩bamos. Despu茅s de la Gran Depresi贸n de la d茅cada de 1930, cab铆a preguntarse hacia d贸nde iba la econom铆a de EEUU. En realidad, veinte a帽os despu茅s est谩bamos en la misma senda de crecimiento: el empleo perdido se hab铆a recuperado por completo. Estamos muy lejos de eso ahora. Podemos recuperarlo, pero solo haciendo cambios significativos en la econom铆a mundial, tanto reequilibrando nuestras econom铆as como reconstruyendo la forma en que regulamos las finanzas, y no veo que progresemos mucho ni en lo uno ni en lo otro.
Seg煤n el presidente del Gobierno de Espa帽a, "los espa帽oles han hecho un trabajo extraordinario en los 煤ltimos a帽os para superar las dificultades econ贸micas extrema y han tenido una historia de 茅xito que es reconocido y admirado m谩s all谩 de nuestras fronteras". 驴Cu谩l es su evaluaci贸n de la econom铆a espa帽ola?
Obviamente ha habido algunos progresos, pero no los suficientes para que Espa帽a pueda volver al pleno empleo sin tener una cuenta corriente deficitaria. Si Espa帽a quisiera volver al pleno empleo pienso que ser铆a dif铆cil lograrlo sin tener que endeudarse de nuevo en el extranjero. Y la pregunta es, 驴 por qu茅 alguien estar铆a dispuesto a prestarle a Espa帽a cuando volver al pleno empleo significa tener un d茅ficit por cuenta corriente?
Como hemos visto entre 2012 y 2015, el endeudamiento externo es posible, pero s贸lo funciona porque el resto del mundo piensa que cualquier pr茅stamo a Espa帽a est谩 garantizado, esencialmente, por Alemania y otros pa铆ses del Norte. Eso es algo que ellos niegan oficialmente, pero en t茅rminos pr谩cticos la Uni贸n Europea se las ha ido arreglando en el Sur para eliminar el d茅ficit comercial y de cuenta corriente mediante tasas de desempleo suficientemente altas. Y Espa帽a, por supuesto, a煤n est谩 lejos de volver al pleno empleo.
驴En su opini贸n, es la austeridad un obst谩culo para volver al pleno empleo?
En mi opini贸n, hay dos aspectos diferentes en la austeridad. Uno, que un gobierno necesita tener un programa cre铆ble para gestionar las finanzas p煤blicas. No puede seguir teniendo permanentemente un gran d茅ficit presupuestario. El criterio tradicional del FMI era decir: dejemos que baje el tipo de cambio, eso har谩 crecer las exportaciones y te permitir谩 disminuir lentamente el d茅ficit presupuestario con el tiempo, la demanda externa sostendr谩 a la econom铆a y mantendr谩 el pleno empleo. Pero cuando pierdes la capacidad de bajar el tipo de cambio para generar mayor demanda de tus exportaciones, el 煤nico impacto que tiene la austeridad fiscal es crear m谩s desempleo.
El verdadero problema aqu铆 es que cuando los pa铆ses del Norte de Europa se unieron a la zona euro se les dijo, y as铆 lo dice el Tratado, que cada pa铆s se responsabilizar铆a de su propia deuda nacional. Despu茅s de 2010 todo eso se tir贸 por la ventana. En propiedad, la propuesta del Banco Central Europeo (BCE) de llevar a cabo Operaciones Monetarias de Compraventa (OMT) consisti贸 en prometer que si un pa铆s encuentra que el tipo de inter茅s que tiene que pagar para recibir pr茅stamos es demasiado alto, entonces el BCE le comprar谩 sus bonos. Eso es una transferencia de los pa铆ses del Norte a los pa铆ses del Sur. El BCE dijo que har铆a esas compras, pero en realidad nunca hicieron ninguna.
Si esas transacciones fuesen de nuevo necesarias, ser铆an muy controvertidas, porque los economistas alemanes dicen: "Oye, mira: esta no es la uni贸n monetaria que nosotros aceptamos firmar; nosotros firmamos una uni贸n monetaria que no ten铆a una cl谩usula de rescate, sino s贸lo un Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Entonces, 驴por qu茅 tenemos para eso que pagar por la expansi贸n fiscal de Espa帽a, Grecia, o Portugal?". Puedes entender su punto de vista. Pero, por supuesto, si vas a los pa铆ses del Sur tambi茅n es verdad que no tiene ning煤n sentido imponer altos niveles de austeridad a pa铆ses cuyo 煤nico resultado una alta tasa de desempleo y contracci贸n de la demanda.
Lo que est谩 faltando es la capacidad de permitir modificar la tasa de cambio. Es ingenua la idea de que t煤 puedes sustituir la flexibilidad del tipo de cambio presionando a la baja los salarios y precios. Puedes intentarlo, pero cada vez que hemos visto eso en la historia ha demostrado ser extraordinariamente dif铆cil y muy doloroso. La cuesti贸n es, 驴resulta razonable hacer sufrir a Espa帽a tanto dolor para hacer frente a esta situaci贸n?
驴Y cu谩l es su respuesta?
La preocupaci贸n que la Uni贸n Europea deber铆a tener es, en mi opini贸n, que ahora estamos embarcados en un rumbo donde tanto los pa铆ses del Norte como los del Sur de alguna manera se sienten abandonados por la forma en que el euro se ha desarrollado. Espa帽a, Italia, Grecia, Portugal 鈥搚 hasta cierto punto incluso Francia鈥 han estado sufriendo por estar encerrados en un sistema de tipo de cambio fijo mucho antes de que hayan convergido plenamente en un Estado donde el pueblo estuviera dispuesta a aceptarlo.
En cualquiera otra parte del mundo donde se ha dado una uni贸n monetaria exitosa siempre ha ido acompa帽ada de una uni贸n fiscal y pol铆tica. Hoy esto implicar铆a tener un 煤nico ministro de Finanzas para la zona euro, lo que significa que los impuestos y el gasto de Espa帽a ser铆a decidido por un ministro de Finanzas en Bruselas, en Berl铆n o donde fuera, pero no por el ministro de Hacienda espa帽ol.
Bueno, si la gente en Espa帽a vota por eso, la uni贸n fiscal podr铆a funcionar, pero no ha votado por eso ni se le ha dicho que ese es el plan, y no veo ninguna se帽al en alg煤n pa铆s europeo de que quiera sacrificar su soberan铆a de esa forma, entregarla a un 贸rgano central que no ha sido elegido y que no es representativo. Pienso que, en muchos sentidos, fue una irresponsabilidad empezar una uni贸n monetaria antes de haber creado ese grado de uni贸n pol铆tica. No puedes forzar a la gente a una uni贸n pol铆tica a toda velocidad s贸lo porque hay una crisis. Aquella puede evolucionar org谩nicamente a lo largo de cincuenta a帽os, o de cien, no tenemos ni idea. Pero fue una locura poner primero la uni贸n monetaria y despu茅s creer que una crisis crear铆a la uni贸n pol铆tica, porque lo que ha ocurrido es lo contrario.
驴Cu谩l es la perspectiva desde Alemania?
Cuando Alemania decidi贸 abandonar el marco, el pueblo alem谩n hizo un sacrificio extraordinario. El marco era el s铆mbolo de una Alemania democr谩tica y exitosa despu茅s de la guerra. Mucha gente en el mundo admiraba el 茅xito y la estabilidad del marco, pero lo abandonaron con la esperanza de que de ese modo vincular铆an Alemania a Europa, demostrar铆an que Alemania ya no era un pa铆s del que se deb铆a tener miedo.
驴Cu谩l ha sido el resultado?
Alemania es m谩s poderosa pol铆tica y econ贸micamente hoy que en 1999 gracias al euro, y hay m谩s sentimiento antialem谩n en Europa que en cualquier otro momento desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Esto es muy injusto para Alemania, pero se puede entender por qu茅 la gente piensa as铆. No es Alemania quien est谩 creando el problema, es la uni贸n monetaria. M谩s que antialem谩n, la gente deber铆a oponerse m谩s a la uni贸n monetaria.
En El mundo de ayer, de Stefan Zweig, se puede leer que " para el pueblo alem谩n el orden ha sido siempre m谩s importante que la libertad y la justicia. El propio Goethe dijo que preferir铆a una injusticia a un desorden". 驴Alemania se enfrenta a un problema de orden?
Yo lo veo de otra manera. Los intereses de Alemania hoy son muy diferentes de los intereses de Espa帽a, Portugal y Grecia. Sin embargo, los pol铆ticos siguen pretendiendo que sus intereses son comunes. Ellos dicen que tienen visiones diferentes sobre c贸mo tiene que funcionar la uni贸n monetaria, pero eso refleja un conflicto fundamental de intereses. Ah铆 es donde estamos ahora. Muchas econom铆as del Sur de Europa, sencillamente, no son competitivas con la tasa de cambio actual, y Alemania es s煤per competitiva. Esto significa que Alemania tiene a煤n un super谩vit por cuenta corriente enorme, que es insostenible, y que los pa铆ses del Sur tendr铆an un abultado d茅ficit por cuenta corriente si consiguiesen volver al pleno empleo.
La 煤nica manera de resolver esto es reconocer que el tipo de cambio debe cambiar. Sin embargo, el problema con la uni贸n monetaria es que al no hacerlo as铆 est谩n creando un conflicto entre Alemania y otros pa铆ses. No es que Alemania haya provocado un conflicto o quiera tenerlo, sino que est谩n atrapados en un sistema que lo hace inevitable: esa es la raz贸n por la cual asistimos a un di谩logo de sordos. Y ahora tenemos una situaci贸n en la que la gente que est谩 a cargo de las instituciones europeas tampoco reconoce la realidad y piensa que la respuesta es tener un 煤nico ministro de finanzas en Europa.
Muchos pol铆ticos de la Uni贸n Europea piensan que es la soluci贸n.
Pero eso es demasiado absurdo. Es un poco como decir que la uni贸n monetaria est谩 causando muchos problemas, pero sabemos la soluci贸n: asumamos que Europa es un pa铆s y el problema est谩 resuelto. Pero no lo est谩. Es incre铆ble que los pol铆ticos puedan actuar en base a una premisa tan falaz. Lo extraordinario es que nunca ha habido un tiempo en nuestra historia en el que la gente en Europa pase m谩s tiempo viajando a los dem谩s pa铆ses, estudiando y viviendo en los diferentes pa铆ses que forman Europa, cas谩ndose los unos con los otros. La gente en Europa se lleva estupendamente bien, hay mucha menos tensi贸n. Los ingleses, por ejemplo, adoran ir a otros pa铆ses. Toda la cultura del Reino Unido en los 煤ltimos 60 a帽os se ha transformado por la posibilidad de viajar a Europa. Esto no era as铆 hace 60 o 70 a帽os... beb铆an cerveza, no ten铆an las mismas opciones de restaurantes... Hemos visto las pinturas y la cultura de otros pa铆ses de Europa; eso es algo que a todo el mundo le encanta. No hay una tendencia nacionalista contra los pa铆ses.
La gente realmente quiere llevarse bien, agradarse unos a otros, intercambiar todo tipo de experiencias, pero los pol铆ticos han decidido hacer esto m谩s dif铆cil imponiendo a los pueblos de Europa un calendario de integraci贸n pol铆tica, lo que es completamente antinatural, y una uni贸n monetaria que est谩 desintegrando la econom铆a de Europa. Es una tragedia en muchos sentidos, porque los pueblos de Europa quieren llevarse muy bien y tener relaciones pac铆ficas, tener m谩s comercio y quiz谩s disfrutar de una mayor integraci贸n con el paso de los a帽os, qui茅n sabe.
Es extraordinario que la integraci贸n pol铆tica haya sido impuesta en Europa independientemente de lo que la gente ha dicho en sus propios pa铆ses. La raz贸n por la que a los brit谩nicos les gusta ir a Espa帽a es porque es diferente del Reino Unido. La idea de que no podemos ser buenos amigos unos de otros a menos que pretendamos que somos todos ciudadanos de un Estado artificial llamado Europa es bastante absurda. Eso es un falseamiento de la historia. Es realmente tr谩gico que esta tentativa de imponer integraci贸n pol铆tica y una sola uni贸n monetaria est茅 siendo impuesta en un marco temporal que ha causado tanto da帽o a la creaci贸n de una Europa estable y pacifica.
驴Cree usted que Espa帽a deber铆a abrir un debate acerca de su pertenencia a la zona euro?
Deber铆a haber un debate, porque creo que es uno de los mayores obst谩culos para el progreso econ贸mico en Europa, y dado que Europa es el bloque monetario dominante en el mundo, incluso m谩s grande que el bloque del d贸lar, en realidad es muy importante que la gente piense con cuidado acerca de lo que est谩 logrando y si es positivo. Tratar de suprimir el debate no va a funcionar, la gente quiere hablar de ello. No se puede simplemente dejarlo en los extremos, deber铆a ser el principal centro de discusi贸n y debate. C贸mo hacerlo es dif铆cil. Puedo entender que el Gobierno pueda tener dificultades debido a que son miembros de un sistema al que sienten que quieren apoyar.
Pero creo que lo que deber铆an hacer es intentar abrir un debate a trav茅s de toda la zona euro; es decir, c贸mo diablos vamos a salir del l铆o en el que nos encontramos, no huir hacia delante a ciegas, afirmando simplemente que casi hemos llegado. Hemos tenido problemas con los mercados financieros en 2010. La idea de que hemos resuelto estos problemas creo que es totalmente falsa.
En un art铆culo reciente en el 'New York Review of Books', usted criticaba el trabajo de cierto tipo de prensa en el debate sobre el Brexit. En los peri贸dicos espa帽oles de papel es casi un tab煤 hablar de si Espa帽a debe salir de la zona euro; es todo lo contrario en la prensa financiera inglesa. 驴En su opini贸n, qu茅 papel deber铆a jugar la prensa en el debate econ贸mico?
Una de las lecciones de nuestra experiencia en el refer茅ndum sobre el Brexit ha sido que la 煤nica organizaci贸n que realmente intent贸 hacer una presentaci贸n objetiva y equilibrada de los temas fue la BBC. Es interesante que fuera mucho m谩s criticada por la gente partidaria del remain [permanecer en la UE] porque fue equilibrada. El lado del remain dijo que el otro era obviamente idiota y que no se le deb铆a dar ning煤n tiempo de antena. En realidad, la BBC hizo un muy buen trabajo en circunstancias dif铆ciles, as铆 que creo que las emisoras del sector p煤blico tienen una gran responsabilidad para asegurar que hay un debate y presentar las diferentes partes de la discusi贸n. Realmente es una posici贸n extraordinaria decir que no debes dar a la otra parte ning煤n tiempo en la televisi贸n o la radio porque escuchar sus argumentos podr铆a confundir al com煤n de la gente.
En nuestros tribunales tenemos un sistema de jurado en el que doce hombres y mujeres buenos son escogidos para estar en un jurado, no porque sean expertos en la cuesti贸n enjuiciada sino porque a menudo son m谩s h谩biles para juzgar el car谩cter y decidir si alguien est谩 mintiendo o no. As铆 es como nosotros organizamos la elecci贸n de nuestros l铆deres pol铆ticos. El electorado a menudo es lo bastante bueno como para reconocer a alguien que est谩 intentando sinceramente hacer lo mejor posible frente a quien est谩 tratando de enga帽arlo. Y esa es la gran esperanza, la salvaci贸n de la democracia. Pero requiere que la gente tenga la oportunidad de escuchar los argumentos. Me deprimi贸 bastante nuestra campa帽a del refer茅ndum en Gran Breta帽a porque ambos lados se rebajaron a la propaganda. Lo interesante fue que la mayor铆a de la gente corriente se dio cuenta de ello.
En su libro usted ofrece un nuevo enfoque de la crisis financiera. 驴Podr铆a explicarlo?
Es muy interesante encontrarse en Estados Unidos porque en este pa铆s hay una gran tendencia a percibir al resto del mundo como una extensi贸n de EE UU. Piensan que todos los problemas empezaron en EE UU, que la crisis financiera iniciada en su mercado de hipotecas de baja calidad se propag贸 a todo el sistema bancario estadounidenses y que eso da帽贸 a la econom铆a de EE UU y luego a la econom铆a mundial. Yo siempre sigo el razonamiento inverso y digo que el problema empez贸 en realidad en la econom铆a mundial, que hizo caer los tipos de inter茅s a largo plazo y los bancos centrales de Occidente respondieron a eso recortando a su vez sus tipos de inter茅s, lo que llev贸 a que el precio de todos los activos fuera hacia arriba, como el de las viviendas, por lo que la gente tuvo que endeudarse m谩s para comprar los activos o financiarlos. El sistema bancario hizo lo que se supon铆a que ten铆a que hacer: satisfacer la demanda de cr茅ditos proporcionando m谩s pr茅stamo. Entonces el sistema bancario se hizo muy grande, y en vez de aumentar su capital se financi贸 con cr茅ditos, lo que fragiliz贸 el sistema bancario y bast贸 una simple chispa en un mercado, el de las hipotecas de baja calidad, para que la gente se diera cuenta de hasta qu茅 punto era riesgoso y vulnerable el sistema bancario. Y entonces todo empez贸 a derrumbarse.
La raz贸n por la que pienso que esto es importante es que si adoptas el criterio tradicional de que de alguna manera todo empez贸 en el mercado de la vivienda, entonces piensas que una regulaci贸n minuciosa de esa sola parte del sector financiero evitar谩 una futura crisis y que eso har谩 muy f谩cil volver a la normalidad. A煤n hoy algunos bancos centrales alrededor del mundo siguen pensando que mantener los tipos de inter茅s bajos durante un tiempo m谩s solucionar谩 nuestros problemas. Sin embargo, si te vas al comienzo de todo esto lo que est谩 muy claro es que ninguna econom铆a puede salir de esto por s铆 sola. Incluso China, que sabe que tiene que tiene que pasar de producir para exportar a producir para satisfacer sus propias demandas internas, ha fracasado en hacer ese cambio en los recursos; de hecho, no tiene ante s铆 ning煤n incentivo evidente para efectuar tal cambio si al mismo tiempo el resto del mundo no reequilibra tambi茅n sus econom铆as.
Lo que tenemos delante es a pa铆ses que se endeudaron, incluso pa铆ses como Espa帽a, que deprimieron la demanda y tienen un alto desempleo, que no est谩n volviendo en absoluto a la normalidad, y bancos centrales que acaban reduciendo los tipos de inter茅s. No es s贸lo que necesitan mantener bajo los tipos de inter茅s, sino que tienen que continuar reduci茅ndolos. Y es por esta escalera mec谩nica hacia abajo que caminan las tasas de inter茅s sin que nadie pueda bajarse. Considero que el problema ahora es muy serio. Solo un intento realmente substancial de cooperaci贸n entre los pa铆ses puede sacarnos de ah铆. Uno de los grandes obst谩culos es, a mi juicio, el euro."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.10.01 21:26 podemosspb El Da Vinci espa帽ol que dijo 'no' a Apple. Ideas evolutivas versus ideas revolucionarias.

Noticia original con fotos en: http://www.elmundo.es/papel/historias/2016/09/30/57ecfc92e5fdea17108b463a.html
Imagine que recibe un email de un cazatalentos internacional de Apple en el que se le pide una cita para tomar un caf茅 dentro de media hora. 驴Qu茅 hace? 驴Acudir corriendo?
Mejor montar en bici. Eso hizo Rodrigo Garc铆a un d铆a despu茅s de haber triunfado en Londres con una exposici贸n de sus inventos en el Royal College of Art. Imposible fiarse de un taxi en hora cr铆tica de tr谩fico m谩s a煤n cuando vives en la otra punta de la ciudad.
Pedale贸 como si fuera un escapado que huye del pelot贸n en una etapa del Tour hasta que milagrosamente alcanz贸 la meta. Entonces le informaron que hab铆a un error y que el encuentro era al d铆a siguiente. Daba igual: hab铆a llegado a tiempo. Apple, la empresa m谩s valorada en bolsa del mundo por aquel entonces, quer铆a ficharlo para su prestigioso equipo de dise帽o. Dos a帽os despu茅s, Rodrigo Garc铆a (Vitoria, 1984) reconoce no tener mucho dinero. Pero no se arrepiente de haber rechazado la oferta del imperio fundado por Steve Jobs. Quiere seguir su propio camino.
Tras varios meses de tanteos telef贸nicos, por fin hace una escala en Madrid, donde viven sus padres, y podemos encontrarnos. Desconocido en nuestro pa铆s, puede presumir de haber sido el primer europeo (pionero, as铆 los llaman) invitado a participar en el programa We Solve for X, una comunidad creada por Google que re煤ne a inventores y pensadores para hablar de soluciones tecnol贸gicas y medioambientales. De su imaginaci贸n han surgido artilugios tan curiosos como una maleta que te sigue como un perrito faldero gracias al bluetooth del m贸vil, una nube artificial que distribuye agua y una plantilla perforada con agujeros para ver m谩s n铆tidamente, ideal para fabricar gafas de forma sencilla en pa铆ses en v铆as de desarrollo. Aunque seguramente su creaci贸n m谩s relevante sea la gotella, al menos la que ha generado m谩s expectativas.
Un invento que ha puesto en alerta al lobby de la industria del pl谩stico y cuya implantaci贸n podr铆a suponer una revoluci贸n ecol贸gica. Sin aventurar sobre el futuro de sus proyectos, s铆 se puede asegurar que este chico es una de las mentes m谩s inquietas y creativas del siglo XXI espa帽ol.Garc铆a espera refugiado en un toldo, que hace de escudo frente al sol de verano, de la cafeter铆a de Avenida de Am茅rica donde hemos quedado. Al contrario que con Apple, se ha presentado a la cita con cinco minutos de adelanto. Pide un zumo de naranja y va armado con un ordenador port谩til y un tel茅fono anal贸gico que parece rescatado de finales del siglo pasado.
驴El hombre tecnol贸gico no tiene un 'smartphone'? (Se r铆e) 脡ste funciona bien. Hace cuatro a帽os me vi obligado a comprarme un smartphone en Inglaterra, que todav铆a uso en el trabajo, porque iba de un lado a otro siempre con un callejero de bolsillo y varias veces me equivocaba de direcci贸n. Orientarse en Londres es complicado, hay muchas calles con el mismo nombre y tuve que recurrir a los mapas por GPS.
Es alto, ordenado y cuando no encuentra la palabra exacta, se disculpa: dice que lleva mucho tiempo comunic谩ndose en ingl茅s. Garc铆a ha fundado en la capital brit谩nica Skipping Rocks, una empresa con un reducido grupo de socios, la mayor铆a qu铆micos, levantada con ayudas europeas y el dinero de los premios internacionales que Garc铆a ha ganado con sus inventos.
驴C贸mo nace una idea capaz de resolver una necesidad o incluso crearla? Mira (coge su zumo de naranja), se puede decir que hay dos tendencias b谩sicas en dise帽o: la primera se podr铆a llamar evolutiva, en la que podr铆amos coger este vaso que ya sabemos que cumple su funci贸n y pensar en un nuevo material o en lograr un dise帽o m谩s ergon贸mico. Con la otra tendr铆amos la revolucionaria, que consiste en plantearse de cero el problema de c贸mo beber.
驴Podr铆amos lograr un mecanismo capaz de beber de la mano de forma higi茅nica? 驴Hacer que el l铆quido se contenga en s铆 mismo sin necesidad de vaso? 脡se es el planteamiento. Esa reflexi贸n debe ser complicada cuando tienes tantos en proyectos en marcha. En nuestro grupo somos muy buenos en empezar cosas y malos para terminarlas -se r铆e-. Trabajamos hasta en 20 ideas. 脷ltimamente nos hemos dedicado a investigar en unas dobles pieles f谩ciles de desprender que podr铆an emplearse en el tratamiento de quemaduras o para protegerte del sol si vas a la playa.
En el port谩til me muestra la evoluci贸n de su gotella (gota+botella), un trabajo en el que ha invertido mucho tiempo. Esta alternativa a la botella de pl谩stico nace a partir de un alga tratada con la t茅cnica de esferificaci贸n, un proceso de coagulaci贸n empleado durante d茅cadas en la industria alimentaria y que Ferran Adri脿 traslad贸 a la alta cocina. De ah铆 surge un envase de textura gelatinosa barato (dos c茅ntimos cada unidad), resistente, biodegradable como una piel de fruta y hasta comestible (eso s铆, totalmente ins铆pido).
Su filosof铆a: "No quiero llenar el mundo de cosas nuevas. Tan s贸lo que las cosas sean m谩s sencillas"
Las mayores empresas embotelladoras del mundo se han puesto en contacto con 茅l, aunque su implantaci贸n industrial parece todav铆a lejana. El valor de este producto creado por Garc铆a radica en su coste medioambiental, infinitamente inferior al del polietileno habitual en envases y botellas. Un asunto nada balad铆 si tenemos en cuenta que se estima que, en la era del pl谩stico, el ser humano lleva producidos 5.000 millones de toneladas en los 煤ltimos 40 a帽os y sus vertederos se extienden por tierras y mares.
La imaginaci贸n de este hombre m谩s que precoz es preclara.
De adolescente estaba convencido en estudiar dise帽o industrial, pero al final se decant贸 por la arquitectura. Iba a sorprender con su heterodoxia desde su ingreso en la Escuela de la Polit茅cnica de Madrid. Todas sus ideas constructivas iban dirigidas a reducir el impacto del urbanismo en el paisaje y no dud贸 en plantear proyectos tan originales como casas que se esconden, casas con patas o algo tan arriesgado como su multipremiado proyecto final de carrera: un edificio de 12 plantas con estructuras desplegables basadas en los fundamentos de la geometr铆a. Lo impactante es que esa mole estaba dise帽ada para montarse en tan s贸lo tres horas.
De Madrid pasar铆a por Suecia, India y Chile, destinos acad茅micos tan distintos como claves en su formaci贸n. Su entusiasmo pausado no anuncia la cantidad de cosas que es capaz de hacer a la vez. Compagina su vocaci贸n cient铆fica en distintos campos con la de actor. S铆, Rodrigo Garc铆a es experto en el arte teatral de la improvisaci贸n, que cultiva desde sus a帽os escolares, incluso ha ganado alguna competici贸n y colaborado con distintas compa帽铆as. Algo muy 煤til ya que para 茅l esta disciplina y la innovaci贸n tecnol贸gica se rigen por normas similares: 芦En ambos mundos hay que estar abierto a todo y aprender que el error es un acierto禄, asegura.
Adem谩s de su labor como profesor en Kingston y en el Imperial College y la gesti贸n de su empresa, Garc铆a viaja por toda Europa contratado por empresas de muy diferente perfil con la misi贸n de 芦solucionar problemas禄. Es como el Se帽or Lobo del I+D.Cuando uno piensa en un inventor espa帽ol recuerda sus libros de texto de la EGB y las menciones a Isaac Peral y su submarino o a Juan de la Cierva, precursor del helic贸ptero. Quien ha disfrutado de un profesor de Ciencias estimulante quiz谩s haya o铆do hablar del injustamente olvidado Torres Quevedo, considerado nuestro Leonardo Da Vinci.
Otra referencia coloquial a la innovaci贸n m谩s loca se produce al o铆r a nuestros padres o abuelos identificar un disparate con la frase 芦esto es como un invento del TBO禄, alusi贸n a aquellas ideas estrafalarias como el coche salta-vallas o los melones cuadrados que ilustraban esta revista infantil de posguerra.
Tampoco resultaba extra帽o que en la adolescencia, cuando el ocio discurr铆a entre billares y recreativos, un amigo sentenciara con orgullo patrio: 芦El futbol铆n es un invento espa帽ol禄. Sin olvidar el chupachups y el gran hito de la ingenier铆a dom茅stica nacional: la fregona. Esto conforma la biblia popular de la invenci贸n espa帽ola. Nuestra escasa tradici贸n tecnol贸gica tiene diferentes justificaciones hist贸ricas, aunque siempre en art铆culos y libros se cita a don Miguel de Unamuno como paradigma insigne de este retraso.
El fragmento de su obra El p贸rtico del templo -tan sobado como tergiversado- pronto se convirti贸 en la asunci贸n at谩vica de la pereza cient铆fica: 芦Inventen, pues, ellos y nosotros nos aprovecharemos de sus invenciones. Pues conf铆o y espero en que estar谩s convencido, como yo lo estoy, de que la luz el茅ctrica alumbra aqu铆 tan bien como all铆 donde se invent贸禄. Sea culpa o no de Unamuno (suponemos que no), lo cierto es que en Espa帽a hemos inventado poco. Y el presente tampoco es optimista. Seg煤n el 煤ltimo informe de la Organizaci贸n Mundial de la Propiedad Intelectual, ocupamos el puesto 18 a nivel europeo en innovaci贸n. En el mundo, la posici贸n 28. En cuanto a solicitudes de patentes estamos todav铆a m谩s retrasados.
驴Por qu茅 no hay m谩s rodrigosgarc铆as en Espa帽a?
Hay gente muy buena y mucha creatividad, de eso no hay duda, pero hay cosas que podr铆an funcionar mejor. Se abusa del estudio te贸rico y no se ense帽a a resolver problemas pr谩cticos. Otra cosa que he visto es que en Espa帽a la edad es un factor muy importante en el 谩mbito laboral. En otros pa铆ses les da igual que tengas 20 贸 30 a帽os a la hora de dirigir equipos con gente m谩s mayor.
Planteo la misma pregunta a Carlos El铆as, catedr谩tico de Ciencia, Tecnolog铆a y Opini贸n p煤blica de la universidad Carlos III de Madrid. Su diagn贸stico es similar: 芦En nuestro sistema hay un culto a las publicaciones y un desprecio a la experiencia. Es mucho m谩s f谩cil que hagan catedr谩tico de Cine a alguien que ha hecho una tesis sobre Almod贸var que al propio Almod贸var禄. Gran parte de nuestras patentes nacen en el sector p煤blico. Eso genera muchas veces una falta de incentivos. El premio que reciben por su investigaci贸n los funcionarios se traduce, tras una compleja evaluaci贸n peri贸dica, en unos pocos euros m谩s de sueldo. Los centros donde trabajan, principalmente universidades, son los propietarios de sus patentes y los que negocian su explotaci贸n comercial.
Los inventores p煤blicos al final se quedan con un porcentaje de los royalties que generan. 芦Para m铆 el gran problema estructural es la falta de inversi贸n en los alumnos. En Harvard el 10% de su dinero va destinado a los profesores, mientras que en las universidades espa帽olas es el 90%. Eso quiere decir que ellos destinan much铆simos m谩s fondos a iniciativas de sus estudiantes, a abogados especializados en patentes, asesores empresariales, etc禄, explica el profesor El铆as. Esto hace que nuestros rodrigosgarc铆as sean fruto de la generaci贸n espont谩nea y muchos se vayan a otros pa铆ses en busca de est铆mulos y mayores recompensas.
"En Espa帽a hay creatividad, pero se abusa de la teor铆a y no se ense帽a a resolver problemas pr谩cticos"
En Espa帽a, seg煤n los expertos consultados, lo m谩s preocupante es la falta de inversi贸n privada. No existe inter茅s de fondos de capital riesgo por nuestros creadores. La mayor铆a de los estudiantes de Dise帽o del curso que imparte Garc铆a en el Reino Unido colaboran en proyectos reales impulsados por empresas. Incluso muchos cobran ya royalties ganados por su trabajo sin haberse destetado a煤n del aula universitaria.
驴Te planteas regresar?
Si me llaman para trabajar en un proyecto interesante con buenas condiciones, estoy seguro de que s铆. Dile que queda por inventar a alguien que cree que ya est谩 todo inventado...
No quiero llenar el mundo de cosas nuevas. Tan s贸lo quiero que las cosas sean m谩s sencillas. A pesar de dedicarme una hora larga, se niega a que pague el zumo (que ya no s茅 si es evolutivo o revolucionario) y me invita al caf茅, algo que hay que decir no hac铆a nunca Unamuno, que ten铆a fama de taca帽o entre sus contempor谩neos. Pero dejemos ya de echarle la culpa a Unamuno de todo.
CINCO INVENTOS DE RODRIGO GARC脥A
Proyecto denominado Ooho! en los pa铆ses anglosajones. Surge a partir de un extracto de algas Kelp y con un proceso basado en la t茅cnica de la esferificaci贸n. Se consigue un envase sencillo, barato, ecol贸gico e incluso comestible.
AER es un artefacto aut贸nomo dise帽ado por Garc铆a similar a un dirigible que purifica, transporta y distribuye el agua. Es capaz de obtener vapor a partir del agua salda del mar gracias a la energ铆a del sol. El vapor de agua es m谩s ligero que el aire, as铆 que el invento puede volar y dotar de agua limpia a poblaciones que la necesitan
El sistema ZIPZIP surgi贸 cuando el inventor estudiaba Arquitectura. Permite realizar edificaciones desplegables de gran altura. Est谩 formado por una estructura de pares de barras, transportable, que una vez desplegada es completada con distintos elementos constructivos generando espacios habitables.
WOW es una colecci贸n de objetos funcionales basados en t茅cnicas utilizadas por los ilusionistas. Una fregona que aparece y desaparece, una bicicleta que se dobla r谩pidamente gracias a un material bioestable (en la imagen), un bal贸n que rueda solo...
El sistema HOP de Garc铆a permite que tu maleta te siga. Contiene tres receptores que son capaces de recibir, identificar y triangular las distintas se帽ales que llegan desde el tel茅fono m贸vil. Aparte de su comodidad, suprimir铆a todos los elementos destinados al movimiento de equipajes.
submitted by podemosspb to podemos [link] [comments]


2016.06.07 03:37 ShaunaDorothy Notas cr铆ticas sobre la 鈥渕uerte del comunismo鈥 y las condiciones ideol贸gicas del mundo postsovi茅tico (Noviembre de 2015)

https://archive.is/QazK6
Espartaco No. 44 Noviembre de 2015
Notas cr铆ticas sobre la 鈥渕uerte del comunismo鈥 y las condiciones ideol贸gicas del mundo postsovi茅tico
Por Joseph Seymour
A continuaci贸n publicamos, ligeramente editado, un documento de Joseph Seymour, miembro del Comit茅 Central de la Spartacist League. El documento, fechado el 14 de marzo de 2009, fue una contribuci贸n a las discusiones y debates que precedieron a la XIII Conferencia Nacional de la Spartacist League/U.S., secci贸n de la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista), ese mismo a帽o y se public贸 originalmente en Workers Vanguard No. 949 (1掳 de enero de 2010).
En el pleno de nuestro Comit茅 Ejecutivo Internacional, celebrado a principios de 2008, hubo una discusi贸n y, creo, diferencias incipientes en torno al contenido del t茅rmino 鈥渕uerte del comunismo鈥, lo cual es clave para entender las condiciones pol铆tico-ideol贸gicas del mundo postsovi茅tico. En ese entonces, yo argument茅:
鈥淯na cuesti贸n importante al discutir el trabajo en Sud谩frica y M茅xico...es si estos pa铆ses 鈥攕e ha mencionado a China y Grecia鈥 son una excepci贸n a lo que hemos llamado el 鈥榬etroceso en la conciencia鈥 y la ideolog铆a de la 鈥榤uerte del comunismo鈥, y en qu茅 sentido lo son. Pero el concepto de excepci贸n implica una norma. As铆 que, 驴cu谩l es esa norma? La abrumadora mayor铆a de nuestra tendencia se ubica en los pa铆ses capitalistas-imperialistas avanzados de Europa Occidental y Norteam茅rica... Es aqu铆 donde todos los d铆as, de manera generalizada, encontramos la ideolog铆a de la 鈥榤uerte del comunismo鈥. Y creo que esto ha determinado un cierto entendimiento parcial y deformado de las delineaciones y divisiones pol铆ticas radicalmente modificadas en todo el mundo.
鈥淐asi cada vez que usamos el t茅rmino 鈥榤uerte del comunismo鈥 lo vinculamos al triunfalismo burgu茅s. No nos referimos al triunfalismo de la burgues铆a de la India, Egipto o Brasil. Nos referimos al triunfalismo de la burgues铆a imperialista occidental, principalmente la estadounidense. Pero el escepticismo respecto a la posibilidad de una sociedad comunista internacional futura 鈥攜 esto es el n煤cleo de la 鈥榤uerte del comunismo鈥欌 en los pa铆ses del Tercer Mundo no puede identificarse con el triunfalismo y la dominaci贸n del imperialismo estadounidense. M谩s bien, nos encontramos con un ascenso, bastante significativo y con amplias bases de apoyo, de movimientos pol铆tico-ideol贸gicos que se presentan como oponentes del triunfalismo imperialista estadounidense. El ejemplo m谩s obvio es, claro, el populismo nacionalista latinoamericano ejemplificado por Hugo Ch谩vez. Pero tambi茅n encontramos el mismo fen贸meno en un sentido muy derechista, que es el ascenso del fundamentalismo isl谩mico antioccidental en los pa铆ses del Medio Oriente. Osama bin Laden, Hugo Ch谩vez, Tony Blair, Bill Clinton: todos ellos representan la 鈥榤uerte del comunismo鈥 de diversos modos y en diversos contextos nacionales鈥.
El n煤cleo de la 鈥渕uerte del comunismo鈥 es precisamente 茅se: un escepticismo respecto a la posibilidad de una civilizaci贸n comunista global en el sentido marxista. Eso es un terreno com煤n b谩sico que comparten diversas tendencias pol铆ticas que a veces tienen actitudes fuertemente hostiles al imperialismo occidental, la democracia parlamentaria, la econom铆a capitalista de mercado y otras cuestiones controvertidas (como la degradaci贸n ambiental), que separan a la izquierda de la derecha en el sentido convencional de estos t茅rminos.
Para asegurarme de que todos tenemos un entendimiento com煤n de los t茅rminos, voy a reafirmar brevemente las principales caracter铆sticas que tendr铆a una sociedad plenamente comunista a escala global. La escasez econ贸mica ha sido superada, por lo que ha podido eliminarse el trabajo asalariado (鈥渄e cada cual, seg煤n su capacidad; a cada cual, seg煤n sus necesidades鈥). El trabajo enajenado ha sido remplazado por trabajo creativo, cient铆fico y cultural (Marx alguna vez us贸 la composici贸n musical como ejemplo de esto). El estado se ha extinguido de manera que, en palabras de Engels, el gobierno sobre los hombres ha dado paso a la administraci贸n de las cosas. Las afiliaciones racial, nacional y 茅tnica han desaparecido mediante una extensa procreaci贸n inter茅tnica y la movilidad global (鈥渆l g茅nero humano es la Internacional鈥). La familia ha sido remplazada por instituciones colectivas para el trabajo dom茅stico, la crianza y la socializaci贸n de los ni帽os.
La abrumadora mayor铆a de quienes se consideran izquierdistas y pasan de los 40 o 50 a帽os, consideran que una sociedad futura como la que describ铆 es ut贸pica. La abrumadora mayor铆a de los izquierdistas m谩s j贸venes, representados, por ejemplo, por el medio de los 鈥渇oros sociales鈥, para todo prop贸sito pr谩ctico desconocen el concepto marxista de la civilizaci贸n comunista global y son indiferentes a 茅l. Sus preocupaciones son defensivas y minimalistas: apoyar los derechos democr谩ticos de los pueblos oprimidos (por ejemplo, los palestinos), detener el desmantelamiento del 鈥渆stado del bienestar鈥 en Europa Occidental o impedir que el medio ambiente se siga degradando (calentamiento global).
Voy a replantear mi argumento haciendo referencia a El estado y la revoluci贸n de Lenin. Cuando esta obra se public贸 en 1918 y en las d茅cadas subsecuentes, la principal diferencia entre los marxistas revolucionarios y las dem谩s tendencias de izquierda ten铆a que ver con el tema que se discute en el cap铆tulo I (鈥淟a sociedad de clases y el estado鈥). Ah铆, Lenin afirma concisamente:
鈥淟a doctrina de Marx y Engels sobre la ineluctabilidad de la revoluci贸n violenta se refiere al estado burgu茅s. 脡ste no puede ser sustituido por el estado proletario (por la dictadura del proletariado) mediante la 鈥榚xtinci贸n鈥, sino s贸lo, como regla general, mediante la revoluci贸n violenta鈥 [茅nfasis en el original].
En el periodo postsovi茅tico, la diferencia m谩s fundamental entre nosotros y las dem谩s tendencias de la izquierda tiene que ver con el tema que se discute en el cap铆tulo V (鈥淟as bases econ贸micas de la extinci贸n del estado鈥) y que se explica concisamente en el siguiente pasaje:
鈥淟a base econ贸mica de la extinci贸n completa del estado significa un desarrollo tan elevado del comunismo que en 茅l desaparece la oposici贸n entre el trabajo intelectual y el manual. En consecuencia, deja de existir una de las fuentes m谩s importantes de la desigualdad social contempor谩nea, una fuente que en modo alguno puede ser suprimida de golpe por el solo hecho de que los medios de producci贸n pasen a ser propiedad social, por la sola expropiaci贸n de los capitalistas.
鈥淓sta expropiaci贸n dar谩 la posibilidad de desarrollar las fuerzas productivas en proporciones gigantescas. Y al ver c贸mo retrasa el capitalismo ya hoy, de modo incre铆ble, este desarrollo y cu谩nto podr铆amos avanzar sobre la base de la t茅cnica moderna ya lograda, tenemos derecho a decir con la mayor certidumbre que la expropiaci贸n de los capitalistas originar谩 inevitablemente un desarrollo gigantesco de las fuerzas productivas de la sociedad humana鈥 [茅nfasis en el original].
La generaci贸n postsovi茅tica de activistas de izquierda no puede entender f谩cilmente las ideas expuestas arriba porque no ha pensado en ellas.
El triunfalismo del imperialismo estadounidense no es el problema
Si bien la claridad sobre la cuesti贸n de la 鈥渕uerte del comunismo鈥 no bastar谩 para resolver nuestros problemas, la continua confusi贸n a este respecto s铆 contribuir谩 a agravarlos. El no reconocer la diferencia m谩s fundamental que nos separa del resto de la izquierda 鈥攅l hecho de que no compartimos un mismo fin 煤ltimo鈥 ha sido un importante factor subyacente en los recurrentes problemas pol铆ticos del partido.
Cuando a煤n era editor de Workers Vanguard, Jan Norden [actualmente del centrista Grupo Internacionalista] consideraba, de manera consciente y sistem谩tica, que la 鈥渕uerte del comunismo鈥 era principalmente una expresi贸n del triunfalismo del imperialismo estadounidense. De ah铆 que creyera que el levantamiento zapatista de los empobrecidos campesinos ind铆genas del sur de M茅xico en 1994 ser铆a un poderoso contragolpe que debilitar铆a, al menos en Am茅rica Latina, el efecto ideol贸gico de la ca铆da de la Uni贸n Sovi茅tica. Desde que Norden desert贸 de nuestra organizaci贸n en 1996, ha habido una tendencia en nuestro partido a amalgamar bajo el rubro de 鈥渞etroceso en la conciencia鈥 (un t茅rmino que acu帽茅 yo en la lucha contra Norden) el escepticismo respecto a la sociedad comunista futura, el triunfalismo imperialista occidental y el reformismo socialdem贸crata tradicional. Algunos camaradas han argumentado que la principal diferencia que nos separa del resto de la izquierda versa sobre si el estado capitalista puede o no reformarse, como si estuvi茅ramos en los tiempos de Lenin contra Kautsky en la secuela inmediata de la Revoluci贸n de Octubre.
Una formulaci贸n est谩ndar tanto en nuestra literatura p煤blica como en nuestro discurso interno es que el efecto de la 鈥渕uerte del comunismo鈥 ha sido internacionalmente 鈥渄esigual鈥. El t茅rmino 鈥渄esigual鈥 implica que el efecto puede medirse cuantitativamente en una escala lineal: muy alto en Estados Unidos y Francia, mucho m谩s bajo en M茅xico y Sud谩frica. Como alguna vez fui estudiante de econom铆a acad茅mica y despu茅s fui maestro, me imagino una gr谩fica de barras que mide y compara, por ejemplo, la producci贸n nacional per c谩pita de distintos pa铆ses. Pero el efecto diferencial que tuvo internacionalmente la 鈥渕uerte del comunismo鈥 no puede entenderse de ese modo. Lo que encontramos no son distintos niveles, sino distintas formas de la ideolog铆a postsovi茅tica.
Tomemos por caso a Rusia. Al explicar el concepto de la 鈥渕uerte del comunismo鈥, frecuentemente usamos la formulaci贸n de que la antigua Uni贸n Sovi茅tica es considerada, en el mejor de los casos, un 鈥渆xperimento fallido鈥. Eso en general es cierto en Europa Occidental y Norteam茅rica. No es tan cierto en el Tercer Mundo. Y no es cierto en absoluto en Rusia. Todo lo contrario. El sector pol铆ticamente dominante de la nueva clase capitalista rusa, representado por Vlad铆mir Putin, considera que la Uni贸n Sovi茅tica fue el m谩s exitoso de los experimentos, por decirlo as铆, de la construcci贸n estatal centrada en Rusia. En 2005, Putin declar贸 que el colapso de la Uni贸n Sovi茅tica hab铆a sido 鈥渓a mayor cat谩strofe geopol铆tica del siglo XX鈥 (citado en Edward Lucas, The New Cold War: Putin鈥檚 Russia and the Threat to the West [La nueva Guerra Fr铆a: La Rusia de Putin y la amenaza al Occidente, 2008]). Supongo que en toda la sociedad rusa est谩 extendida una actitud similar respecto a la antigua URSS.
En los 煤ltimos a帽os, el r茅gimen de Putin y en general la 茅lite rusa han querido restaurar la reputaci贸n hist贸rica de Stalin como el gran l铆der de una potencia mundial dominada por Rusia en el siglo XX. El embajador ruso en la OTAN adorna su oficina con un retrato de Stalin. Un popular programa de televisi贸n, 鈥淓l nombre de Rusia鈥, ubic贸 a Stalin como uno de los cinco personajes hist贸ricos m谩s grandes del pa铆s (Economist, 27 de noviembre de 2008). En 2007, una gu铆a educativa de patrocinio oficial, Una historia moderna de Rusia, 1945-2006: Manual para el maestro, comparaba favorablemente a Stalin con Pedro el Grande: 鈥淪talin sigui贸 la l贸gica de Pedro el Grande: exigir lo imposible...para obtener lo m谩ximo posible鈥. Luego contin煤a:
鈥溍塴 [Stalin] es considerado uno de los l铆deres m谩s exitosos de la URSS. El territorio del pa铆s lleg贸 a los l铆mites del viejo imperio ruso (y en algunas 谩reas lo sobrepas贸). Se consigui贸 la victoria en una de las mayores guerras; la industrializaci贸n de la econom铆a y la revoluci贸n cultural se llevaron a cabo con 茅xito, lo que produjo no s贸lo educaci贸n de masas, sino el mejor sistema educativo del mundo. La URSS lleg贸 a ser uno de los pa铆ses l铆deres en ciencias; el desempleo fue pr谩cticamente derrotado鈥.
鈥攃itado en Lucas, The New Cold War
No precisamente la descripci贸n de un 鈥渆xperimento fallido鈥.
En cierto modo nos es m谩s dif铆cil lidiar con la forma que la 鈥渕uerte del comunismo鈥 presenta en Rusia que la que tiene en Europa Occidental y Norteam茅rica. En estas 煤ltimas regiones, la antigua Uni贸n Sovi茅tica todav铆a se identifica principalmente con el 鈥渟ocialismo鈥, no con el 鈥渋mperialismo ruso鈥. Stalin se considera un disc铆pulo de Marx y Engels y como tal en general se le condena. En Rusia, Stalin se considera el sucesor de Pedro el Grande y Catalina la Grande, y como tal se le ensalza. Para muchos rusos, el comunismo no ha muerto porque nunca estuvo vivo.
Incluso antes de que la severidad de la actual desaceleraci贸n econ贸mica mundial se volviera evidente el pasado oto帽o, el triunfalismo del 鈥渓ibre mercado鈥 hab铆a dejado de ser una corriente importante en el clima de la opini贸n burguesa incluso en Estados Unidos. Hoy, hay voceros prominentes y respetados del capital financiero estadounidense, como el antiguo director de la Reserva Federal, Paul Volcker, que anuncian una desaceleraci贸n global profunda y prolongada. Las comparaciones con la Gran Depresi贸n de los a帽os 30 se han vuelto un lugar com煤n. El alcalde tory [conservador] de Londres coment贸 que en estos d铆as leer el Financial Times de esa ciudad es como frecuentar una secta suicida milenarista. Sin embargo, ninguna opini贸n burguesa actual se muestra preocupada por la posibilidad de revoluciones socialistas inminentes en ning煤n lado o la resurrecci贸n de partidos comunistas de masas que reivindiquen la tradici贸n marxista-leninista.
De fines y medios: Un recorrido hist贸rico
En la secci贸n titulada 鈥淟a fase superior de la sociedad comunista鈥 del cap铆tulo V de El estado y la revoluci贸n, Lenin escribi贸:
鈥淒esde el punto de vista burgu茅s, es f谩cil declarar 鈥榩ura utop铆a鈥 semejante r茅gimen social y burlarse diciendo que los socialistas prometen a todos el derecho a recibir de la sociedad, sin el menor control del trabajo realizado por cada ciudadano, la cantidad que deseen de trufas, autom贸viles, pianos, etc. Con estas burlas siguen saliendo del paso, incluso hoy, la mayor铆a de los 鈥榮abios鈥 burgueses, que demuestran as铆 su ignorancia y su defensa interesada del capitalismo鈥.
Con el t茅rmino 鈥渟abios burgueses鈥, Lenin se refer铆a a los intelectuales que apoyaban y justificaban abiertamente el sistema econ贸mico capitalista. Lenin no inclu铆a en esta categor铆a a los voceros ideol贸gicos de la II Internacional (Socialista), como Karl Kautsky, que se consideraba a s铆 mismo un marxista ortodoxo.
Si para 1917-1918 los l铆deres del ala derecha de los partidos socialdem贸cratas de masas (como Friedrich Ebert en Alemania, Albert Thomas en Francia o Emile Vandervelde en B茅lgica) segu铆an creyendo o no subjetivamente en una futura sociedad socialista es un asunto distinto. Lo m谩s probable es que no. Pero ninguno de ellos repudi贸 p煤blicamente la meta tradicional del movimiento socialista como proyecto ut贸pico.
Al principio de la Revoluci贸n Alemana, en noviembre de 1918, el centrista Partido Socialdem贸crata Independiente puso una serie de condiciones (exigencias) a su participaci贸n en un gobierno de coalici贸n con el Partido Socialdem贸crata (SPD) sobre la base de los consejos de obreros y soldados que entonces exist铆an. La primera de ellas era: 鈥淎lemania debe ser una rep煤blica socialista鈥. A eso, la direcci贸n del SPD respondi贸: 鈥淓sta exigencia es la meta de nuestra propia pol铆tica. Sin embargo es el pueblo quien debe decidir esto a trav茅s de la asamblea constituyente鈥 (citado en John Riddell, ed., The German Revolution and the Debate on Soviet Power: Documents, 1918-1919: Preparing the Founding Congress [La Revoluci贸n Alemana y el debate sobre el poder sovi茅tico: Documentos, 1918-1919: Preparando el congreso de fundaci贸n, 1986]). Al atacar la Revoluci贸n de Octubre y a la reci茅n nacida Internacional Comunista, los l铆deres socialdem贸cratas condenaban principalmente la dictadura del proletariado como una violaci贸n de la democracia, que identificaban con un gobierno de tipo parlamentario elegido por sufragio universal e igual.
Aqu铆 es 煤til revisar el libro Mosc煤 bajo Lenin, unas memorias que escribiera a finales de los a帽os cuarenta y principios de los cincuenta Alfred Rosmer, colega y amigo de Trotsky. Rosmer hab铆a sido anarquista y despu茅s uno de los principales intelectuales sindicalistas de Francia, antes de sumarse a la reci茅n fundada Internacional Comunista. En estos recuerdos, Rosmer narra la reacci贸n inicial que provoc贸 El estado y la revoluci贸n de Lenin entre los socialdem贸cratas ortodoxos como Kautsky y Jean Longuet (el nieto de Marx) as铆 como entre los anarquistas:
鈥淓ra un libro extraordinario y su destino fue singular: Lenin, marxista y socialdem贸crata, era atacado por los te贸ricos de los partidos socialistas que invocaban el marxismo: 鈥樎so no es marxismo!鈥 gritaban, es una mezcla de anarquismo, de blanquismo; 鈥榙e blanquismo a la salsa t谩rtara鈥, escrib铆a uno de ellos para hacer una frase ingeniosa. Por el contrario, este blanquismo y su salsa eran para los revolucionarios situados fuera del marxismo ortodoxo, sindicalistas y anarquistas, una agradable revelaci贸n. Jam谩s un lenguaje semejante sal铆a de las bocas de los marxistas que ellos conoc铆an鈥.
Louis-Auguste Blanqui (1805-1881) fue el 煤ltimo de los grandes representantes de la tradici贸n comunista jacobina originada con la Conspiraci贸n de los Iguales de Babeuf en los 煤ltimos d铆as de la Revoluci贸n Francesa. La concepci贸n babeufista del comunismo (desarrollada en una sociedad preindustrial) ten铆a que ver con la distribuci贸n y el consumo m谩s que con la producci贸n y la superaci贸n de la escasez econ贸mica. Sin embargo, al calificar a Lenin de 鈥渂lanquista鈥, Kautsky, Longuet et al. no se refer铆an a ese aspecto de la perspectiva jacobino-comunista. El 鈥渂lanquismo鈥 de Lenin era para ellos el derrocamiento insurreccional del estado capitalista organizado y dirigido por un partido revolucionario de vanguardia.
Como se帽ala Rosmer, El estado y la revoluci贸n fue muy bien recibido entre varios anarquistas y sindicalistas, algunos de los cuales creyeron que Lenin se estaba moviendo del marxismo hacia el campo pol铆tico de ellos. Sin embargo, los anarquistas m谩s cultivados en cuestiones de doctrina entendieron que, si bien Lenin estaba de acuerdo con la necesidad de un derrocamiento insurreccional del estado burgu茅s, todav铆a sosten铆a, e incluso enfatizaba, el programa marxista de la dictadura del proletariado como transici贸n a una sociedad plenamente comunista. A este respecto, Rosmer cita a un anarquista alem谩n, Erich M眉hsam, que, estando preso en 1919, escribi贸:
鈥淟as tesis te贸ricas y pr谩cticas de Lenin sobre la realizaci贸n de la revoluci贸n y de las tareas comunistas del proletariado han dado a nuestra acci贸n una nueva base... Ya no hay obst谩culos insuperables para la unificaci贸n del proletariado revolucionario entero. Los anarquistas comunistas, ciertamente, han tenido que ceder en el punto de desacuerdo m谩s importante entre las dos grandes tendencias del socialismo; han debido renunciar a la actitud negativa de Bakunin ante la dictadura del proletariado y rendirse en este punto a la opini贸n de Marx鈥.
Para M眉hsam, el 鈥渄esacuerdo鈥 entre Bakunin y Marx respecto a la dictadura del proletariado ten铆a que ver con el medio de llegar a un fin 煤ltimo que ambos compart铆an: una sociedad igualitaria sin clases y sin estado.
Todos sabemos que en una pol茅mica pol铆tica las ideas y posiciones que no se discuten son, a su modo, tan importantes como las que se discuten. Uno no discute contra posiciones que el oponente no sostiene y especialmente donde hay un terreno com煤n. Por ejemplo, al polemizar contra liberales negros o izquierdistas radicales en Estados Unidos, no refutamos la falsa noci贸n que exponen algunos racistas de derecha de que los negros son 鈥渋nferiores鈥 a los blancos. En 1918-1920, Lenin y Trotsky escribieron sendos libros pol茅micos contra Kautsky. En ning煤n lado de La revoluci贸n proletaria y el renegado Kautsky como tampoco en Terrorismo y comunismo se argumenta contra la posici贸n de que la sociedad comunista en el sentido marxista sea algo ut贸pico, pues Kautsky no defend铆a tal posici贸n.
Adelant茅monos hasta finales de los a帽os treinta, cuando el movimiento comunista internacional estaba ya totalmente estalinizado. Consideremos espec铆ficamente al joven Maxime Rodinson, un intelectual jud铆o franc茅s que luego se convertir铆a en un prominente acad茅mico de izquierda especializado en el Medio Oriente y la sociedad isl谩mica. En un ensayo de 1981 titulado 鈥淎utocr铆tica鈥, Rodinson record贸 cu谩l fue el estado de esp铆ritu que lo llev贸 a ingresar al Partido Comunista Franc茅s en 1937 (al cual abandon贸 en 1958):
鈥淟a adhesi贸n al comunismo implicaba, e implica todav铆a, comprometerse con una lucha que supuestamente le permitir谩 a la humanidad realizar un salto esencial y eminentemente ben茅fico: acabar con un sistema que permanentemente produce pobreza y crimen, que subyuga y condena a millones de personas a lo largo del mundo a una vida atroz o incluso a la muerte. La intenci贸n es crear una humanidad liberada en la que todos puedan florecer hasta donde se los permita su potencial, en la que el colectivo de seres libres controle la administraci贸n sobre las cosas y establezca el m铆nimo indispensable de reglas para armonizar las relaciones entre los seres humanos鈥.
鈥擟ult, Ghetto, and State: The Persistence of the Jewish Question (Culto, gueto y estado: La persistencia de la cuesti贸n jud铆a, 1983)
Como intelectual, Rodinson pod铆a articular las metas liberadoras del marxismo mejor que los muchos millones de obreros j贸venes que ingresaron a los partidos comunistas de Francia e Italia, la India y Vietnam y otros lugares durante la era de Stalin. Sin embargo, muchos de esos obreros 鈥攁unque ciertamente no todos鈥 tambi茅n estaban motivados por una visi贸n del futuro de liberaci贸n social multilateral. No consideraban a los partidos comunistas como meras agencias pol铆ticas para defender y promover sus intereses econ贸micos o sociales (por ejemplo, nacionales) dentro del sistema capitalista-imperialista existente.
En general, los obreros pol铆ticamente avanzados y los intelectuales izquierdistas que apoyaban a los partidos socialdem贸cratas de masas no compart铆an la concepci贸n marxista de una sociedad genuinamente comunista. Pero ellos tambi茅n aspiraban a una sociedad radicalmente diferente y mejor que la presente. En 1961, un intelectual socialdem贸crata de izquierda, el brit谩nico Ralph Miliband, public贸 un libro altamente cr铆tico del Partido Laborista titulado Parliamentary Socialism: A Study of the Politics of Labour [Socialismo parlamentario: Un estudio de la pol铆tica del laborismo]. El libro apareci贸 en la secuela inmediata de un intento fallido por parte de los l铆deres del ala derecha del partido por deshacerse de la Cl谩usula IV de la constituci贸n partidista de 1918. La Cl谩usula IV en general se consideraba el programa m谩ximo del Partido Laborista: 鈥淎segurar a los trabajadores manuales e intelectuales la plenitud de los frutos de su industria y la m谩s equitativa distribuci贸n de todo cuanto sea posible, sobre la base de la propiedad com煤n de los medios de producci贸n, distribuci贸n e intercambio鈥. Al describir la batalla sobre la Cl谩usula IV que tuvo lugar en 1959-1960, Miliband escribi贸: 鈥淎nte la violenta resistencia [por parte de las bases obreras del partido] que encontr贸, la propuesta tuvo que abandonarse鈥. Para los a帽os 80, ya nadie hubiera usado el t茅rmino 鈥渟ocialismo parlamentario鈥 para encapsular el programa o incluso la doctrina oficial del Partido Laborista brit谩nico. Y, en 1995, la Cl谩usula IV fue suprimida del programa formal del partido en una conferencia especial, pese a la oposici贸n de algunos de los grandes sindicatos.
De principios a mediados de los a帽os 60, hubo en Estados Unidos una radicalizaci贸n de izquierda entre la juventud estudiantil y algunos intelectuales de mayor edad. Una expresi贸n institucionalizada de esto fue la Conferencia de Acad茅micos Socialistas que se celebraba anualmente en la ciudad de Nueva York. En 1966, los organizadores de la conferencia invitaron al historiador marxista Isaac Deutscher a dar una presentaci贸n sobre el 鈥渉ombre socialista鈥. En esa 茅poca, el car谩cter cultural y sicol贸gico de una sociedad verdaderamente socialista era un asunto de vivo inter茅s entre los j贸venes intelectuales izquierdistas no s贸lo en Estados Unidos, sino en todo el mundo. Por ejemplo, a principios de los a帽os 60, el Ch茅 Guevara escrib铆a sobre la eliminaci贸n del trabajo enajenado en la Cuba 鈥渟ocialista鈥. Para un an谩lisis retrospectivo del pensamiento de Guevara a este respecto, ver: 鈥溾楻adical Egalitarian鈥 Stalinism: A Post Mortem鈥 [Estalinismo 鈥渋gualitario radical鈥: Un post mortem] en Spartacist [Edici贸n en ingl茅s] No. 25 (verano de 1978). En su presentaci贸n sobre el 鈥渉ombre socialista鈥, Deutscher toc贸 diversos puntos en los que la generaci贸n postsovi茅tica de activistas de izquierda no est谩 pensando en absoluto.
Huntington contra Fukuyama, otra vez
Empec茅 a desarrollar mis pensamientos sobre la 鈥渕uerte del comunismo鈥 y las condiciones ideol贸gicas del mundo postsovi茅tico principalmente durante las discusiones informales que tuve con Norden entre 1991 y su salida de nuestra organizaci贸n en 1996. Como ya se ha se帽alado, Norden identificaba la 鈥渕uerte del comunismo鈥 principalmente como una expresi贸n del triunfalismo imperialista estadounidense. As铆, 茅l sol铆a ligar ese t茅rmino con la f贸rmula de un 鈥渘uevo orden mundial鈥, que George Bush hab铆a proclamado en el momento de la Guerra del Golfo de 1991 contra Irak. Norden cre铆a que el que el cuerpo central de la direcci贸n de nuestra tendencia hubiera reconocido que el car谩cter del periodo postsovi茅tico estaba marcado por un retroceso hist贸rico en la conciencia de la clase obrera internacionalmente era una capitulaci贸n a las presiones del triunfalismo imperialista estadounidense.
La forma en que Norden enfocaba esta cuesti贸n estaba influenciada por las opiniones del intelectual de derecha estadounidense (entonces neoconservador) Francis Fukuyama, que declar贸 que el colaps贸 del bloque sovi茅tico hab铆a marcado 鈥渆l fin de la historia鈥. Una versi贸n sobresimplificada de la tesis del 鈥渇in de la historia鈥 de Fukuyama lleg贸 a ser muy conocida entre lo que podr铆a llamarse el p煤blico educado estadounidense, el tipo de gente que est谩 suscrito al New York Review of Books y ocasionalmente lee el Foreign Affairs. No s茅 si Norden ley贸 realmente a Fukuyama. Yo s铆 lo hice, y tambi茅n le铆 a otros ide贸logos burgueses de la derecha estadounidense, especialmente a Samuel P. Huntington y Zbigniew Brzezinski, quienes disent铆an fuertemente de la versi贸n color de rosa que ten铆a Fukuyama del mundo postsovi茅tico. Estoy volviendo a este debate porque me fue 煤til para entender la relaci贸n entre la 鈥渕uerte del comunismo鈥 y las diversas corrientes postsovi茅ticas de la ideolog铆a burguesa, especialmente en los pa铆ses capitalistas occidentales (pero no exclusivamente en ellos).
Fukuyama tom贸 el t茅rmino y el concepto de 鈥渇in de la historia鈥 del fil贸sofo alem谩n Georg Hegel. Hegel us贸 esa expresi贸n para describir las consecuencias hist贸rico-mundiales de la Batalla de Jena de 1806, en la que el ej茅rcito de la Francia napole贸nica derrot贸 al reino de Prusia. Tras la batalla, los franceses ocuparon y gobernaron el sur y el oeste de Alemania. Hegel estuvo entre los pocos intelectuales alemanes prominentes que apoy贸 al r茅gimen napole贸nico, al que consideraba hist贸ricamente progresivo, y colaboraron con 茅l.
La concepci贸n hegeliana del 鈥渇in de la historia鈥 ten铆a un componente negativo y uno positivo. El componente negativo era que la ideolog铆a dominante de la Europa feudal tard铆a 鈥攅l absolutismo mon谩rquico sancionado y apoyado por las iglesias cristianas鈥 hab铆a perdido su antiguo poder de determinar el curso futuro de la historia. El componente positivo era que los principios liberales de la Revoluci贸n Francesa, tal y como Hegel los entend铆a (y como los representaba Napole贸n), hab铆an llegado a ser capaces de conquistarlo todo en el 谩mbito de las ideas y con el tiempo se establecer铆a a lo largo de Europa un nuevo orden sociopol铆tico en conformidad con el nuevo Zeitgeist (esp铆ritu de los tiempos).
De igual modo, la versi贸n de Fukuyama del 鈥渇in de la historia鈥 ten铆a componentes negativos y positivos. El componente negativo, desde luego, era la 鈥渕uerte del comunismo鈥:
鈥淪i bien todav铆a hay en el mundo poder comunista, 茅ste ha dejado de reflejar una idea din谩mica y atractiva. Quienes se consideran a s铆 mismos comunistas se ven obligados a librar continuas batallas de retaguardia para preservar algo de su antigua posici贸n y su antiguo poder. Los comunistas se encuentran en la poco envidiable situaci贸n de defender un orden social viejo y reaccionario cuya hora ha pasado ya hace mucho, como los mon谩rquicos que lograron llegar al siglo XX鈥.
鈥擳he End of History and the Last Man (El fin de la historia y el 煤ltimo hombre, 1992)
Aqu铆 Fukuyama expresa lo que es una moneda corriente entre todas las tendencias de la ideolog铆a burguesa postsovi茅tica.
Eran las conclusiones positivas que sac贸 del colapso del bloque sovi茅tico las que constitu铆an el n煤cleo de su tesis del 鈥渇in de la historia鈥. Sosten铆a que los valores socioculturales y las correspondientes instituciones econ贸micas y pol铆ticas del mundo capitalista occidental terminar铆an por imponerse eventualmente a escala global:
鈥淓s en este marco donde el car谩cter marcadamente mundial de la revoluci贸n liberal adquiere una especial significaci贸n, puesto que constituye una evidencia m谩s de que est谩 operando un proceso que dicta un patr贸n evolutivo com煤n para todas las sociedades humanas; en pocas palabras, algo as铆 como una Historia Universal de la Humanidad en direcci贸n a la democracia liberal...
鈥淵 si hemos llegado a un punto en el que se ha vuelto dif铆cil imaginar un mundo sustancialmente distinto al nuestro, en el que el futuro no representa de ninguna manera evidente u obvia una mejor铆a respecto a nuestro orden actual, luego entonces debe considerarse la posibilidad de que la Historia misma haya llegado a su fin鈥 [茅nfasis en el original].
La noci贸n de Fukuyama de una 鈥渞evoluci贸n liberal鈥 universalmente triunfante sufri贸 un denso fuego por parte de algunos voceros intelectuales prominentes del imperialismo estadounidense. Su principal antagonista fue Samuel P. Huntington, que contrapon铆a su propia tesis del 鈥渃hoque de civilizaciones鈥 al 鈥渇in de la historia鈥 de Fukuyama. Refiri茅ndose a este 煤ltimo, Huntington coment贸 con condescendencia: 鈥淓l momento de euforia del fin de la Guerra Fr铆a gener贸 una ilusi贸n de armon铆a, que pronto se revel贸 como tal鈥 (The Clash of Civilizations and the Remaking of World Order [El choque de civilizaciones y la reconstrucci贸n del orden mundial, 1996]). Sin duda, Huntington concordaba con Fukuyama en que ya nunca podr铆a haber estados poderosos ni un movimiento pol铆tico internacional con apoyo de masas que afirmara representar una alternativa universal, como el comunismo, al capitalismo tipo occidental y la 鈥渄emocracia鈥. Pero tambi茅n sosten铆a que una buena parte del mundo 鈥攜 en particular Rusia, el Oriente isl谩mico y China鈥 se ver铆a dominada por gobiernos y movimientos pol铆ticos antioccidentales basados en valores y tradiciones nacionales y religioso-culturales:
鈥淓n este nuevo mundo, los conflictos m谩s generalizados, importantes y peligrosos no ser谩n entre clases sociales, entre ricos y pobres, ni entre otros campos econ贸micamente definidos, sino entre pueblos provenientes de diferentes entidades culturales...
鈥淟a civilizaci贸n occidental es la m谩s poderosa y seguir谩 si茅ndolo durante muchos a帽os. Sin embargo, comparado con el de otras civilizaciones, su poder est谩 declinando. Cuando el Occidente intenta afirmar sus valores y proteger sus intereses, las sociedades no occidentales enfrentan una alternativa. Algunas intentan emularlo o colgarse de 茅l. Otras sociedades confucianas e isl谩micas intentan expandir su propio poder militar y econ贸mico para resistir y 鈥榗ontrarrestar鈥 a Occidente. Un eje central de la pol铆tica mundial posterior a la Guerra Fr铆a es, pues, la interacci贸n del poder y la cultura occidentales con el poder y la cultura de civilizaciones no occidentales鈥.
El debate Huntington/Fukuyama subraya la necesidad de que diferenciemos entre la creencia en la 鈥渕uerte del comunismo鈥, que es generalizada y sigue siendo actual, y el limitado y ef铆mero triunfalismo imperialista estadounidense en la secuela inmediata de la ca铆da de la Uni贸n Sovi茅tica.
Breves conclusiones
Una pregunta importante que enfrentamos puede ser formulada de este modo: 驴es posible que un levantamiento espont谩neo, que implique a grandes sectores de la clase obrera, contra un gobierno derechista, pueda llevar a situaciones prerrevolucionarias o incluso revolucionarias (es decir, a 贸rganos de poder dual) aun si la masa de los obreros y los trabajadores en general no aspira al socialismo? Yo creo que s铆. Aunque nunca hemos experimentado semejante acontecimiento, no debemos descartarlo. Por ahora, nuestra tarea principal consiste en propagar una visi贸n marxista del mundo con la expectativa de reclutar cantidades relativamente peque帽as de intelectuales izquierdistas y obreros avanzados. Parafraseando a John Maynard Keynes: cuando la realidad cambie, cambiar谩n nuestras perspectivas.
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.24 15:28 ShaunaDorothy Las "reformas de mercado" en China: Un an谩lisis trotskista 隆Defender al estado obrero deformado chino! 隆Por la revoluci贸n pol铆tica proletaria! (1 - 2) (Primavera de 2007)

https://archive.is/mnbfW
Espartaco No. 27 Primavera de 2007
Las "reformas de mercado" en China: Un an谩lisis trotskista
隆Defender al estado obrero deformado chino! 隆Por la revoluci贸n pol铆tica proletaria!
El siguiente art铆culo ha sido traducido de Workers Vanguard Nos. 874 y 875 (4 de agosto y 1潞 de septiembre de 2006), peri贸dico de nuestros camaradas de la Spartacist League/U.S.
Hace dos a帽os, dos intelectuales estadounidenses de izquierda, Martin Hart-Landsberg y Paul Burkett, produjeron una severa y amplia condena a la econom铆a china de la era de 鈥渞eformas鈥 desde una perspectiva supuestamente marxista. Su art铆culo, 鈥淐hina y el socialismo: Reformas de mercado y lucha de clases鈥, fue publicado originalmente en Monthly Review (julio-agosto de 2004) y subsecuentemente publicado como libro. En particular, los autores se dirigen a los intelectuales 鈥減rogresistas鈥 que consideran a China un modelo exitoso de desarrollo econ贸mico alternativo a las 鈥渞eformas estructurales鈥 del neoliberalismo, dictadas por el imperialismo estadounidense y el Fondo Monetario Internacional, que han devastado a muchos pa铆ses subdesarrollados. Hart-Landsberg y Burkett escriben: 鈥淣o s贸lo discrepamos con los progresistas que ven en China un modelo de desarrollo (sea socialista o no); pensamos que el proceso por el cual llegaron a esta posici贸n subraya un problema a煤n m谩s serio: el rechazo general del marxismo por la comunidad progresista.鈥
Entre los 鈥減rogresistas鈥 con quienes discrepan est谩 Victor Lippit, quien, con sus copensadores en Critical Asian Studies (37:3 [2005]), respondi贸 con algunos estudios cr铆ticos de 鈥淐hina y el socialismo鈥. A su vez, Hart-Landsberg y Burkett escribieron una larga r茅plica (Critical Asian Studies 37:4 [2005]).
Lippit, un pol铆tico liberal que por mucho tiempo ha estudiado la econom铆a china, es b谩sicamente un partidario del programa de 鈥渞eformas鈥 orientadas al mercado, aunque con algunas cr铆ticas de izquierda. Por ejemplo, lamenta el deterioro en los sistemas de salud p煤blica, especialmente en el campo, como 鈥渧ergonzoso鈥. Para 茅l, el r茅gimen de Beijing deber铆a gastar muchos m谩s recursos en el cuidado de la salud, la educaci贸n y el mejoramiento de las condiciones de la poblaci贸n rural, incluso a costa de la reducci贸n, por corto tiempo, del crecimiento econ贸mico como se mide convencionalmente. No obstante, Lippit es definitivamente un optimista sobre China; cita un estudio de Goldman Sachs, un banco inversionista de Wall Street, que proyecta que el producto interno bruto de China habr谩 sobrepasado al de Estados Unidos para 2041.
A pesar de sus diferencias, Hart-Landsberg y Burkett por un lado y Lippit por el otro comparten ciertas premisas b谩sicas. Todos mantienen equivocadamente que las 鈥渞eformas鈥 orientadas al mercado han tenido como resultado la restauraci贸n del capitalismo en China y adem谩s que esto era inevitable. Para Lippit, la modernizaci贸n de China requiere una continuaci贸n e incluso una integraci贸n cada vez mayor al sistema capitalista mundial. 脡l sostiene que 鈥渆l capitalismo tendr谩 que haber concluido su papel hist贸rico antes de que 茅ste pueda ser suplantado鈥, agregando que 鈥渆l capitalismo de estado benefactor del tipo de la Europa continental puede ser lo mejor que puede hacerse en el presente鈥. Para Hart-Landsberg y Burkett, un programa socialista en China o donde sea 鈥攅l cu谩l identifican con la f贸rmula confusionista de una 鈥渆conom铆a centrada en los trabajadores y la comunidad鈥濃 debe tener poco o nada de comercio con los males corruptores del mercado capitalista mundial.
De manera m谩s crucial, todos rechazan la posibilidad de revoluciones socialistas proletarias en los pa铆ses capitalistas avanzados en cualquier periodo de tiempo hist贸ricamente significativo. Lippit lo hace expl铆citamente, Hart-Landsberg y Burkett impl铆citamente. Por tanto, la perspectiva trotskista de la modernizaci贸n de China en el contexto de una econom铆a socialista integrada y planificada a escala mundial est谩 fuera de las fronteras conceptuales de estos protagonistas. Pero este marco, la ant铆tesis del dogma nacionalista mao铆sta-estalinista de construir el 鈥渟ocialismo en un solo pa铆s鈥, es el 煤nico camino para la completa liberaci贸n de los trabajadores y las masas campesinas de China.
China hoy: Mitos y realidades
El gobernante Partido Comunista Chino (PCCh) bajo Deng Xiaoping introdujo su programa de reformas orientadas al mercado pocos a帽os despu茅s de la muerte de Mao Zedong en 1976. Esto incluy贸 abrir a China a un enorme volumen de inversi贸n directa de capital concentrado en la manufactura, que subsecuentemente atrajo, por parte de corporaciones occidentales y japonesas y de la burgues铆a China de ultramar. Los ide贸logos burgueses convencionales han se帽alado el impresionante crecimiento econ贸mico de China, especialmente industrial, como prueba positiva de la superioridad de un sistema impulsado por el mercado sobre una econom铆a centralmente planificada y colectivizada (despectivamente llamada 鈥渆conom铆a comandada鈥 socialista). Por su parte, Lippit es representante de una capa de intelectuales de centro-izquierda que sostienen que China es un excelente ejemplo de una estrategia econ贸mica antineoliberal exitosa, basada en un nivel significativo de propiedad estatal y sobre todo en la direcci贸n estatal de la econom铆a.
Esta 煤ltima perspectiva tiene el m茅rito de reconocer, a su manera, que los elementos centrales de la econom铆a china, establecida despu茅s del derrocamiento del sistema capitalista con la Revoluci贸n de 1949, permanecen colectivizados. Las empresas estatales son dominantes en el sector estrat茅gico industrial, tal como el acero, metales no ferrosos, maquinaria pesada, telecomunicaciones, energ铆a el茅ctrica y refinaci贸n y extracci贸n de petr贸leo. La nacionalizaci贸n de la tierra ha impedido el surgimiento de una clase de capitalistas agrarios a gran escala que dominen socialmente al campo. El volumen de super谩vit econ贸mico generado fuera del sector de propiedad extranjera es canalizado tanto a los bancos estatales como a la tesorer铆a gubernamental. El control efectivo del sistema financiero ha permitido hasta ahora al r茅gimen de Beijing proteger a China de los movimientos vol谩tiles del capital monetario especulativo que peri贸dicamente causan grandes estragos en los pa铆ses capitalistas neocoloniales desde el este de Asia hasta Am茅rica Latina.
Ahora es un lugar com煤n a trav茅s de todo el espectro pol铆tico y geogr谩fico, desde los voceros del r茅gimen del PCCh hasta los analistas de Wall Street, proclamar que China ha avanzado mucho en el camino para convertirse en una 鈥渟uperpotencia鈥 econ贸mica mundial hacia la mitad del siglo XXI. Esta perspectiva ignora la vulnerabilidad econ贸mica de China en sus relaciones con el mercado capitalista mundial. Ignora la implacable hostilidad de la burgues铆a imperialista, sobre todo de la clase gobernante estadounidense, hacia la Rep煤blica Popular China, un estado obrero burocr谩ticamente deformado resultado de la Revoluci贸n de 1949. Es m谩s, ignora la inestabilidad interna de la sociedad china, la cual ha visto un significativo y creciente nivel de protestas sociales contra las consecuencias del mal gobierno burocr谩tico del PCCh.
En los 煤ltimos a帽os, la estrategia econ贸mica seguida por el r茅gimen del PCCh ha sido dise帽ada para lograr un enorme super谩vit en la balanza comercial con Estados Unidos, lo cual ha llevado a China a ser el m谩s grande poseedor de reservas de divisas extranjeras en el mundo. Esto ha generado crecientes presiones por un proteccionismo econ贸mico antichino en los c铆rculos gobernantes estadounidenses. En cualquier caso, tan solo el tama帽o del d茅ficit comercial con China ser谩 insostenible. Un mayor declive econ贸mico en Estados Unidos y/o medidas proteccionistas antiimportaci贸n significar铆an un severo golpe a la econom铆a industrial china. Operaciones de propiedad extranjera y de propiedad conjunta y compa帽铆as privadas chinas, as铆 como algunas empresas estatales cuya producci贸n est谩 orientada al mercado de exportaci贸n, ser铆an forzadas a llevar a cabo grandes recortes de producci贸n y despidos tanto de obreros industriales como de empleados de oficina. Esto tendr铆a un fuerte efecto depresivo en toda la econom铆a china.
Recientemente, China ha empezado a abrir parcialmente sus bancos a la propiedad extranjera. Si los banqueros de Wall Street, Frankfurt y Tokio adquieren un grado significativo de control sobre el sector financiero chino, los efectos econ贸micos ser谩n probablemente terribles. Algunas empresas estatales grandes con amplias deudas podr铆an ser forzadas a disminuir la producci贸n y recortar las n贸minas. Incluso podr铆a haber un peligro real de una inesperada y masiva retirada de capital monetario, tal como la que provoc贸 la crisis financiera y econ贸mica en el este asi谩tico a finales de la d茅cada de 1990.
Seg煤n la opini贸n p煤blica burguesa convencional, el capitalismo ya ha sido restaurado en China o est谩 siendo r谩pida e irreversiblemente restaurado. Sin embargo, como fue el caso de la antigua Uni贸n Sovi茅tica, la arena decisiva en la cual una contrarrevoluci贸n capitalista tendr铆a que triunfar es al nivel pol铆tico, en la conquista del poder estatal, no simplemente mediante una extensi贸n cuantitativa del sector privado, ya sea dom茅stico o extranjero. A su propia manera, la burgues铆a imperialista, en especial la clase dominante estadounidense, entiende muy bien lo anterior. De ah铆 el abierto respaldo de los gobiernos de Estados Unidos e Inglaterra hacia los partidos y fuerzas agresivamente anticomunistas en el enclave capitalista de Hong Kong, una antigua colonia brit谩nica que es la 煤nica parte de la Rep煤blica Popular China (excepto Macao) donde el PCCh no ejerce el monopolio del poder y organizaci贸n pol铆ticos. Por ende, tambi茅n los gobernantes de Estados Unidos insisten en la necesidad de una 鈥渓iberaci贸n pol铆tica鈥 en China.
Aspirando a repetir la destrucci贸n contrarrevolucionaria de la Uni贸n Sovi茅tica en 1991-92, los imperialistas quieren promover una oposici贸n pol铆tica anticomunista en China, basada principalmente en la nueva clase de empresarios capitalistas y los elementos entre los funcionarios del PCCh y el estrato de gerentes-profesionistas-tecn贸cratas atados estrechamente al capital nacional y extranjero.
Al mismo tiempo, el imperialismo estadounidense ha estado incrementando la presi贸n militar sobre China, construyendo bases en Asia Central, intentando rodear a China con instalaciones militares y estableciendo un pacto con Jap贸n el a帽o pasado para defender el basti贸n capitalista de Taiw谩n, cuya burgues铆a sostiene considerables inversiones en la China continental. El Pent谩gono est谩 tratando de llevar a cabo una estrategia abiertamente anunciada por la pandilla de Bush en Washington para neutralizar el peque帽o arsenal nuclear de China en caso de un primer ataque nuclear estadounidense. Como trotskistas, estamos por la defensa militar incondicional de China y los estados obreros burocr谩ticamente deformados restantes 鈥擟orea del Norte, Vietnam y Cuba鈥 ante un ataque imperialista y la contrarrevoluci贸n capitalista. En particular, apoyamos las pruebas y posesi贸n de armas nucleares de China y Corea del Norte, como una medida disuasiva necesaria contra un chantaje nuclear imperialista.
A pesar y en parte debido a su r谩pido crecimiento econ贸mico y especialmente industrial, China ha llegado a ser una caldera hirviente de descontento popular. Un enorme y estrat茅gicamente poderoso proletariado industrial enfrenta a una sociedad de absoluta y creciente inequidad y desigualdad. Como parte de sus reformas orientadas al mercado, el r茅gimen estalinista de Beijing ha dejado sin recursos financieros al servicio de salud p煤blica y la educaci贸n primaria, cuando, m谩s que nunca antes, tales recursos est谩n disponibles para solventar las necesidades b谩sicas del pueblo trabajador chino. Han ocurrido extensas y continuas protestas obreras contra despidos en empresas estatales, por salarios, pensiones y otras prestaciones no pagadas, y abusos similares. Furiosas protestas de campesinos son muy comunes en el campo, y frecuentemente incluyen enfrentamientos violentos con la polic铆a, contra la toma de tierras por parte de funcionarios locales del PCCh dedicados a la especulaci贸n inmobiliaria.
La burocracia gobernante est谩 claramente dividida entre los elementos que quieren que las 鈥渞eformas鈥 econ贸micas contin煤en sin perder intensidad, y los que quieren m谩s intervenci贸n estatal para frenar los estragos de la mercantilizaci贸n y, por lo tanto, contener el descontento, y otros que procuran regresar a la econom铆a burocr谩ticamente planificada. En alg煤n punto, probablemente cuando los elementos burgueses de dentro y alrededor de la burocracia se movilicen para eliminar el poder pol铆tico del PCCh, las m煤ltiples tensiones sociales explosivas de la sociedad china har谩n estallar en pedazos la estructura pol铆tica de la casta burocr谩tica gobernante. Y cuando eso pase, el destino del pa铆s m谩s poblado de la Tierra ser谩 planteado agudamente: ya sea por una revoluci贸n pol铆tica proletaria que abra el camino al socialismo o el regreso a la esclavitud capitalista y la subyugaci贸n imperialista.
Nosotros estamos por una revoluci贸n pol铆tica proletaria que barra con la opresiva y parasitaria burocracia estalinista y la remplace con un gobierno basado en consejos de obreros y campesinos democr谩ticamente electos. Tal gobierno, bajo la direcci贸n de un partido leninista-trotskista, restablecer铆a una econom铆a centralmente planificada y administrada 鈥攊ncluyendo el monopolio estatal del comercio exterior鈥 no por el arbitrario 鈥渃omandismo鈥 de una casta burocr谩tica excluyente (que ha producido desastres tales como el del 鈥淕ran Salto Adelante鈥 de Mao a finales de los a帽os 50), sino por la m谩s amplia democracia proletaria. Este gobierno expropiar铆a a la reci茅n surgida clase de empresarios capitalistas chinos y renegociar铆a los t茅rminos de la inversi贸n extranjera seg煤n los intereses de la poblaci贸n obrera china, insistiendo, por ejemplo, en mantener las condiciones de los trabajadores por lo menos al mismo nivel que en el sector estatal. Un gobierno obrero revolucionario en China promover铆a la colectivizaci贸n voluntaria de la agricultura sobre la base del cultivo mecanizado y cient铆fico a gran escala, reconociendo que esto requiere ayuda material sustancial de revoluciones obreras exitosas en los pa铆ses econ贸micamente m谩s avanzados.
Una revoluci贸n pol铆tica proletaria en China alzando la bandera del internacionalismo socialista sacudir铆a en verdad al mundo. Har铆a a帽icos el clima ideol贸gico de la 鈥渕uerte del comunismo鈥 propagado por las clases gobernantes imperialistas desde la destrucci贸n de la Uni贸n Sovi茅tica. Radicalizar铆a al proletariado de Jap贸n, la fuerza industrial y el amo imperialista del este asi谩tico. Provocar铆a una lucha por la reunificaci贸n revolucionaria de Corea 鈥攎ediante una revoluci贸n pol铆tica en la asediada Corea del Norte y una revoluci贸n socialista en la Corea del Sur capitalista鈥 y reverberar铆a entre las masas del sur de Asia, Indonesia y las Filipinas, subyugadas por la austeridad imperialista. S贸lo mediante el derrocamiento del dominio de la clase capitalista internacionalmente, particularmente en los centros imperialistas de Am茅rica del Norte, Europa Occidental y Jap贸n, puede conseguirse la completa modernizaci贸n de China como parte de un Asia socialista. Es con el fin de proporcionar la direcci贸n necesaria del proletariado en estas luchas que la Liga Comunista Internacional lucha por reforjar la IV Internacional de Trotsky, el partido mundial de la revoluci贸n socialista.
El desarrollo econ贸mico y la perspectiva mundial comunista
La diferencia entre Hart-Landsberg y Burkett por un lado y Lippit por el otro no es fundamentalmente sobre una evaluaci贸n emp铆rica de las condiciones socioecon贸micas cambiantes en China durante el pasado cuarto de siglo de la era de 鈥渞eformas鈥. Por supuesto que tienen diferencias importantes al respecto 鈥攑or ejemplo, sobre en qu茅 medida cuantitativa se ha superado la pobreza鈥. Pero lo que b谩sicamente separa a Hart-Landsberg y Burkett de Lippit es lo que podr铆a nombrarse una jerarqu铆a de valores diferente. Los primeros elevan los antiguos valores de igualdad y comunalidad por encima de la expansi贸n de las fuerzas productivas, ignorando que esto 煤ltimo es una condici贸n necesaria para la liberaci贸n de la mayor铆a de la humanidad de la escasez y el trabajo penoso. As铆, argumentan en su r茅plica: 鈥淓l 茅xito de China seg煤n los criterios de desarrollo est谩ndares (crecimiento econ贸mico, afluencias de inversi贸n extranjera directa y exportaciones), lejos de crear las condiciones para el 茅xito real o potencial en lo referente al bienestar humano, pudo haber minado, en cambio, las condiciones del desarrollo humano para la mayor铆a de la poblaci贸n trabajadora china.鈥
No menos que Lippit, o incluso que los partidarios del neoliberalismo, Hart-Landsberg y Burkett creen que el capitalismo en su presente forma 鈥済lobalizada鈥 se ve forzado a maximizar el crecimiento econ贸mico medido a trav茅s del incremento de los bienes y servicios. Esto es directamente contrario al entendimiento marxista de que el modo de producci贸n capitalista y el sistema estado-naci贸n, los cuales est谩n enraizados en el impulso por la acumulaci贸n privada de ganancias, detienen el desarrollo progresista de las fuerzas productivas a escala mundial. Un ejemplo es el profundo y creciente empobrecimiento de las masas del 脕frica semicolonial, Am茅rica Latina y partes de Asia.
Escribiendo a principios de los a帽os 30 en el contexto de la depresi贸n econ贸mica mundial y el resurgimiento de las rivalidades interimperialistas que pronto llevaron a la Segunda Guerra Mundial, Le贸n Trotsky explic贸:
鈥淓l capitalismo se ha sobrevivido a s铆 mismo como sistema mundial. Ha dejado de cumplir su misi贸n esencial, el incremento del poder y el bienestar humano. La humanidad no puede permanecer en el nivel que ha alcanzado. S贸lo un poderoso incremento en las fuerzas productivas y una organizaci贸n de la producci贸n y la distribuci贸n racional y planificada, esto es, socialista, puede asegurar a la humanidad 鈥攁 toda la humanidad鈥 un nivel de vida decente y al mismo tiempo darle el precioso sentimiento de libertad con respecto a su propia econom铆a. Libertad en dos sentidos 鈥攑rimero que nada, el hombre no estar谩 m谩s obligado a dedicar la mayor parte de su vida al trabajo f铆sico. Segundo, ya no ser谩 m谩s dependiente de las leyes del mercado鈥
鈥淟a tecnolog铆a liber贸 al hombre de la tiran铆a de los viejos elementos 鈥攖ierra, agua, fuego y aire鈥 s贸lo para sujetarlo a su propia tiran铆a. El hombre dej贸 de ser un esclavo de la naturaleza para convertirse en un esclavo de la m谩quina, y todav铆a peor, un esclavo de la oferta y la demanda. La actual crisis mundial testifica de manera especialmente tr谩gica c贸mo el hombre, que se sumerge al fondo del oc茅ano, que se eleva a la estratosfera, que conversa a trav茅s de ondas invisibles con las ant铆podas, c贸mo este orgulloso y osado gobernante de la naturaleza permanece siendo esclavo de las fuerzas ciegas de su propia econom铆a. La tarea hist贸rica de nuestra 茅poca consiste en remplazar el incontrolable papel del mercado por la planeaci贸n razonable, disciplinando las fuerzas de la producci贸n, oblig谩ndolas a trabajar juntas en armon铆a y obedientemente para servir a las necesidades de la humanidad. S贸lo sobre esta nueva base social el hombre ser谩 capaz de estirar sus cansados miembros y 鈥攖odo hombre y toda mujer, no s贸lo unos pocos seleccionados鈥 convertirse en un ciudadano completo en el reino del pensamiento.鈥
鈥斺淓n defensa de la Revoluci贸n Rusa鈥 (1932), reimpreso en Leon Trotsky Speaks [Discursos de Le贸n Trotsky] (1972)
Esta genuina visi贸n marxista del futuro es completamente ajena al pensamiento de Hart-Landsberg y Burkett.
Panaceas anarco-populistas...
Lo que Hart-Landsberg y Burkett contraponen al neoliberalismo es la noci贸n de una 鈥渆conom铆a centrada en los trabajadores y la comunidad鈥. Tanto el t茅rmino como el concepto son totalmente ajenos al marxismo. 鈥淐omunidad鈥 es un t茅rmino convencional burgu茅s que sirve para oscurecer las divisiones de clase y los conflictos de intereses en la sociedad. Aplicada en particular a China, la noci贸n de una 鈥渆conom铆a centrada en los trabajadores y la comunidad鈥 oscurece la diferencia de clases entre los trabajadores y los campesinos. El 煤ltimo es un estrato peque帽oburgu茅s cuyos ingresos se derivan de la propiedad y venta de bienes. Los campesinos tienen un inter茅s material en que los productos comestibles y otros productos agr铆colas que ellos venden tengan precios altos en comparaci贸n con los precios de los bienes manufacturados que deben comprar tanto para la producci贸n (por ejemplo, fertilizantes qu铆micos, equipo de cultivo) como para el consumo personal. Adem谩s, el inter茅s de los campesinos por los precios altos en los productos comestibles no es eliminado mediante la transformaci贸n de las parcelas familiares en colectivos agr铆colas. El ingreso para los miembros de los colectivos sigue dependiendo en gran medida de los precios que reciben al vender su producci贸n, ya sea a una agencia gubernamental de aprovisionamiento o en el mercado privado.
A pesar de declararse marxistas, la perspectiva de Hart-Landsberg y Burkett equivale a una forma de anarco-populismo. Su noci贸n de una 鈥渆conom铆a centrada en los trabajadores y la comunidad鈥 tiene una afinidad con el cl谩sico programa de una federaci贸n de comunas pol铆ticamente aut贸nomas y en gran medida econ贸micamente autosuficientes asociado con el aventurero anarquista Mija铆l Bakunin en el siglo XIX. Esto puede observarse en la naturaleza de su cr铆tica a la econom铆a china durante la era de Mao, al sostener que la sobrecentralizaci贸n de la econom铆a fue ineficiente y, de manera m谩s importante, al identificar impl铆citamente una econom铆a centralmente planificada con control pol铆tico autoritario:
鈥淟a planificaci贸n econ贸mica se hab铆a vuelto sobrecentralizada y, conforme la econom铆a se volv铆a m谩s compleja, incapaz de responder efectiva y eficientemente a las necesidades de la gente...
鈥淗ab铆a una necesidad cr铆tica de construir sobre la solidez de los logros obtenidos por China en el pasado y de conferir poder a los obreros y campesinos para crear nuevas estructuras de toma de decisi贸n y planificaci贸n. Entre otras cosas, esto implicaba una reestructuraci贸n y descentralizaci贸n de la econom铆a y de la toma de decisiones por parte del estado para aumentar el control directo de los productores asociados sobre las condiciones y productos de su trabajo.鈥
Hart-Landsberg y Burkett condenan las crecientes desigualdades generadas por el programa de 鈥渞eformas鈥 orientadas al mercado. No obstante, lograr un nivel uniforme de salarios y prestaciones en todas las diferentes empresas, industrias y regiones necesariamente requiere una econom铆a centralmente administrada. Solamente un sistema as铆 es capaz de redistribuir los recursos econ贸micos de las empresas, industrias y regiones m谩s productivas hacia las menos productivas.
En las aproximadamente 150 p谩ginas de 鈥淐hina y el socialismo鈥 y la r茅plica a Lippit y otros, Hart-Landsberg y Burkett no explican c贸mo una 鈥渆conom铆a centrada en los trabajadores y la comunidad鈥 funcionar铆a en los hechos. La mayor parte del tiempo usan esa formulaci贸n como un mantra para espantar a los males del neoliberalismo. En alg煤n momento dan como un ejemplo hipot茅tico 鈥渓a creaci贸n de un sistema nacional de salud鈥, explicando que:
鈥渆sto requerir铆a desarrollar una industria de la construcci贸n para edificar cl铆nicas y hospitales, una industria farmac茅utica para tratar enfermedades, una industria de m谩quinas-herramientas para hacer equipo, una industria de programas de computaci贸n para llevar un registro y un sistema educativo para entrenar doctores y enfermeras, etc., todo determinado por el desarrollo de las necesidades y capacidades de la poblaci贸n a los niveles local, nacional y regional.鈥
En ning煤n lugar mencionan las instituciones pol铆ticas y mecanismos econ贸micos estructurales necesarios para lograr esta loable tarea. 驴C贸mo se determinar铆a la fracci贸n del total de recursos econ贸micos disponibles a gastar en el sistema de salud, y no en otras necesidades tales como la inversi贸n en la expansi贸n industrial y la infraestructura, defensa militar, educaci贸n, pensiones, etc.? La coordinaci贸n de actividades econ贸micas diferentes (por ejemplo construcci贸n, equipo m茅dico, programas de computaci贸n) para desarrollar el sistema de salud requerir铆a una planificaci贸n y administraci贸n centralizada. Tal sistema es totalmente compatible con la participaci贸n democr谩tica activa de los trabajadores en el lugar de producci贸n, por ejemplo, aconsejando sobre el mejor uso de la tecnolog铆a, estableciendo y reforzando est谩ndares seguros, manteniendo una disciplina laboral y cosas por el estilo. La divisi贸n del total de los recursos econ贸micos entre necesidades contendientes deber铆a ser debatida y decidida en el nivel m谩s alto de un gobierno basado en la democracia proletaria, es decir, un gobierno de consejos obreros y campesinos. La democracia proletaria es esencial para el funcionamiento racional de una econom铆a planificada.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/27/china.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.05.10 21:53 ACADEMOS La sart茅n (Rivera/Rajoy) le dice al cazo.......

Un saludo. Acaban de empezar a tronar los clarines del miedo.Rivera y Rajoy desencadenados (veremos cuanto tiempo tarda en unirse el p__e). Los sartenes nos llaman comunistas peligrosos,ellos que provienen politicamente de las mas abyectas de las ideolog铆as humanas y es la que tiene la desigualdad como bandera.Rajoy milita en un partido cuyos origenes deberia revisar antes de llamarnos comunistas peligrosos y Rivera,que decir de Rivera y la plataforma que uso para su despegue pol矛tica.LIBERTAS,que seg霉n muchos han definido,incluyendo a Rosa Diez,como ultraderechista,xenofoba y euroesceptica. Que mala memoria la de Rivera.Pues le digo una cosa se帽or Rivera,esos comunistas que usted denigra,son los que en parte hicieron posible que los nazis no se hicieran con todo el mundo.Grandes historiadores afirman que el principio del fin del nazismo se situa en Estalingrado. Tambi猫n le recuerdo que el 霉nico partido que realmente efectu貌 una oposici貌n estructurada y organizada al r猫gimen franquista fu茅 el partido comunista espa帽ol,al resto ni estaban ni se les esperaba.incluyendo al psoe como organizaci貌n.Aunque a muchos,no digo que a usted o a Rajoy,lo que les molesta de los comunistas sea eso precisamente,que impidieran la expansion del nazismo o lucharan contra el regimen franquista,repito,no lo digo por ustedes dos,no. Como tampoco creo que,curiosamente,tras la caida del muro y de la union sovietica,se expanda a sus anchas el neoliberalismo y se comience a enterrar el estado del bienestar.Que curioso que por miedo a la expansion del comunismo los poderes facticos permitieran ciertas mejoras a los ciudadanos y que curioso que cuando se vieron libres de el arrasaran con dichas mejoras y contraataquen con mas recortes y perdidas de derechos. Sobre Rajoy y para quien tenga paciencia aqui dejo un articulito de nada:
Compartir 273 Tuitear 0 Comentarios 11 
Imprimir
En 1999, siendo Mariano Rajoy ministro de Educaci贸n y Cultura del Gobierno de Aznar, se aprob贸 la elaboraci贸n del Diccionario Biogr谩fico de la Real Academia de la Historia, una ingente obra de 50 vol煤menes de los que ya han sido publicados 43.
La historia, frente a lo que en un principio pudiera parecer, es maleable seg煤n los intereses del historiador y de para qui茅n trabaje, as铆, quien en un momento es un terrorista, al siguiente se convierte en defensor de la patria si es que finalmente termina victorioso en el conflicto; y quien es un pol铆tico con tropiezos, se convierte en un dechado de virtudes. Por eso la realizaci贸n de un diccionario de este tipo est谩 en el filo de la navaja entre el trabajo serio y riguroso y el panfleto con aires institucionales, y depende de c贸mo se realice, la obra puede caer de un lado o del otro.
Hace pocos d铆as se conoc铆a la biograf铆a de Mariano Rajoy seg煤n dicho Diccionario. En ella, el presidente del Gobierno se define a s铆 mismo como introvertido y discreto; tambi茅n se relatan todos sus 茅xitos a lo largo de cinco columnas y media, as铆 como su papel relevante en las diferentes crisis que ha vivido Espa帽a en los 煤ltimos a帽os: Perejil, Iraq, Prestige. En resumen, es una biograf铆a de santoral. Mariano Rajoy es un pol铆tico inc贸lume y todo lo que hace lo hace bien.
Como 煤nica publicaci贸n de Mariano Rajoy se cita el libro En confianza, publicado por Editorial Planeta en 2011. Pero nuestro presidente ha escrito mucho m谩s. Hubo una 茅poca en la que no se comunicaba exclusivamente v铆a plasma o haciendo comentarios sobre la lluvia sino que escrib铆a art铆culos de opini贸n en diferentes peri贸dicos y expon铆a claramente su l铆nea de pensamiento. De ellos no se habla en su biograf铆a, quiz谩 porque vistos a trav茅s del paso del tiempo pueden resultar inc贸modos y pueden afectar a la imagen de perfecci贸n que se quiere dar de 茅l en el Diccionario Biogr谩fico. Pero un buen diccionario biogr谩fico debe aportar todos los datos de los que se dispone para recrear una imagen lo m谩s completa posible del biografiado y su trayectoria vital. Por eso creo oportuno recordar un par de esos art铆culos.
Corr铆a el a帽o 83. Rajoy no era por entonces un ni帽o ni un adolescente cuyas ideas se estaban formando, sino un diputado de Alianza Popular en el Parlamento gallego, adem谩s de registrador de la Propiedad y presidente de la Diputaci贸n Provincial de Pontevedra. En marzo de ese a帽o public贸 un art铆culo en el Faro de Vigo en el que defend铆a la teor铆a racista del determinismo biol贸gico. Cito:
"Uno de los t贸picos m谩s en boga en el momento actual en que el modelo socialista ha sido votado mayoritariamente en nuestra patria es el que predica la igualdad humana. (...)(Pero) La desigualdad natural del hombre viene escrita en el c贸digo gen茅tico, en donde se halla la ra铆z de todas las desigualdades humanas: en 茅l se nos han transmitido todas nuestras condiciones, desde las f铆sicas: salud, color de ojos, pelo, corpulencia... hasta las llamadas ps铆quicas, como la inteligencia, predisposici贸n para el arte, el estudio o los negocios. (...) Por eso, todos los modelos, desde el comunismo radical hasta el socialismo atenuado, que predican la igualdad de riquezas y establecen para ello normas cuya filosof铆a 煤ltima, aunque se les quiera dar otro revestimiento, es la de la imposici贸n de la igualdad, son radicalmente contrarias a la esencia misma del hombre". 
Meses despu茅s, ya en 1984, publica otro art铆culo continuaci贸n del anterior. En 茅l se reitera en su idea de que la desigualdad gen茅tica provoca la desigualdad f铆sica, intelectual, pol铆tica, de oportunidades, etc. A帽ade, adem谩s, que las pol铆ticas que pretenden implantar cualquier tipo de igualdad responden exclusivamente a una causa: la envidia. Los pobres quieren vivir mejor s贸lo por envidia, porque, gen茅ticamente, no se lo merecen.
Ambos art铆culos completos los puedes encontrar aqu铆.
Resulta sonrojante que un diputado fuera capaz de justificar las desigualdades sociales mediante la gen茅tica. No cabe en la cabeza que alguien con su formaci贸n acad茅mica redujera el concepto de desigualdad social a una especie de meritocracia gen茅tica y que no fuera capaz de distinguir entre el ADN y una ley para que todos tuvieran, por ejemplo, las mismas facilidades para acceder a la universidad. De ah铆 que sea f谩cilmente imaginable que pudiera haber sido el mismo Rajoy y no la diputada Fabra quien gritara eso de "隆Que se jodan!" En la esencia Rajoy est谩 de acuerdo. Tambi茅n se entiende ahora que los recortes siempre apunten a los que m谩s necesitan; es porque gen茅ticamente son los que menos lo merecen. Todo siempre seg煤n el inmaculado Rajoy.
submitted by ACADEMOS to podemos [link] [comments]


2016.03.30 10:19 EDUARDOMOLINA PABLO IGLESIAS.- Mi cabeza pol铆tica se hizo en Italia.- ctxt

http://ctxt.es/es/20160323/Politica/5015/Entrevista-Pablo-Iglesias-gobierno-Espa帽a-Entrevistas-Elecciones-20D-驴Gatopardo-o-cambio-real.htm
Como Podemos, Pablo Iglesias tiene al menos dos almas. En la distancia corta es un tipo t铆mido, pausado, bien articulado, culto sin llegar a la pedanter铆a --aunque a ratos se pone un poco cursi, no llega a caer en la novela rosa. Se dir铆a que este Iglesias profesoral es una persona distinta a la fiera corrupia que se zampaba a los m谩s agresivos contertulios televisivos de Intereconom铆a o La Sexta, muy diferente del tribuno que un d铆a lanza cal viva contra las bancadas socialistas para luego susurrarle a Pedro S谩nchez 鈥渟olo faltamos t煤 y yo鈥.
Esta multiplicidad de personalidades resume tambi茅n la monta帽a rusa existencial en la que vive Podemos, un partido-ni帽o formado por mil mareas, or铆genes, corrientes: comunistas gramscianos de la vieja IU, activistas de la PAH, populistas criados en Laclau y curtidos en asesor铆as peronistas y bolivarianas, humildes indignados del 15M, cristianos de base de las periferias urbanas, profesores, doctores y analistas del CEPS, En Com煤, Andaluc铆a, Guanyem鈥
Viviendo y muriendo de 茅xito a la vez, v铆ctima y beneficiario de sus contradicciones y su indefinici贸n asamblearia, Podemos se ha convertido en solo dos a帽os en la gran esperanza de la izquierda europea, una vez certificada la claudicaci贸n de Syriza ante la Troika. Tras revolucionar el mapa municipal y tomar el poder en las grandes ciudades, y despu茅s de sacar cinco millones de votos el 20D, Podemos y sus confluencias viven un periodo convulso: enfrentamientos, filtraciones, dimisiones, ceses... Nadie sabe c贸mo acabar谩 este enorme l铆o. Pero la impresi贸n es que Iglesias ha tomado las riendas en Madrid y ha dejado desarmado a su amigo y n煤mero dos, 脥帽igo Errej贸n, al que conoci贸 en la Facultad de Pol铆ticas de Somosaguas (Madrid) cuando 茅l ten铆a 23 a帽os y Errej贸n 18, y al que durante la entrevista se referir谩, entre bromas y veras, con estas palabras: 鈥淣unca ha dejado de ser el benjam铆n鈥.
Iglesias parece transformado, m谩s conservador, mucho m谩s cauto y conciliador. Cuando se le pregunta por el pacto con el PSOE, no pone reparos, l铆neas rojas, ni exigencias. Oy茅ndole, se dir铆a que su estrategia pasa hoy por dos opciones que en realidad son solo una: o gobernar con el PSOE casi sin condiciones, o repetici贸n de elecciones sin dejarse culpar del adelanto.
El l铆der de Podemos (Madrid, 1978) llega puntual a la sede de CTXT para una conversaci贸n de una hora con miembros del consejo editorial y la redacci贸n --Miguel Mora, Soledad Gallego-D铆az, Ignacio S谩nchez-Cuenca, M贸nica Andrade y Willy Veleta-. Va acompa帽ado por un s茅quito de cuatro j贸venes asistentes que no se despegan del m贸vil. Tiene ojeras y mala cara: un reciente c贸lico nefr铆tico, provocado, explica, por una peque帽a piedra en el ri帽贸n que todav铆a no ha expulsado.
Es martes 22 de marzo, y hace solo un rato que se han producido los atentados de Bruselas. A mitad de la hora pactada, Iglesias y los suyos tienen que salir corriendo para acudir al homenaje a las v铆ctimas organizado por el ayuntamiento madrile帽o. Poco despu茅s, completamos la entrevista por el m贸vil: m谩s de 100 minutos, que publicamos de forma 铆ntegra, dividida en cuatro bloques: Pablo, seg煤n Iglesias; La crisis de Podemos; Espa帽a, pacto o elecciones, y 驴Otra Europa es posible?
BLOQUE 1. PABLO, SEG脷N IGLESIAS.
"Pol铆ticamente soy un italiano. Mi cabeza pol铆tica se hizo en Italia"
驴Querr铆a explicar en cinco o seis frases qui茅n es Pablo Iglesias?
Soy t铆mido, aunque no lo parezca. Amante de una cierta soledad para leer, para ver pel铆culas, para ver series. Al mismo tiempo con una enorme pasi贸n para las cosas. Necesito la pasi贸n para hacer cualquier cosa. Con mucha pasi贸n por aprender, y con mucho que mejorar. Fundamentalmente, un tipo sencillo. Una de las cosas que m谩s me gustan es cuando la gente que acaba de conocerme me dice: 鈥楬ostia, eres un tipo bastante normal鈥.
M谩s normal de lo que parec铆a en la tele鈥
Claro, ese contraste sorprende a mucha gente. Una cosa que me han dicho y que me encanta es: 鈥楪anas mucho en la distancia corta鈥.
驴Qu茅 recuerdos tiene de la infancia? 驴Se siente soriano?
S铆, s铆. Dec铆a Rilke que la patria de uno es su infancia, y mi patria tiene una localizaci贸n geogr谩fica muy clara, que es Soria. Yo pas茅 en Soria desde los 2 a帽os hasta los 13.
驴Eso curte, no?
S铆, claro, se pasa fr铆o. Pero para ser ni帽o Soria es una ciudad maravillosa. Yo iba por ah铆 con mi bicicleta tranquilamente. Toda la memoria sentimental de mi infancia est谩 asociada a lugares de Soria. Si la patria de uno es la infancia, Soria es mi patria.
Despu茅s de Soria vino a Madrid, y estudi贸 de todo鈥 驴Le ense帽aron todo lo fundamental para ser pol铆tico en la universidad y los m谩steres, o es un trabajo m谩s duro de lo que pensaba?
Yo creo que es un trabajo como otro cualquiera, que no deber铆a ser una profesi贸n, sino una actividad a la que uno dedica un cierto tiempo. Es una actividad adem谩s que tiene que practicar gente con perfiles muy distintos. A m铆 me encanta estudiar. Las dos cosas que m谩s me han gustado en la vida es recibir clase y dar clase. Supongo que eso me ha hecho aprender cosas que luego me han sido 煤tiles en la pol铆tica, pero la experiencia pr谩ctica no la sustituye nada. En estos dos a帽os he aprendido una barbaridad y sigo aprendiendo mucho.
驴M谩s que leyendo?
Hace poco volv铆 a releer El Pr铆ncipe, que lo hab铆a le铆do antes dos veces por lo menos. Es curios铆simo que al leerlo al mismo tiempo que est谩s practicando la pol铆tica, cambia completamente鈥 Recuerdo que ten铆a los subrayados originales m铆os, y en los nuevos prestaba atenci贸n a otros elementos. Supongo que eso tiene que ver con practicar la pol铆tica de manera tan intensa y directa...
驴Maquiavelo ten铆a m谩s raz贸n de la que pensaba?
No es tanto m谩s raz贸n, sino que en realidad lo que est谩 escribiendo Don Nicol谩s es un manual con un enorme sentido pr谩ctico. Maquiavelo no es un erudito met贸dico. Como dir铆a Gramsci, es un hombre de acci贸n. Est谩 siempre pensando en la acci贸n, y logra aislar la pol铆tica como disciplina de otro tipo de consideraciones. Es impresionante el enorme sentido com煤n de las reflexiones del libro, incluso cuando es un tipo del siglo XVI que est谩 pensando en las rep煤blicas y en los Estados italianos, que es lo que tiene a mano, tomando las experiencias de la Roma y la Grecia cl谩sicas... Han pasado muchas cosas en estos 500 a帽os, y aun as铆 tiene reflexiones magn铆ficas.
驴Le da tiempo a leer la prensa cada d铆a? 驴Lee papel o solo Internet?
Leo los dosieres que me prepara el equipo.
驴Los clippings, en papel grapado?
Depende, si lo puedo imprimir lo imprimo y lo grapo. Si no, lo leo en el ordenador, o los d铆as que tengo que salir muy temprano lo leo en el tel茅fono. En esos dosieres viene un resumen con una secci贸n de art铆culos de opini贸n que me prepara el equipo. La verdad es que leo m谩s prensa que nunca, esa selecci贸n me hace leer art铆culos muy valiosos.
驴Le ponen art铆culos de CTXT?
S铆, de vez en cuando. Alg煤n editorial malvado vuestro he le铆do, en el que nos dabais ca帽a. Luego est谩n algunos imprescindibles. Uno de los articulistas que nunca falla, lo digo siempre, es Enric Juliana. Para m铆, el an谩lisis diario de Juliana es como ir a misa para la gente de comuni贸n diaria.
Albert Camus dec铆a que un pa铆s vale lo que vale su prensa. 驴C贸mo ve la situaci贸n de los medios en Espa帽a?
Era bastante cruel Albert Camus al decir eso con muchos pa铆ses. Un pol铆tico profesional solo puede hablar bien de la prensa. Punto y final.
Pregunta un lector: 驴Cree que su pol铆tica, de tan buen e infinito trato con los medios, est谩 siendo efectiva?
Es inevitable. Yo creo que la pol铆tica, entre otras cosas, es una definici贸n de la realidad. Nunca ha estado la pol铆tica tan mediatizada por los medios como ahora, y mira que llevan d茅cadas con eso. Seguramente los medios son el terreno fundamental de la pol铆tica, y eso tiene que implicar mucho tiempo y muchas t茅cnicas para que la comunicaci贸n funcione. Eso es as铆 desde hace mucho tiempo, pero yo dir铆a que cada vez m谩s.
Y hace falta tragar mucha quina, imagino.
Eso es inevitable. Recuerdo un pol铆tico conservador, con el que hablaba en el Parlamento Europeo, que me dec铆a: 鈥淢ira, esto que hacemos nosotros consiste en levantarse por la ma帽anas y que te sirvan un plato con un sapito, y a ese sapito le tienes que echar sal, le tienes que echar pimienta鈥 lo que quieras, pero te lo tienes que comer todas las ma帽anas鈥︹. Y eso es as铆.
Manolo Monereo ha escrito en Cuarto Poder que hay una cacer铆a organizada por PRISA y los poderes financieros para acabar con Podemos. 驴Cree que es cierto? 驴Se siente acosado?
Monereo es un sabio, es uno de los intelectuales de la izquierda m谩s l煤cidos, y con much铆sima experiencia. Creo que en los 煤ltimos art铆culos y tambi茅n en este se帽ala algunas de las claves de lo que est谩 ocurriendo.
Hay un personaje en The Wire que dice 鈥淭his is the Game!鈥, y efectivamente este es el juego en el que estamos; y es l贸gico que a nosotros nos den ca帽a, es parte de las reglas del juego.
Por cierto, usted y Juan Carlos Monedero llevan a帽os ejerciendo de periodistas / analistas y presentadores. 驴Aprendieron de Beppe Grillo? 驴No le parece una forma de intrusismo que un l铆der pol铆tico haga periodismo?
En realidad a m铆, desde que empezamos a hacer La Tuerka, me entusiasmaba dirigir y presentar una tertulia que siempre ha querido tener un estilo diferente al de las tertulias convencionales o al de otras tertulias, ni mejor ni peor, simplemente diferente. Creo que tanto La Tuerka como Fort Apache se han ganado un enorme prestigio por eso, hasta el punto de que nos han dado premios en facultades de Periodismo... Eso es un honor y al mismo tiempo un placer; si alguien se ha sentido ofendido por el intrusismo, nosotros lo hacemos desde mucho antes de que existiese Podemos, nos entusiasmaba hacerlo, y nos sigue entusiasmando...
En el art铆culo que public贸 en New Left Review en julio del a帽o pasado hablaba de 鈥渆l pueblo de la televisi贸n鈥. 驴C贸mo puede un tipo que ha estudiado en Cambridge y Suiza ser tertuliano en Intereconom铆a?驴Es su personaje pol铆tico un producto de la TDT y las tertulias?
En realidad en Intereconom铆a hab铆a d铆as en los que no se discut铆a mal, m谩s o menos te dejaban expresarte. Pero para nosotros era una cuesti贸n fundamental: hab铆amos llegado a la conclusi贸n de que los medios de comunicaci贸n, y en particular los formatos de las tertulias pol铆ticas, eran el instrumento fundamental para generar imaginario. Nos hab铆amos dado cuenta de que el estilo que nosotros manej谩bamos en la universidad, cuando d谩bamos charlas o hac铆amos seminarios, se alejaba mucho de las t茅cnicas a trav茅s de las cuales se informaba o formaba la opini贸n. Intentamos ser rigurosos y amenos, sabiendo que las t茅cnicas de la comunicaci贸n se basan en el mundo audiovisual y que ten铆amos que intentar manejar esas t茅cnicas, siendo al mismo tiempo rigurosos. Intereconom铆a, La Sexta Noche y Las Ma帽anas de Cuatro fueron como un entrenamiento. Recuerdo muchos de esos debates con much铆simo cari帽o. Y debatiendo en Intereconom铆a conoc铆 a gente muy valiosa. A Javier Nart, que ahora es eurodiputado de Ciudadanos y es un hombre maravilloso, al que quiero mucho, lo conoc铆 en El Gato al agua; al se帽or Alejo Vidal-Quadras, con el que me separan much铆simas cosas a nivel ideol贸gico pero que me parece un hombre inteligente, tambi茅n. Y tambi茅n all铆 fue la primera vez que escuch茅 debatir a Francesc Homs, de Democr脿cia i Llibertat. All铆 aprend铆 muchas cosas...
En aquel art铆culo, analizaba 鈥渓a incipiente crisis del r茅gimen postfranquista, enfangado en la corrupci贸n y la recesi贸n econ贸mica, y las oportunidades que ello ofrece a una formaci贸n pol铆tica popular que movilice el descontento social de los indignados鈥︹. 驴Cree que han aprovechado esa situaci贸n y est谩n haciendo todo lo posible para mitigar ese descontento? 驴No cree que el 鈥渞茅gimen鈥 est谩 todav铆a muy vivo?
Efectivamente, nos enfrentamos a adversarios poderos铆simos que est谩n acostumbrados a ganar siempre, incluso cuando parece que no han ganado a veces ganan tambi茅n, pero el juego es as铆. De momento, lo que hemos conseguido creo que nadie se lo pod铆a imaginar, creo que las 茅lites nunca vieron un actor con las capacidades que ha demostrado Podemos. Eso no quiere decir que a partir de ahora no vaya a ser dif铆cil, es m谩s, va a ser mucho m谩s dif铆cil, cada vez va a ser m谩s dif铆cil y yo creo que eso se nota. Nosotros fuimos capaces de patear el tablero, de reponernos y salir muy reforzados de ataques muy agresivos. Me acuerdo perfectamente de lo que me preguntaban en las entrevistas en octubre o noviembre, y creo que tuvimos un resultado electoral espectacular. Pero eso no cambia que la situaci贸n econ贸mica del pa铆s es dif铆cil, que el poder de las 茅lites es enorme, que nosotros podemos sufrir el desgaste de nuestras contradicciones y que la pol铆tica no termina de... Es extremadamente complicado. Bueno, pues tendremos que adaptarnos y seguir combatiendo, haciendo eso que ped铆a Gramsci: 鈥淣ecesitamos toda la fuerza, toda la inteligencia y toda la ilusi贸n en un combate que es dif铆cil y donde el adversario siempre es much铆simo m谩s poderoso鈥.
Eso recuerda un poco al Atleti del Cholo Simeone, una especie de tercera v铆a insumisa y solidaria contra la bipolaridad... deportiva y pol铆tica.
Siempre me ha entusiasmado el Cholo Simeone y su Atl茅tico de Madrid por eso. Es un equipo con menos recursos deportivos que los grandes y sin embargo con una enorme pasi贸n y un estilo muy descarado y muy disciplinado al mismo tiempo. Y probablemente por eso el Cholo ha conseguido colocar a su equipo al nivel del Real Madrid o del Bar莽a, y eso a m铆 me gusta. Me gusta su car谩cter.
Uno de sus lemas es "No consuman". Hay un video de 2013 en el que usted dice que le indigna que IU aceptara una consejer铆a de Turismo en Andaluc铆a y no exigiera un telediario. Eso son las cuotas de la RAI... Y a帽ad铆a que en Turismo solo se pod铆a crear empleo鈥
En aquella 茅poca pod铆a decir lo que me diera la gana, no hab铆a consecuencias en lo que dec铆a. Ahora tendr铆a que ser mucho m谩s prudente. Pero b谩sicamente la idea que pretend铆a transmitir es que si haces pol铆tica y vas a gobernar, quiz谩 tenga sentido, sobre todo si lo vas a hacer desde una posici贸n de debilidad, intentar intervenir en aquellas 谩reas que son m谩s importantes y donde realmente se pueden lograr cambios en la vida de la gente o en la construcci贸n del relato, que es una cosa fundamental en pol铆tica. Y eso lo sigo pensando.
驴En un hipot茅tico acuerdo de gobierno con el PSOE, incluir铆an una reivindicaci贸n de ese tipo? 驴Controlar los informativos?
Pero no necesariamente para que estuvi茅ramos nosotros. Nosotros tuvimos un debate sobre si gobernar o no con el Partido Socialista y al final todos tuvimos claro que si gobernamos, gobernamos. Si vamos en serio, vamos en serio. Y eso quiere decir que asumimos todas las contradicciones, todos los problemas, que podremos hacer cosas mal, que nos van a dar duro鈥 Pero que no vamos a hacer esto a medias. Gobernar implica asumir responsabilidades de gobierno y asumirlas en muchos 谩mbitos, las que puedan ser aparentemente m谩s sencillas y m谩s inocuas pero las m谩s importantes tambi茅n. Yo creo que eso forma parte del estilo de Podemos desde el principio. No nacimos para ser una fuerza pol铆tica testimonial o subalterna, sino para intentar ganar. A veces lo conseguiremos, a veces no, haremos cosas bien y cosas mal, pero desde el principio nuestra mentalidad ha sido ganadora. Creo que esa es una de las cosas que explica tambi茅n la ca帽a que nos dan. Hemos sido y somos muy osados y muy descarados, y es l贸gico que quien lleva muchos a帽os en esto diga: pero bueno, 驴qu茅 os hab茅is cre铆do? Seguramente, si no hubi茅semos sido as铆, no estar铆amos donde estamos.
Hablemos de Italia, 驴qu茅 aprendi贸 all铆?
Estuve primero de Erasmus cuando estudiaba cuarto de Derecho. Ese viaje me cambi贸 la vida, tambi茅n pol铆ticamente. Podr铆a decir que pol铆ticamente soy un italiano, en Italia hice mi cabeza para pensar la pol铆tica. Despu茅s he estado muchas m谩s veces para viajes m谩s cortos, y en 2007 estuve seis meses redactando mi tesis doctoral en Florencia鈥 El Erasmus lo hice en Bolonia. Era muy importante pol铆ticamente, con una hist贸rica alcald铆a del Partido Comunista pr谩cticamente desde despu茅s de la Segunda Guerra Mundial鈥 Bologna La Rossa, la capital de la Emilia Romagna鈥 Esos lugares tan importantes para el desarrollo italiano. All铆 aprend铆 much铆simo.
驴Conoci贸 los centros sociales? 驴Ley贸 a Gramsci y a Agamben, a los que tanto cita?
Cuando llegu茅 era militante de las Juventudes Comunistas, con todas sus cosas bonitas y sus encantos. Era una organizaci贸n muy cl谩sica, muy dogm谩tica, y adem谩s no era muy habitual entre los cuadros de las juventudes tener una formaci贸n cultural amplia. Hab铆a excepciones, en aquella 茅poca conoc铆 a Manolo Monereo, y desde entonces le empec茅 a admirar much铆simo. Italia era otro planeta. Cuando vi los centros sociales, cuando vi las librer铆as, cuando me empec茅 a adentrar en las historias de los movimientos sociales de los a帽os 70鈥 Se abri贸 otro mundo. All铆 conoc铆 a amigos con los que despu茅s he coincidido en Podemos: a Gemma Ubasart, que tambi茅n estaba de Erasmus. All铆 empezaron una serie de lecturas, aprend铆 un idioma que no tiene la misma utilidad que el ingl茅s... Pero para la pol铆tica saber italiano marca la diferencia. Poder leer Il Manifesto, La Repubblica, tener acceso a unos textos que solo est谩n en italiano鈥 Italia tuvo mucha influencia sobre algunas generaciones de activistas madrile帽os y de otros lugares, y seguramente tiene mucho que ver con la forma en la que se hizo Podemos.
驴Estaba en G茅nova cuando sucedi贸 la masacre de la Escuela D铆az?
Estaba en el autob煤s volviendo a Espa帽a, era uno de los portavoces del Movimiento de Resistencia Global de Madrid, y como hablaba italiano estuve en la avanzadilla. Fue un movimiento que analic茅 con much铆simo detalle en mi tesis doctoral. Hice una versi贸n de la tesis, que es 鈥楧esobedientes鈥, que cuenta aquello con mucho detalle...
Un inciso. Willy Veleta quiere saber con qui茅n va a ver el nuevo episodio de Juego de Tronos
Es un secreto que me voy a llevar a la tumba.
驴Con el Rey? 驴Con el Rey em茅rito?
No lo puedo decir. 驴Te imaginas? Los dos en un sof谩 tapados con una manta...
驴Usted cree que Jon Snow鈥 s铆 o no? Sin hacer spoiler...
A m铆 me encantar铆a que s铆. Le铆 en la prensa que ten铆a contrato, as铆 que eso me hace so帽ar con que se salva, pero no tengo ni idea de lo que pasar谩.
Bloque 2. 驴CRISIS, QU脡 CRISIS?
"Nadie es imprescindible en Podemos, tampoco sobra nadie"
驴Hace cu谩nto tiempo que conoce a 脥帽igo Errej贸n?
Nos conocimos cuando yo empec茅 a estudiar la segunda carrera, en Pol铆ticas. Nos llevamos cinco a帽os. Yo tendr铆a 23 y 茅l 18.
脡l era un benjam铆n entonces.
En realidad nunca ha dejado de serlo...
Un lector pregunta si son conscientes del tir贸n social que tiene la dupla Pablo Iglesias-Errej贸n. Y a帽ade: 驴Qu茅 aporta cada uno a Podemos?
En Podemos todos aportamos y Podemos no se explica por una, dos o cuatro personalidades. Eso es importante. Incluso en una fuerza pol铆tica como la nuestra en la que el liderazgo fue desde el principio un instrumento pol铆tico imprescindible. Ahora hay una coralidad y una necesidad de recuperar el protagonismo de la gente que yo creo que nos deber铆a hacer pensar que Podemos no es el resultado de una, de dos, de cuatro personalidades y de c贸mo se relacionan. En este caso 脥帽igo y yo hemos trabajado juntos much铆simos a帽os y ha habido una compenetraci贸n intelectual enorme. Hemos hecho muchas cosas juntos, probablemente no haya nadie con quien yo haya firmado tantos art铆culos acad茅micos como con Errej贸n. Aun as铆 Podemos est谩 por encima de m铆, por encima de 脥帽igo y por encima de cualquier otro compa帽ero.
驴C贸mo definir铆a sus visiones pol铆ticas respectivas? Se dice que Errej贸n es m谩s peronista, amante del populismo latinoamericano, y que usted ser铆a m谩s un comunista. 驴Responde a la realidad o es esquem谩tico?
Son etiquetas que facilitan la literatura, la manera en que se puede construir un relato, las explicaciones de las cosas. En realidad la formaci贸n intelectual del primer grupo de personas de Podemos tiene que ver con una pr谩ctica colectiva en la que nos pudimos especializar en diferentes cosas y en la que hay una serie de elementos comunes que nos definen como grupo. Por una parte, el inter茅s que todos ten铆amos en los fen贸menos latinoamericanos, por otra parte nuestras experiencias militantes en movimientos sociales, colectivos de la izquierda radical, y a partir del 15M, a trav茅s de la discusi贸n que introdujimos en La Tuerka, una reflexi贸n muy coral en la que participamos muchos sobre las posibilidades de intervenci贸n pol铆tica en Espa帽a. Todo eso, marcado por nuestro trabajo. Asesoramos a IU, yo estuve despu茅s en Galicia con Alternativa Galega de Esquerda. Todas esas experiencias, unidas al hecho de que yo hab铆a conseguido abrirme un hueco en los medios de comunicaci贸n, nos permitieron lanzar una apuesta pol铆tica, que fue Podemos. Las etiquetas que tratan de identificar ideol贸gicamente a todos y situarnos para ver qui茅n est谩 m谩s a la izquierda, qui茅n es m谩s moderado鈥 Se producen porque facilita la lectura, el relato. Pero son demasiado esquem谩ticas para entender c贸mo pensamos. Lo mejor para entendernos es leer lo que producimos y lo que escribimos, los di谩logos entre nosotros...
驴Cu谩ntas almas hay en Podemos, cu谩les son las corrientes? Comunistas, anticapitalistas, populistas, indignados del 15M, asociados a CEPS, cristianos de base鈥
Hay una multiplicidad de posiciones y de historias personales y de biograf铆as, pero en Podemos, por suerte, de momento, no dir铆a que hay diferentes corrientes o almas sino diferentes maneras de ver las cosas, en las que basculamos muchas veces nosotros mismos. Cualquiera que viera un debate en el Consejo Ciudadano o en la Ejecutiva ver铆a c贸mo cualquiera de nosotros basculamos, en funci贸n de los temas y de la discusi贸n concreta. Aunque es muy atractivo calificar con etiquetas y las categor铆as permiten hacer mapas que nos dan la impresi贸n de entender mejor las cosas, ser铆a muy dif铆cil definir Podemos como una suma de familias pol铆ticas que se identifiquen con esas etiquetas. Creo que los elementos fundamentales de Podemos los compartimos todos y que luego en las cosas que podemos discrepar, no discrepamos como grupos organizados, sino como individuos; y eso es positivo.
驴Qu茅 ha pasado en estas 煤ltimas semanas, qu茅 balance hace de lo que ha ocurrido en el partido?
En pol铆tica a veces hay que hacer cambios, mejoras. Esos cambios a veces son dif铆ciles y tienen consecuencias dif铆ciles o incluso desagradables. Pero son imprescindibles. A m铆 como secretario general me corresponde tomar una serie de decisiones. A veces son muy agradables, divertidas de tomar, y otras son dif铆ciles y desagradables pero no menos necesarias para que vayamos haciendo las cosas mejor. En el caso de una pol铆tica tan nueva, en una fuerza pol铆tica en la que el cari帽o y el amor entre nosotros ha sido tan determinante, seguramente cualquier cambio, cualquier decisi贸n dif铆cil se acusa m谩s. Pero eso forma parte de lo que somos y a m铆 me gusta que seamos as铆. Que a nosotros se nos note la tristeza cuando tomamos una decisi贸n dif铆cil en lugar de una sonrisa mal dada creo que habla bien de nosotros.
驴Dir铆a que ha sido una crisis, una fractura, una implosi贸n, una pre-refundaci贸n? 驴O un golpe de mano de la Secretar铆a General?
Dir铆a que es un cambio que recoge una tendencia que es necesaria. Se lo dec铆a a los secretarios de organizaci贸n cuando hablaba con ellos, les dec铆a que el modelo organizativo surgido de Vistalegre fue seguramente imprescindible para esa etapa pero que ahora toca abrir una etapa nueva, una etapa en la que necesitamos m谩s protagonismo de los territorios, de los c铆rculos, una etapa distinta a aquella en la que ten铆amos que construir un partido a toda velocidad y afrontar una serie interminable de procesos electorales que eran dif铆ciles. Ahora ya somos otra cosa, estamos mucho m谩s consolidados y creo que toca recuperar un tono organizativo distinto que apueste de manera inequ铆voca por el protagonismo de la gente y de los c铆rculos. Por eso creo que si el Consejo Ciudadano tiene a bien respaldar la candidatura de Pablo Echenique para ser secretario de Organizaci贸n, creo que 茅l va a encarnar de manera perfecta ese cambio de tono.
Emple贸 un tono muy duro en el comunicado de la destituci贸n de Sergio Pascual, en el que algunos han visto un tufo al viejo PCE. Quiz谩 sus votantes echan de menos un poco de autocr铆tica. 驴Qu茅 errores cree haber cometido desde el 20D? 驴Es consciente de haber cometido errores?
Seguramente s铆. Cualquier error pol铆tico que cometa la organizaci贸n yo lo tengo que asumir como propio. La cr铆tica y la autocr铆tica son fundamentales. Muchas veces nosotros, y yo en particular, no somos capaces de comunicar con eficacia. Eso implica un manejo de los tonos y de los registros con los que, a veces, acertamos, y con los que, otras, no acertamos. Eso est谩 muy bien verlo, y cuando te das cuenta de que lo pod铆amos haber hecho mejor, pues tratar de mejorarlo.
Para ser concretos 驴est谩 hablando de la cal viva y del beso a Pedro? Me refiero al tono...
No necesariamente... En los debates parlamentarios los tonos son duros. Hay que recordar las cosas que se nos dijeron a nosotros. Pero es verdad que muchas veces los tonos pausados y calmados son m谩s eficaces que los tonos m谩s duros. Eso es una cosa que tambi茅n se va aprendiendo con el tiempo. No es menos cierto tambi茅n que nosotros estamos donde estamos precisamente porque a veces supimos mantener un tono duro. Mientras el cinismo campaba a sus anchas en los discursos pol铆ticos, nosotros fuimos capaces de hablar pol铆ticamente del dolor. De decir que mientras estamos hablando aqu铆, hay gente que est谩 sufriendo mucho, gente a la que est谩n echando de sus casas y gente que lo est谩 pasando muy mal. Pero la pol铆tica tambi茅n es el arte de la modulaci贸n, y la clave es saber encontrar en cada momento el tono que funciona mejor.
Ha dicho antes que ten铆a mucha complicidad con Errej贸n. En pasado. 驴Teme que acabe y茅ndose del partido?
No lo creo. Del mismo modo que nadie es imprescindible en Podemos, tampoco sobra nadie en Podemos. Estoy convencido de que todos, en este proceso y en este camino, seguiremos aportando lo mejor de nosotros mismos.
驴Qu茅 errores ha cometido Errej贸n?
Yo creo que 脥帽igo lo ha hecho bastante bien. Es una magn铆fica cabeza, es un magn铆fico intelectual que adem谩s practica la pol铆tica, es un intelectual 煤til, con el que ha habido una gran complicidad. Y estoy convencido de que la colaboraci贸n intelectual y pol铆tica con 脥帽igo y con todos los dem谩s compa帽eros, con Carolina Bescansa, Rafa Mayoral, Pablo Bustinduy鈥 con todos los compa帽eros con los que trabajo va a continuar, porque adem谩s es un elemento imprescindible dentro de Podemos. La pol铆tica tambi茅n tiene fases, tiene 茅pocas, y todos estamos madurando mucho: estas semanas en las que han ocurrido d茅cadas, estos meses en los que ha pasado tanto tiempo en Espa帽a, nos han hecho madurar. Lo que estamos viviendo son momentos de maduraci贸n que pueden tener sus puntos dolorosos pero creo que nos van a sacar mucho m谩s fuertes y mucho m谩s eficaces. Nosotros, al fin y al cabo, hemos tenido que hacer en dos a帽os lo que otros han podido hacer en diez o en quince. Es l贸gico que eso implique ciertos momentos traum谩ticos, es normal.
Emmanuel Rodr铆guez ha escrito en Diagonal que los dimitidos del Consejo Ciudadano y otros errejonistas llevaban meses negociando con el PSOE y C鈥檚 una moci贸n de censura contra el PP en la Comunidad de Madrid. 驴Usted lo supo?
Yo habl茅 con Jos茅 Manuel L贸pez (l铆der de Podemos en la Asamblea de Madrid), que me transmiti贸 esa posibilidad, y le dije que era, evidentemente, una posibilidad interesante, que era una cuesti贸n enormemente importante que ten铆amos que debatir con calma, que de alguna manera revelaba una contradicci贸n de Ciudadanos, que ante la posibilidad de un gobierno distinto en la Comunidad de Madrid daba la impresi贸n de que prefiere al Partido Popular. Es una opci贸n que hay que pensar y efectivamente s铆 me han transmitido que es algo a lo que estaban dando vueltas...
驴Y eso lo hizo un grupo af铆n a Errej贸n sin su conocimiento?
En ning煤n caso. De hecho, en el Parlamento no se funciona por grupos ni por corrientes. En todos los parlamentos se funciona org谩nicamente como grupo parlamentario y evidentemente tienes que informar, y las decisiones las toma el Consejo Ciudadano, como no podr铆a ser de otra manera.
Hablemos de las confluencias. Las relaciones con Galicia, Valencia y Catalunya no parecen demasiado fluidas...
Yo creo que en esos tres lugares el resultado electoral de los encuentros, que en cada sitio han tenido matices diferentes, han sido buenos. La uni贸n de Podemos con otros actores pol铆ticos, tanto en Catalu帽a como en la Comunidad Valenciana como en Galicia ha producido resultados electorales espectaculares. En Catalu帽a, al igual que en Euskadi, donde 铆bamos solos, hemos sido la primera fuerza pol铆tica, y en la Comunidad Valenciana y en Galicia, igual que en Madrid, en Canarias, en Navarra y en Baleares, donde 铆bamos solos, hemos sido segunda fuerza. Creo que las cosas van bastante bien y hay bastante satisfacci贸n por parte de todos los actores respecto a c贸mo han funcionado esas confluencias, y estoy convencido de que se repetir谩n. Hay una relaci贸n en algunos casos de verdadera amistad, por ejemplo, con Yolanda D铆ez en Galicia, es amiga m铆a desde hace muchos a帽os, pol铆ticamente nos entendemos muy bien, con Xos茅 Manuel Beiras me entiendo muy bien, con M贸nica Oltra me entiendo de maravilla, as铆 como con los compa帽eros catalanes... Creo que las cosas han funcionado muy bien.
Gerardo Tec茅, desde Sevilla, le pregunta: Catalu帽a y Andaluc铆a han sido tradicionalmente las grandes bolsas de votos que han llevado al PSOE al Gobierno estatal. Parece claro que son las mismas bolsas de votos que Podemos necesitar铆a para no ser acompa帽ante, sino cabeza de cartel. En Catalu帽a las cosas les van bien, pero en Andaluc铆a, que es el lugar donde el paro y la desigualdad pegan m谩s fuerte, un lugar que te贸ricamente debiera ser terreno sembrado para Podemos, est谩n muy, muy lejos del PSOE. Les doblaron en voto en las generales. 驴A qu茅 se debe?
A la estructura social de Espa帽a. Aun as铆, lo que nosotros hicimos en Andaluc铆a es incre铆ble, en las elecciones de marzo tuvimos m谩s del 14% y en las elecciones generales, en torno al 17%, 隆en Andaluc铆a! Es verdad que nuestro voto se ha concentrado, como hist贸ricamente el voto del cambio en Espa帽a, en las grandes ciudades y las periferias, en zonas m谩s industrializadas. Aun as铆, el resultado en Andaluc铆a, para lo que es la estructura social de este pa铆s y de Andaluc铆a, es impresionante. Es un desaf铆o mejorarlos. Teresa Rodr铆guez tiene muy claros los pasos que tenemos que dar para seguir avanzando en Andaluc铆a y ganar. El an谩lisis de Gerardo es correcto: para el Partido Socialista fueron fundamentales esos dos bastiones simult谩neamente, Zapatero no hubiera ganado sin contar los resultados en Catalu帽a y en Andaluc铆a. En Catalu帽a parece que ahora la fuerza hegem贸nica somos nosotros y en Andaluc铆a va a costar un poco m谩s pero creo que estamos trabajando en la buena direcci贸n.
Est谩 usted entrando en la segunda parte de la entrevista a Pablo Iglesias, secretario general de Podemos.
En estos dos 煤ltimos bloques, Iglesias analiza de forma exhaustiva la situaci贸n pol铆tica espa帽ola y, m谩s brevemente, la europea.
Durante la conversaci贸n, Iglesias muestra su cara m谩s profesional, suave y constructiva. Vestido con piel de cordero, usa a menudo el latiguillo 鈥測o creo que鈥 para dar una imagen m谩s dialogante y escapar de las reiteradas acusaciones --incluso internas-- de arrogancia. Afirma que la gran coalici贸n ser铆a un suicidio para el PSOE, y anima a los socialistas a volver a su programa electoral y a abandonar el "pacto de derechas" con Ciudadanos para formar un gobierno con Podemos, IU, Comprom铆s y los votos favorables del PNV, incidiendo en que la abstenci贸n de los grupos catalanes, que el PSOE se niega en redondo a negociar, no supondr铆a ning煤n deshonor o trauma.
Iglesias argumenta que, si el PSOE rectifica tres puntos clave de su acuerdo con C鈥檚 (reforma laboral, reforma fiscal, salario m铆nimo), Podemos no pondr谩 ning煤n obst谩culo a que Pedro S谩nchez sea presidente, y devolvi茅ndole la an谩fora de la investidura, a帽ade que, si este quiere, puede haber un Gobierno progresista "la semana que viene鈥.
Al mismo tiempo, el l铆der del partido morado subraya que la presi贸n que ha sufrido S谩nchez por parte de su partido y de los poderes financieros es "asfixiante", y reitera la idea de que esos poderes no dejar谩n que el PSOE pacte con Podemos. Pero descarta que su partido se plantee abstenerse in extremis para dejar gobernar en minor铆a al PSOE con C's: "Cuando una fuerza pol铆tica con 5,3 millones de votos le dice a otra con 5 millones, en una situaci贸n en la que podr铆an gobernar juntos perfectamente, 'no, usted pase a la oposici贸n, que va a influir mucho鈥'. Pues lo mismo podr铆amos decir nosotros: pasen ustedes a la oposici贸n e influyan".
Sobre Europa, cuenta que mantienen contactos con diversas fuerzas de izquierda (Bloco de Esquerda, PS belga, disidentes del PS franc茅s, M茅lenchon...) para forjar alianzas capaces de modular la pol铆tica econ贸mica de la UE. Su idea es que "hay que construir un nuevo espacio con los sectores de la socialdemocracia que quieren recuperar los estados del bienestar en Europa".
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


Frases de libros #2 Las mejores citas, pensamientos y frases sobre lectura y libros TOP 10  Citas 2014  Frases Favoritas 10 libros sobre m铆 73 Bonitas Citas de Libros Famosos Mi Opinion sobre VIOLET Y FINCH  Marianna G Citas De Osho Sobre El tantra Frases bonitas de libros Frases para reflexionar sobre la vida Frases de libros鉁 Frases de libros: las mejores

Citas y Frases de Libros 馃 Bonitas Cortas de Amor Famosas ...

  1. Frases de libros #2
  2. Las mejores citas, pensamientos y frases sobre lectura y libros
  3. TOP 10 Citas 2014 Frases Favoritas
  4. 10 libros sobre m铆
  5. 73 Bonitas Citas de Libros Famosos
  6. Mi Opinion sobre VIOLET Y FINCH Marianna G
  7. Citas De Osho Sobre El tantra
  8. Frases bonitas de libros Frases para reflexionar sobre la vida
  9. Frases de libros鉁
  10. Frases de libros: las mejores

31 frases sobre lecturas y libros. Las mejores citas, pensamientos y frases sobre lectura y libros. Ranking sacado por votaci贸n popular en la red. Tambi茅n contiene algunas frases extra para ... Sign in to make your opinion count. Sign in. 8,273 56. Don't like this video? ... LAS MEJORES CITAS CORTAS DE LIBROS!! 馃槏馃槏 - Frases celebres para DEDICAR - Duration: 1:37. LAS 4 LLAVES T脕NTRICAS DEL 脡XTASIS. 4 T茅cnicas del Tantra para vivir intensamente. - Duration: 10:25. Maite Dom猫nech Riera 37,639 views Espero les guste! :) Manito arriba!! Compartan y suscribanse ;) sugerencias en los comentarios. Sign in to make your opinion count. Sign in. 3,127 26. Don't like this video? ... LAS MEJORES CITAS CORTAS DE LIBROS!! 馃槏馃槏 - Frases celebres para DEDICAR - Duration: 1:37. Hola! Hoy les traigo un Top 10 con mis citas / frases favoritas de los libros que le铆 en el 2014. No olviden compartirme cuales fueron tus frases y citas favoritas de los libros que tu le铆ste ... Opini贸n: Violet y Finch en #Netflix - Duration: 7:06. Fuera de Foco Recommended for you. 7:06. TOP 10: 隆Recomendaciones de libros de romance! - Duration: 10:58. Grandes citas de libros famosos, de grandes autores como William Shakespeare, Charles Dickens, Stephen King, Tolkien, Paulo Coelho, Leo Tolstoy o Lewis Carroll. Sign in to make your opinion count. Sign in. ... LOS 50 LIBROS DE MI VIDA 馃摎 50 libros sobre mi - Duration: ... TOP 10 CITAS 2017 - Duration: 16:29. Grandes citas de libros famosos de autores como William Shakespeare, Charles Dickens, Stephen King, Tolkien, Paulo Coelho, Leo Tolstoy o Lewis Carroll. Sigue...